¿Por qué las start-ups pueden ser en realidad changarros ingenieriles?

startupEsto puede ser controversial, un poco por lo menos. Se han dado cuenta, sobre todo si siguen blogs y tweets como los de este Blog, que la fiebre de las start-ups está al alza. En general la fiebre emprendedora.

Eso en realidad esta muy bien. Entre más dinero se invierta en empresas, de cualquier forma y tamaño, más riqueza podremos generar en la sociedad a largo plazo. Pero hay de empresas a empresas.

¿Recuerdan la vieja campaña del gobierno de Vicente Fox de los “microchangarros”? Esos pequeños negocios unipersonales de puestos de comida o incluso los esquemas multinivel de empresas de cosméticos son punto menos que empleos de perfil medio a bajo. Pero ahora los changarros están tomando una forma más sofisticada, elegante y pasan desapercibidos. Estos nuevos “changarros” se disfrazan de start-ups.

No nos adelantemos, definamos una “start-up”. Eris Ries, el gurú del emprendimiento, dice que una start-up es “una organización humana tratando de crear algo nuevo bajo condiciones de incertidumbre extrema”. No todos los emprendimientos o nuevos negocios son start-ups.

El problema es que bajo la ola del emprendimiento muchos profesionistas tratan de independizarse generando asi su propio empleo y… no mucho más.

No es por menospreciar ni mucho menos, pero ¿creen que una empresa de diseño web sea una start-up si su principal actividad es la venta de páginas web? Eso es tanto como decir que un sastre es alta costura. Habrá algunos que si lo sean, pero el diseño web es algo ya tan común que se puede adquirir casi casi al por mayor (WordPress es un claro ejemplo), como un traje de Aldo Conti.

Empresas de desarrollo de sistemas, de desarrollo de apps, consultoras de negocios, despachos contables, todas son formas de “changarro” para personas con licenciaturas. ¿Por qué? La mayoría de las veces estas empresas tienen su impacto limitado al poder de su mano de obra (altamente calificada o no, como un puesto de comida). Es decir, no son escalables y no generan productos replicables. En otras palabras, generan muy poco valor.

Una start-up, un emprendimiento de alto impacto, es aquella que pueda convertir el valor en algo replicable. Por ejemplo, quienes diseñaron WordPress, Webbly ó 1&1 crearon la manera de entregar el valor del diseño web de manera (relativamente) infinita.

Aunque se debe de reconocer y aplaudir el esfuerzo de cualquier persona por generar su propia fuente de trabajo y la de otros, también debemos entender que es una labor incompleta. Esas empresas están en ciernes y como todo puede mejorarse hasta el grado de ser empacado y vendido a las masas. Si, incluso los negocios, ¿o de que creen que se tratan las franquicias o los esquemas como el de Oxxo?

¿Qué se necesita para que el movimiento emprendedor en México llegue a eso? ¿qué podemos hacer para que nuestro creciente ecosistema de negocios genere valor a ese nivel? Como casi en todo la respuesta es educación. No solo educación empresarial como la que trata de transmitir este blog, sino incluso educación elemental.

La construcción de start-ups como negocios replicables es una forma de diseño de sistemas. Para diseñar sistemas se necesita comprender el mundo mejor de lo que nos permite nuestro limitado sistema educativo. Por lo tanto, la mejor manera de diseñar sistemas empresariales de mayor calidad es atacando los problemas fundamentales de educación e incluir en esos programas un enfoque mucho más fuerte a la generación de valor. Esto se puede lograr a través de clases de lógica, retorica, artes, deportes y en general cualquier cosa que enriquezca el espíritu y el intelecto.

Piénselo, si todos supiéramos cocinar no necesitaríamos de tantos negocios de comida y nos forzaríamos a crear negocios más interesantes. ¿Y si todos supiéramos programar o diseñar? ¿En que clase de negocios estaríamos trabajando? ¿Qué valor podríamos crear? Potencialmente… valor infinito.

Crédito por la imagen: Quick Sprout

Esteban Sánchez es un experto en negocios y emprendimiento, además de ser un apasionado del cine y las industrias del entretenimiento. Fundador y miembro activo de organizaciones que promueven el cine como arte y el espíritu emprendedor. Síganlo en Twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s