Construir una Startup Tecnológica sin ser un Emprendedor Tecnológico

Platicando con un amigo sobre la importancia de que las empresas tecnológicas que estén a la vanguardia, en la ciudad que residimos, motiven a otras empresas a que le pierdan el miedo a la tecnología. No solo motivar a los jóvenes tecnológicos para desarrollar empresas con alta innovación sino también dejar de lado los modelos tradicionales de negocios e incluir nuevos modelos que haga que las empresa permanezcan abiertos a la implementación y desarrollo de nuevas tecnologías a pesar de que su giro no sea este.

Y no les mentiré – no contar con conocimiento técnico hace que el lanzar una empresa tecnológica o tech startup sea significativamente más difícil. Pero, no creo que sea una sorpresa para todos. Además esto no indica que sea imposible. Como lo dice Eric Ries, autor de The Lean Startup:

“El éxito de una startup no es consecuencia de buenos genes o estar en el lugar correcto en el momento correcto. El éxito de una startup puede ser logrado al seguir el proceso correcto, lo que significa que puede ser aprendido, lo que significa puede ser enseñado.”

Yo, a esta acertada frase, le agregaría que el éxito de una startup no es consecuencia de saber TODO. Lo quieras o no, el destino de tu empresa caerá en manos de muchos cerebros, no solo el tuyo. Hacer una tech startup en el mundo actual puede ser logrado por cualquier emprendedor inteligente, la clave es saber cómo conectar con la red correcta.

Si eres un emprendedor no tecnológico o no tienes una base sólida de conocimientos en tecnología, y te preocupa el cómo seguirás adelante con una empresa cada vez más técnica, Cache Merrill, fundador y CTO de Zibtek recomienda seguir este plan de acción:

1.- Empieza como Producto Mínimo Viable (MVP)

De manera simple, un MVP es una versión “minimalista” de tu producto. No te preocupes por tener un producto perfecto y terminado antes de probar los efectos de sus beneficios principales en tu mercado. ¿Qué es el mínimo absoluto que necesitas para empezar a validar supuestos y maximizar el aprendizaje acerca de tu mercado?

Me ha tocado ver esto en ciertas ocasiones – emprendedores gastando miles y miles de pesos desarrollando y perfeccionando su producto antes de probar si tendrá algún impacto en su mercado meta. Teniendo tu MVP te previene de gastar tiempo y dinero en resolver el problema incorrecto para los clientes incorrectos con la solución incorrecta.

Así que crea una clara idea de qué problema está intentando resolver, haz el producto en su forma más mínima posible, y empieza a experimentar.

2.- Construye tu plan antes de construir tu equipo

Una vez que hayas definido tu MVP y te sientas seguro de que construyes un producto que vale la pena, debes empezar a delinear el plan de juego de tu empresa. Esto no significa que debas redactar un larguísimo plan de negocio, pero al menos si lo básico.

Considera tu única propuesta de valor. Define estratégicamente tus canales de mercadeo. Planea tu estructura de costo y construye una lista de métricas claves para ser medidas. La lista puede seguir y seguir, pero enfócate en tener la estructura principal en papel, recomendaría utilzar el lean canvas.

El propósito de este paso es crear un delineado básico de lo que estas tratando de lograr y, más importante, descubrir la parte más riesgosa de tu plan. A medida que te contactes con los desarrolladores, y posiblemente un cofundador que sepa más de tecnología, tu fluencia en lenguaje técnico no importara como la habilidad de pintar una visión clara de lo que quieres que ellos cumplan.

3.- Contrata un desarrollador o equipo de desarrolladores para construir tu MVP

Ahora que tu plan ha sido mapeado, te encuentras en la maravillosa situación de poner tu idea allá afuera y empezar a atraer a la gente que cree en lo que estás haciendo.

No tener un background técnico podría poner un freno en tu negocio, así que reitero la idea de buscarte un cofundador más técnico. Encontrar a los desarrolladores o socios correctos puede llegar a ser complicado – no solo ellos necesitan ser eficientes en las habilidades que no posees, sino ellos necesitan compartir tu visión, o al menos la voluntad de escuchar y aprender.

Puedes buscar en línea freelancers o desarrolladores baratos, pero en mi opinión los resultados en calidad no podrían ser lo esperado. Yo más bien empezaría con tu propia red de contactos, ya sea por LinkedIn u otro medio. Busca en tu universidad o lugar de estudios.

Ya teniendo al equipo, puedes enfocarte en aprender y validar al escuchar las necesidades de tus clientes.

Al final, las habilidades más importantes que un emprendedor debe dominar (ya sea tech o non-tech) son organización e inspiración. Mientras que puedas construir el equipo correcto y mantenerlos motivados, estarás al menos en el camino correcto.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor y motivador. Fundador de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Síganlo en Twitter @Cris_Rmz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s