Antes de empezar tu negocio, ¡consíguete un socio!

Normalmente cuando se piensa en un emprendedor, se le visualiza como una clase de héroe, un personaje que tiene una lucha contra el mundo. Conozco a personas que cuando empiezan a desarrollar su idea de negocio lo hacen solo, y son estas personas que mientras más avanzan en el camino del emprendedurismo su mente se llena de nervios y preocupaciones, saben a donde quieren llegar pero no saben como empezar. La respuesta a esto es: conseguir un socio.

El motivo es sencillo, llega un momento en la vida de todo emprendedor en donde se encuentra a la orilla de un trampolín, quiere saltar pero tiene miedo. Aquí precisamente es cuando necesitas que alguien te de el empujón. Cuando se tiene un socio, normalmente él está lleno de confianza los días en los que tú no. Tu socio estará lleno de ideas y con ganas de trabajar cuando tú estés paralizado por la duda. Y cuando tu socio esté con los ánimos caídos tú estarás lleno de confianza. Así funciona. Los dos se necesitan. Así se empieza un negocio.

Pero, ¿qué necesita una alianza como esta para que funcione? Margaret Heffernan, emprendedor y autora del libro Willful Blindness, comparte 5 aspectos a considerar para que la relación con tu socio sea efectiva.

1.- Diferentes habilidades

Al iniciar mi primera idea de negocio, yo tenía poca noción de los conceptos administrativos y financieros que este proceso conllevaba, gracias a dos de mis socios pude adentrarme más fácilmente y aportar ideas en la toma de decisiones.

2.- Confianza

Mis socios y yo somos amigos, desde hace muchos años, sabíamos que no poseíamos todo el conocimiento o habilidades para desarrollar nuestra idea de negocio; pero siempre hemos confiado que cada uno desarrollará las habilidades que nuestro negocio necesita.

3.- Habilidades para resolver conflictos

No empiecen a pelearse por quien tiene que puesto o quien hace qué dentro de la empresa. Mantenlo simple. Piensa en cómo se resolverán los desacuerdos. Realiza o construye un proceso justo en el que se pueda tomar la mejor decisión.

4.- Mente abierta

A través del proceso de crecimiento de tu idea de negocio, muchas cosas cambiarán, nada se mantiene igual como fue escrito en el plan de negocios. Esto no afecta si tu socio y tú permanecen en el mismo canal. Es mucho más importante descubrir qué funciona que seguir un plano.

5.- Acuerden servir al negocio

Al crear una compañía, se debe de servir a ella. Probablemente en algún punto, alguno de los miembros ya no vaya en la misma dirección que la compañía, es en este momento cuando se tienen que dejar ir. Hay que entender que no se trata de uno, sino lo que es mejor que la compañía. Pon primero a la compañía.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor y jefe de redacción de The Enterpriser; experto en el impacto que tienen las tecnologías de información dentro de los negocios. Síganlo en Twitter.

Anuncios

Un comentario sobre “Antes de empezar tu negocio, ¡consíguete un socio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s