Las pasiones no valen nada, sigue tus esfuerzos.

Es lógico suponer que por cada unidad de esfuerzo ejercido un cierto efecto neto resultará. Aunque esto claramente no funciona al tratar de mover montañas con pica dientes o crear remolinos nadando en círculos. Una cosa es segura: si aplicamos toda nuestra energía en cierta tarea o meta, el moméntum tomará efecto, y cómo la aceleración incrementa se necesita menos esfuerzo en mantener la velocidad.

Mientras más duro trabajes, más trabajo, dinero y oportunidades se presentarán, algunas veces de lugares impensables.

Cada vez que se presente una nueva situación o proyecto, busca donde enfocar tus esfuerzos poco a poco, de ahí usa el 100% de tus esfuerzos y verás que la tarea se hará cada vez más fácil.

Mark Cuban, emprendedor multimillonario, inversionista, estrella de TV y dueño de los Maverick de Dallas, compartió en su blog lo siguiente:

Lo oigo todo el tiempo de la gente: Soy apasionado sobre esto, no renunciaré, es mi pasión. O escucho este consejo a estudiantes y demás: “Sigue tus pasiones”.

Que montón de mi#$%a. “Seguir tus pasiones” es el peor consejo que alguien puede dar.

¿Por qué? Porque todos están apasionados por algo. Y usualmente acerca de más de una cosa. Nacemos así. Siempre habrá cosas que amemos hacer. Que soñamos con hacer. Pero estas pasiones no valen ni un níquel.

Piensa en todas las cosas de las que has estado apasionado en tu vida. Piensa en todas las pasiones de las cuales consideraste hacer una carrera, una empresa. ¿Cuántas eran? ¿Por qué brincaste de una a otra? ¿Por qué no fuiste capaz de hacer una carrera o negocio de alguna de ellas? O, si has tenido la oportunidad de tener éxito, ¿a qué se debió, a tu pasión o el esfuerzo que pusiste?

Si realmente quieres ver hacia dónde vas, mira en donde ocupas tu tiempo. El tiempo es el activo más importante que no controlas. Puedes no darte cuenta, pero cómo uses o no uses tu tiempo te va a indicar donde estarás.

Haciéndolo más claro:

1.- Cuando trabajas duro en algo te conviertes bueno en ello.

2.- Cuando te conviertes bueno haciendo algo, lo disfrutas más.

3.- Cuando disfrutas hacer esto, hay una gran probabilidad de que te conviertas más apasionado sobre eso.

4.- Cuando eres bueno haciendo algo, apasionado y trabajas todavía más duro  para mejorar y ser el mejor, cosas buenas pasan.

El valor del trabajo duro no puede ser sustituido por nada en el mundo. Es la esencia, la fuerza vital, y la razón del éxito.

Mark Cuban finaliza con:

No sigas tus pasiones, sigue tus esfuerzos. Estos te guiarán hacia tus pasiones y tu éxito, sin importar como lo definas.

Este consejo puede ser cuestionable para algunos, y para otros no. Desde mi perspectiva tiene sentido: Puedes tener pasión, pero no hay nada que la mantenga viva más que el esfuerzo que estás dispuesto a dar.

Si quieres éxito, tienes que estar dispuesto a dar lo mejor, a dar el máximo esfuerzo.

Cristopher Ramírez es jefe de redacción en The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Ingeniero en Tecnologías de Información convertido en emprendedor de tiempo completo. Síganlo en Twitter @Cris_Rmz

Anuncios

Un comentario sobre “Las pasiones no valen nada, sigue tus esfuerzos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s