Propósitos de año nuevo ¿Por qué no tener una empresa?

No son pocas las personas que se fijan propósitos de año nuevo y tampoco son pocas las que los olvidan para la primera semana de enero. Muchos de quienes leerán estas líneas seguramente han pasado por experiencias similares. También puedo apostar a que hemos pasado por muchos propósitos genéricos como “hacer más ejercicio”, “leer más”, “ponerse a dieta”, “aprender a tocar algún instrumento”, etcétera. Ese tipo de propósitos son aburridos y, por lo tanto, cero por ciento inspiradores.

Los propósitos de año nuevo, como las misiones modernas de empresas, deben de ser inspiradores. Un buen propósito debe de metérsele a uno hasta los huesos y hacernos imaginar cómo nuestra vida será mejor cuando lo cumplamos. ¿Por qué no escoger un propósito ambicioso (solo uno) con el cual comprometernos en serio? Y bueno, ya que estamos en este blog sobre negocio les propongo, que su propósito sea poner una empresa, convertirse en empresario. ¿Se animan? Sigan leyendo los valientes.

Planeación estratégica para cumplir el propósito de año nuevo

Pero, se preguntaran ¿En que se diferenciaría este nuevo propósito de cualquier otro? Bueno, si te emocionaste al leer la propuesta o por lo menos te interesaste en ver que te tenemos que decir es ganancia y estás inspirado. La inspiración forma al emprendedor. Una vez que tengas esa inspiración es momento de buscar una idea de negocios, si ya la tienes mejor. Si no puedes buscar un poco en Internet o dedicarle una tarde a pensar en una necesidad no satisfecha o no completamente satisfecha.

Lo recomendable es redactar un objetivo formal sobre este propósito, como por ejemplo:

“Tener un negocio (si ya sabes qué tipo de negocio deseas aquí se especifico) operando con 30 clientes recurrentes para finales de 2013”

Todos los objetivos deben de tener algo que nos permita conocer cuando se cumplieron (30 clientes recurrentes) y un plazo (finales de 2013). Con este objetivo general podemos ir estableciendo objetivos a más corto plazo, algunos que podamos ir cubriendo mensualmente así como tácticas y acciones específicas. Para elegir mejor esto lo recomendable es hacer una lista a conciencia de lo que creemos necesitar tanto en recursos como habilidades y clasificarlo en lo que no tenemos y lo que nos hace falta, algo así como un análisis de fortalezas y debilidades.

Por ejemplo, digamos que queremos poner una startup para desarrollar un app que se nos ocurrió pero yo no soy programador, hasta poner los relojes a la hora se me dificulta. Un propósito para el mes de enero podría ser integrar un equipo con un diseñador y un programador. Luego hay que especificar acciones a realizar para cumplir ese objetivo (estas son las tácticas). En nuestro ejemplo podrías poner anuncios en universidades o en tus redes sociales o buscar algún contacto en Linkedin.

Eso lo debes de ir haciendo para cada mes, es decir, establecer pequeños objetivos y las acciones a realizar para cumplirlos. Puedes ponerles fechas y plazos como en los diagramas de Gantt que se utilizan en la planeación de proyectos. Todo esto como si fuera un pasó a la vez, un proyecto individual al mes pero que en su conjunto puede irte ayudando a cumplir el objetivo de tu propósito de año nuevo.

Consejos

Adicionalmente querrás aprender un poco más sobre negocios para ir cumpliendo tus objetivos. En ese caso es recomendable que en tu planificación incluyas leer algunos libros sobre el tema de tu negocio cada 15 días, esto es importante porque ir conociendo más sobre el tema e integrar el vocabulario y el pensamiento propio del mismo es fundamental para tu éxito como emprendedor. Además de que te mantendrá inspirado.

También hay libros “obligatorios” si deseas conducir tus procesos de emprendimiento como te lo proponemos. The Lean Startup y El mito del emprendedor son altamente recomendables.

Visita páginas sobre negocios como SoyEntrepreneur.com, pepeytono.com.mxy, por supuesto, The Enterpriser.

En tus perfiles de redes sociales cambia tu información para que incluya tu nueva actividad empresarial y cuéntale de tu propósito a quien más confianza le tengas. Esto es para sentir un poco de presión social que siempre es buena para cumplir propósitos de año nuevo.

Busca mentores y guías, si puedes entrar a una incubadora de empresas. En Enero muchas incubadoras, como las del Tecnológico de Monterrey, abren sus procesos de admisión.

Mucha suerte y muchas ganas

Si decides tomar el camino del emprendimiento este año, algo altamente recomendable, lo mejor es que lo hagas convencido porque la suerte no lo es todo. El primero que debe convencerse de que esto va a funcionar eres tú, sin eso jamás habrá el elemento clave que permite cumplir los propósitos de año nuevo y lo que diferencia a los emprendedores de los empresarios: la perseverancia.

Esteban Sánchez es un experto en negocios y emprendimiento, además de ser un apasionado del cine y las industrias del entretenimiento. Fundador y miembro activo de organizaciones que promueven el cine como arte y el espíritu emprendedor. Síganlo en Twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s