Ser un mejor líder: la diferencia entre fiabilidad y confianza

ser mejor lider confianzaSería conveniente pensar que el mundo es un lugar sencillo, especialmente para aquellos de nosotros quienes aspiramos a ciertas capacidades y logros.

Ya sea que estemos hablando de un administrador, el presidente de un grupo estudiantil, o un próximo emprendedor reuniendo a un equipo para su startup, nos gustaría pensar que alcanzar el éxito se debe a dos cosas: encontrar la gente que realiza un buen trabajo y asegurarnos que las cosas sigan así.

Simon Sinek, autor y orador motivacional, opina distinto. En una plática de TED sobre liderazgo, el provee un argumento sólido de que la confianza no solo es la fuerza vital del éxito, sino que ser un líder va más allá de cumplir las expectativas de un líder.

“No se equivoquen,” dice Sinek. “La confianza es un sentimiento, una experiencia humana. Simplemente haciendo todo lo que prometes hacer no significa que la gente confiara en ti, solo significa que eres fiable. Y todos tenemos amigos que son un desastre y aun así confiamos en ellos. La confianza viene de una base de valores y creencias similares.

El nivel de producción y los resultados son indicaciones del progreso de cualquier organización, pero Sinek dice que el enfoque también debería otorgarse a algo menos tangible, pero tal vez mucho más grande. Él dice que la confianza tiene la habilidad de inspirar, empujar y motivar a la gente para no solo triunfar, sino también a la acción.

“La razón por la que la confianza es importante es debido a que cuando estamos rodeados por personas que creen lo que nosotros creemos, tenemos más confianza a la hora de tomar riesgos. Somos más confiados al experimentar, al dejar ir y a explorar sabiendo que hay alguien dentro de nuestra comunidad, alguien que cree lo que nosotros creemos, alguien en el que confiamos, alguien que nos cuidará las espaldas, que nos ayudará si fallamos y que cuidará lo que más queremos cuando no estemos”

Si lo aplicamos al mundo del emprendimiento podemos observar el caso de varios emprendedores, como Howard Schultz y Michael Dell, quienes se alejaron de su compañía y regresaron. Estos no solo eran empresarios que eran buenos en lo que hacían, pero también impulsaron sus compañías a la cima al promover sus creencias hasta al punto de que todos en las mismas llegaron a creer, derivando el hecho que todas sus compañías los necesitaban de vuelta.

Una cosa es ser un fantástico emprendedor y otra muy diferente el poder aprovechar el poder de la confianza. Ésta es tan fuerte que influencia las decisiones que toma la gente, como por ejemplo cuando los padres dejan a sus hijos con jóvenes parientes más que con profesionales en el cuidado infantil.

“Piensen un momento en eso”, dice Sinek. “Preferimos confiar a nuestros hijos, nuestra posesión más valiosa, con alguien de nuestra comunidad, con ninguna experiencia sobre alguien con mucha experiencia pero que no sabemos nada de donde viene o en qué cree. ¿Entonces por qué lo hacemos diferente en el trabajo?”

La sugerencia que Sinek hace es simple. Si alguien busca alcanzar el éxito que otros grandes líderes han alcanzado, debe de aceptar que es importante considerar las preguntas que estas personas exitosas han considerado.

“¿Por qué estamos tan preocupados con el curriculum de alguien, y donde han trabajado y que han hecho para nuestra competencia?” dice Sinek. “Y, sin embargo nunca pensamos en considerar en qué creen, de dónde vienen. ¿Cómo podemos confiar en ellos?, y ¿cómo ellos pueden confiar en nosotros?

Esto no dice que la experiencia no importa pero, al considerar las palabras de Sinek, un mejor entendimiento de lo que se necesita para ser exitosos puede alinearse al siguiente pensamiento: una vez que nos atemos a la búsqueda de la gente correcta (gente con habilidad y buenas personas) impulsada por la meta de encontrar terreno común, motivación y creencias entre nosotros, entenderemos lo que el gran liderazgo es porque es importante recordar que…

“El liderazgo nos dice por qué estamos aquí en primer lugar, nos recuerda por qué vinimos. La autoridad nos dice que hacer o que metas alcanzar”

Esa es la gran diferencia.

Cristopher Ramírez es Editor en Jefe de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Ingeniero en Tecnologías de Información convertido en emprendedor e inversionista de tiempo completo. Síganlo en Twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s