Deja de alimentar tus inseguridades: Un relato Cherokee

no alimentes tus inseguridadesUna noche, un viejo Cherokee le dijo a su nieto acerca de una batalla que ocurre dentro de las personas. Él dijo, “Hijo mío, la batalla entre dos lobos ocurre dentro de todos nosotros. Uno es Malvado: es el odio, la envidia, los celos, la tristeza, el arrepentimiento, la avaricia, la arrogancia, la lástima, la culpa, el resentimiento, la inferioridad, las mentiras, el orgullo falso, la superioridad y el ego. El otro es Bueno: es la dicha, la paz, el amor, la esperanza, la serenidad, la humildad, la amabilidad, la benevolencia, la empatía, la generosidad, la verdad, la compasión y la fe.” El nieto lo pensó por un tiempo y luego le preguntó a su abuelo, “¿Cuál lobo gana?” El viejo Cherokee simplemente respondió, “Al que alimentes.”

Esta es cuento de folklore americano que tiende a enseñar a los niños la importancia de ser bueno. Yo creo que esta historia también contiene verdades para la adultez. Simplemente puedes caminar por la calle y observar estas situaciones que pasan simultáneamente: una novio celosa de su novio porque este miró a otra chica, una chica que abraza su abrigo un poco más fuerte porque se siente gorda; un hombre que baja la velocidad en su auto deportivo de lujo, tratando de compensar la masculinidad que él piensa que le falta.

Este pequeño relato tiene mucho sentido ahora, ¿no? El sentirse inseguro es una de las cosas más naturales que se pueden sentir. Sigmund Freud, argumentó que el sexo y la inseguridad hacen al mundo girar, de hecho, estos forman la base del comportamiento humano.

Piensa en los momentos en que te has inundado de estos sentimientos malos. ¿Te sentiste bien? ¿Acaso te sientes bien al menospreciar a otros? ¿Te sientes mal cuando te compadeces contigo mismo por tus fracasos? Tal vez te sientas un poco bien cuando proyectos tus sentimientos negativos hacia otros, pero al final del día, terminas yéndote a la cama sintiéndote insatisfecho.

El odio no es una emoción primaria, de hecho secundaria que cubre al dolor. Pero ahora piensa en el otro lobo de la historia, el que simboliza lo bueno.

¿Qué tal si fueras capaz de tomar tus derrotas y transformarlas para que seas capaz de ver una luz positiva? Puedes ver un fracaso como la oportunidad de intentar un poco más duro la próxima vez. Convierte tus deficiencias en tus mejores cualidades. Puedes usar tu mente para balancear tus inseguridades mientras haces tus paradas en el camino hacia el éxito.

La próxima vez que sientas al lobo malvado tomando el control, recuerda esta historia. Todos poseemos el poder para cambiar nuestros resultados al cambiar nuestra percepción de ellos. Alimentar tus inseguridades no te hará ningún bien, terminarás gastando toda tu energía. Tú estás en control de tu vida, no des ese poder a alguien más.

Cristopher Ramírez es Editor en Jefe de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Ingeniero en Tecnologías de Información convertido en emprendedor e inversionista de tiempo completo. Síganlo en Twitter.

Crédito por la imagen: My Self Improvement

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s