“The Producers”, la importancia de la pasión y de soñar.

Los Productores es una película de no hace muchos años estelarizada por Mathew Broderick sobre un contador público en los 40’s que desea ser productor en Broadway. Lejos de los muy discutibles métodos empresariales empleados por el personaje de Broderick (Leo Bloom) y su socio Max Bialystock hay una escena que me gusta mucho y que comparto con ustedes:

Resulta que Leo Bloom siempre quiso ser productor de Broadway, vivir del showbiz, rodeado de glamorosas estrellas extranjeras con “un sombrero y copa y un bastón”. Pero algo en el camino salió mal. Algo en el camino se le atravesó y termino siendo algo bastante alejado de sus anhelos originales: contador público. No es que ser contador público no sea una profesión bonita, son personas muy inteligentes y fundamentales para el funcionamiento de la economía y las empresas. Es sólo que es una elección peculiar para alguien que desea dedicarse al entretenimiento y la cultura.

Pero un día Leo Bloom se permitió soñar después de conocer al ídolo de su juventud. Y siguió soñando hasta llegar a tener esa bonita secuencia musical de más arriba. ¿Cuántos de nosotros nos permitimos soñar así? ¿Has pensado como vas a recoger tu primer cheque de tu primer clientes? ¿Cómo te vas a vestir el día que inaugures tu empresa? ¿Y a los diez años de fundación quienes van a hablar de lo difíciles y maravillosos que han sido?

Yo incluso tengo soundtrack para esos momentos.

Los sueños no le faltaban a Leo Bloom pero la pasión, es caso a aparte. Por pasión aquí me refiero a vivir realmente por alcanzar esos sueños, permitir que nuestros sueños se conviertan en un fuego que alimente la vida, eso es pasión.

Yo amo el cine. Sueño con algún día compartir mi pasión con todo el mundo y producir una película (Yep… I wanna be a producer) por eso todos los días checo portales de cine, compro centenares de películas y no vivo a gusto si no voy por lo menos una vez a la semana al cine. Funde un club de cine en mi universidad y gracias a eso pude conocer al Patas Lozano, director de Matando Cabos, y muchos otros chavos que, de manera diferente a la mía, viven la pasión por el séptimo arte.

Soñar y vivir pasiones no son la clave del éxito como tampoco lo es solo el trabajo duro. Sin embargo, una cosa sin la otra es como la sal sin la pimienta… simplemente la vida no sabe tan bien.

Esteban Sánchez es un experto en negocios y emprendimiento, además de ser un apasionado del cine y las industrias del entretenimiento. Fundador y miembro activo de organizaciones que promueven el cine como arte y el espíritu emprendedor. Síganlo en Twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s