Estrategia, clave del éxito I

“Tómese el tiempo para deliberar, pero cuando llegue el momento de actuar, deje de pensar y entre en acción” – Napoleón Bonaparte

Siempre he considerado a Napoleón Bonaparte el más grande estratega de la historia. A pesar de que no conquistó tanto territorio como otras figuras como Alejandro Magno, Genghis Khan o el mismo Cesar, se le considera un personaje tan grande como ellos por la forma en que consiguió todos sus logros.

En la historia mundial no ha habido nadie que haya conseguido subir tan rápido al poder como Napoleón. En tan solo 9 años, de ser un capitán de artillería de origen corso, que en la época se consideraba un francés de segunda clase, pasó a ser el hombre más poderoso de Europa, probablemente del mundo.

Y mucho de su éxito tuvo que ver con la forma en que él planeaba las cosas, su capacidad de pensamiento estratégico.

Muchos autores e historiadores han considerado a Napoleón un genio… bueno, un dios de la guerra. La forma en que cambió el arte de combatir y hacer la guerra fue clave de su éxito. Innovó, por así decirlo, en la forma de usar a sus soldados. Y todo esto a través de su pensamiento estratégico.

Pudo armar estrategias militares, conociendo a su enemigo, conociendo los factores externos. Napoleón pasaba días viendo mapas y leyendo información recopilada por sus informantes y espías. Formaba una estrategia para obligar al enemigo a combatirlo cuando, donde y como él quería. Cuando tenía todas las posibilidades de resultados resueltas, atacaba. De ahí sus sorprendentes victorias.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con la vida empresarial?

Napoleón es un claro ejemplo de lo que significa ser estratega. Se necesita contar con una visión más allá de las cosas, cada acción que emprendas en la vida debe de estar alineada a una gran estrategia personal. Y para armar una estrategia se necesita de información.

¿Quieres emprender un negocio? Tienes que conocer la situación del mercado, del giro de tu futura empresa, tienes que conocer a tus futuros clientes, saber sus necesidades, conocer la estrategia de tu competencia, etc. Uno simplemente no puede aventarse a hacer algo tan significativo sin saber a qué se enfrenta.

Y una vez estando a cargo de tu negocio, cada acción debe alinearse a tu estrategia principal. Cada acción debe de encaminarte al cumplimiento de tus objetivos organizacionales. Para esto, trasmite esta visión y estrategia hacia tus empleados y/o colaboradores más cercanos y las cosas se facilitarán.

A pesar de lo rápido que llegó a la cima, Napoleón ascendió al poder poco a poco, nunca de golpe, sino con pasos estratégicos, sabiendo que cada acción lo llevaba a la meta que el buscaba, sin importar lo insignificante que esta acción podría verse frente a las demás personas.

Anuncios

2 comentarios sobre “Estrategia, clave del éxito I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s