¿Por qué ser ambicioso lleva al éxito?

Desde pequeños se nos ha enseñado que no debemos de ser ambiciosos, esto debido a que, de acuerdo a la sociedad, la ambición es mala. Pero mucha gente confunde la avaricia con ambición. Lo cual confunden también con la codicia. Pero son términos totalmente diferentes.

La avaricia es algo negativo, en sí es el atesoramiento excesivo de riquezas, solo el afán de tener. La codicia es algo positivo, como lo comenté en un artículo pasado de esta serie, es el deseo de tener más, ya sea dinero, amor o habilidades, sin temor a sacrificar dinero o tiempo para llegar más lejos.

Pero la ambición es un término demasiado abstracto. Tan abstracto que la única manera de describirla es usando otro término abstracto: el poder. Estos dos conceptos van de la mano. Si eres ambicioso, todo tu ser solo busca una cosa: poder.

Y aquí es cuando se hace la diferencia entre la ambición y la codicia. Mucha gente cree que tener mucho dinero es sinónimo de tener poder y es por eso que van detrás del dinero. Pero al final cuando nosotros perecemos y dejamos este mundo,  el dinero se va de ti, ya no lo tienes; pero el poder dura para siempre: en forma de tu legado y es recordado por todos aquellos que en vida te temieron y/o te respetaron.

La codicia busca más y más riquezas (dinero, amor, habilidades, etc.), pero alcanzar todo eso no significa que seas poderoso. El poder no se mide en cantidades, eres poderoso o no lo eres. Los poderosos son aquellas personas que hacen girar al mundo, aquellos que son los líderes de los países, de las industrias, de las innovaciones y de los mercados.

Estas personas controlan el mundo y el control es el verdadero y único poder.

Las personas que han alcanzado este privilegiado poder son aquellos que influencian la cultura, economía, política y en general la dirección de naciones enteras. Una palabra o acción de estas personas puede cambiar la vida de millones, inclusive de miles de millones de personas.

(Si no saben a quienes me refiero, Forbes tiene una lista bastante adecuada, esta del año 2012: http://www.forbes.com/powerful-people/list/)

Y claro, todas las personas de esa lista también tienen muchísimo dinero, pero la historia nos ha enseñado que no es necesario tener dinero para tener un gran poder. Inclusive hubo personas que sin mucho dinero o inclusive casi nada, tuvieron más poder que cualquiera de los 71 que están en la lista anterior, y algunos de ellos todavía ejercen gran influencia al mundo.

Ejemplos de estas personas son: Sócrates, Aristóteles, Martin Luther King, Isaac Newton, Albert Einstein, Mahatma Gandhi y claro los de la sección de los “súper poderosos”: Siddharta Gautama (Buda), Mahoma y Jesucristo. Estos últimos, después de fallecer miles de años atrás, siguen ejerciendo gran influencia en el mundo.

El poder es algo abstracto, como pueden ver, especialmente por este último grupo de personas. Es ese poder que alcanzaron lo que los mantiene y ha hecho inmortales. Esto es lo que la ambición busca al final, algo más grande que el dinero y todas las cosas mortales y mundanas.

Alguien una vez me dijo que la ambición es el deseo más profundo y grande de tu alma. Este deseo abstracto es lo que ha movido a pensadores, conquistadores, íconos religiosos, políticos, inventores y empresarios a hacer todo lo que han hecho, es una voz muy adentro de tu ser, lo que le da propósito a tu existencia. Desafortunadamente no todos le hacen caso, pero aquellos que lo hacen y alcanzan lo que más ambicionas, terminan siendo poderosos.

Terminan siendo personas que demostraron que se puede tener lo que más anhelas en la vida, sus vidas ayudan a cambiar la vida de otros: las personas los escuchan y respeta, sus palabras y acciones influencian al mundo, inspiran a personas a alcanzar sus sueños, ayudan a vencer sus dudas y miedos; y poder más grande que este yo no conozco.

Cristopher Ramírez es Editor en Jefe de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Ingeniero en Tecnologías de Información convertido en emprendedor e inversionista de tiempo completo. Síganlo en Twitter @Cris_Rmz

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Por qué ser ambicioso lleva al éxito?

  1. […] • Ibargüengoitia, J. (1979). DOS CRÍMENES. México: Joaquín Mortiz, S.A. de C. V.                     • Ribas, L. (2005). LA AMBICIÓN Y NUESTROS PREJUICIOS. Agosto 28, 2016, de Laura Ribas Sitio web: http://www.lauraribas.com/la-ambicion-y-nuestros-prejuicios/                              • Proyecto Vida. (2016). LA AMBICIÓN. Agosto 28, 2016, de La Página de la Vida Sitio web: http://www.proyectopv.org/2-verdad/ambicionpsic.htm                                                                  • Kapell. (2008). ANÁLISIS LITERARIO “DOS CRÍMENES”. Agosto 28, 2016, de Blogspot Sitio web: http://kapelldiariomediatico2.blogspot.mx/2008/10/anlisis-literario-de-dos-crmenes.html                                                                                                                                                     • Celis, J. (2016). Ambición de Dinero. Agosto 29, 2016, de Desarrollo Personal Sitio web: http://www.sebascelis.com/ambicion-de-dinero/                                                                                • Ramírez, C. (2013). ¿Por qué ser ambicioso lleva al éxito?. Agosto 29, 2016, de The Enterpriser Sitio web: https://theenterpriser.com.mx/2013/06/19/por-que-ser-ambicioso-lleva-al-exito/ […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s