5 rasgos que separan a un gran líder del resto

ser un gran líder¿Qué es lo que distingue a un buen líder de uno malo? ¿De uno bueno de uno grandioso? Cada uno de nosotros es un líder y un seguidor en diferentes aspectos y ocasiones. Los puntos a continuación se centran en el lado del liderazgo en los negocios pero esto no quiere decir que estos rasgos no puedan utilizarse o aplicarse en alguna instancia de la vida diaria.

Ser un líder efectivo es mitad de la batalla. Ya sea en la vida o en los negocios, debes aprender a utilizar tus recursos tan eficientemente te sea posible. El más grande recurso de todos, el cual es usualmente abusado en el mundo de los negocios y poco usando en asuntos personales, es la gente.

Puede que seas capaz de hacer cualquier cosa mejor que otros, pero ¿Por qué gastar tu tiempo en tareas mecanizadas cuando puedes usar tu tiempo en abordar los temas de mayor importancia? Te dejo los 5 rasgos que todo gran líder ha demostrado:

1.- Su misión es clara

No hay manera de llegar si no sabes a donde quieres llegar. El primer paso para ser un increíble líder es la navegación, saber hacia dónde vas y porque planeas ir ahí.

Sin un claro entendimiento de hacia dónde quiere ir y como planeas llegar, no hay posibilidades de que llegues. Se claro con tu misión ya sea cuando estés empezando la compañía o estés tomando el siguiente paso. Perder de vista tu misión es como perderse en un bosque sin un mapa o GPS.

2.- Saben cómo comunicarse y motivar a otros

Ahora que sabes hacía donde vas y como llegar ahí, debes de asegurarte que aquellos a los que lideras entiendan exactamente tu plan. Parece simple, ¿verdad? Pero no. Si algo he aprendido en mi corta vida como emprendedor es que la mayoría de los problemas se derivan de la falta de comunicación y malentendidos. Puedes creer que has sido los suficientemente claro y conciso pero usualmente esto no será el caso para cada individuo dentro de tu equipo.

Tal vez alguien escuchó mal o malinterpreto tu mensaje. Puede suceder. Debes asegurarte que cada persona en el equipo entienda la misión y las tareas que deben de cumplirse a continuación. Y realmente solo hay una forma de hacer esto: asumir que nadie entiende, habla en el lenguaje más sencillo que puedas imaginar, y luego pídeles que repitan la tarea o meta en sus propias palabras. Una vez que esto ocurra, y todos estén en la misma página, todos pueden trabajar como un equipo.

3.- Escogen al equipo correcto

Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil. Contratar a la gente correcta puede ser difícil, especialmente si sientes que no puedes costear a la gente correcta. Te recomiendo eliminar ese pensamiento de tu cabeza ya que hay formas de contratar o convencer a la gente correcta sin importar el presupuesto que tengas.

Si no me crees, observa el panorama de las startups, sus más eficientes y aclamados empleados estuvieron desde el principio, en un momento en que ni había presupuestos armados. Contrata a los más aptos y despide a los demás. Muchos de los errores más grandes de las empresas es mantener a empleados que no se esfuerzan. Si algunos empleados llevan un desempeño pésimo por un período largo de tiempo es hora de hablar con ellos.

Si es problema persiste, despídelos. No dejes que uno o unos cuantos malos huevos te echen a perder todo. A nadie le gusta despedir gente, pero esto se debe de hacer. Si no puedes hacerlo, entonces tampoco puedes liderar.

4.- Pueden leer a la gente

Esta es la habilidad más importante de un líder debido a que es tan útil como para la ofensiva como para la defensiva. Ser capaz de entender lo que hace a la gente actuar como actúa, antes de que lo hagan, es una habilidad invaluable que debes aprender.

Descífralos y sé más astuto que ellos, así podrás minimizar la cantidad de problemas que enfrentarás en los negocios y en la vida.

5.- Presentan soluciones y delegan

Como líder, quieres que te vean como un capitán, un general, el mayor solucionador de problemas. Si descubres un problema asegúrate de tener al menos una posible solución antes de presentar el problema al equipo. El no tener una solución te hace ver débil e ineficiente; perderás el respeto de tu equipo al final de esa semana.

Es por eso que debes de ser capaz de dividir los problemas, dirigir a tu equipo hacia la mejor solución, y delegar el trabajo.

Puede que seas capaz de hacer las cosas mejor que los demás, pero convertir tu empresa en la mejor, debe de ser tu única preocupación. Delega las tareas triviales, y lidia con los mayores problemas. Como el líder, eres la mente de la operación.

Cristopher Ramírez es Editor en Jefe de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Ingeniero en Tecnologías de Información convertido en emprendedor e inversionista de tiempo completo. Síganlo en Twitter.

Crédito por la imagen: wtg blog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s