3 Consejos a Recordar Antes de Entablar una Alianza Estratégica

¿Cuándo es el momento ideal para que tu empresa se asocie o entable una nueva alianza estratégica con otra empresa?

Teniendo una startup, es una pregunta que tal vez te preguntes con frecuencia. Empresas similares buscarán combinar fuerzas por todo tipo de razones. Un gran aliado puede significar productos más fuertes, una base de clientes más amplia, y mejores conexiones.

Mientras que estos son grandes beneficios, también existen severas consecuencias que pueden llegar si la alianza va por mal camino. Antes de acordar unir fuerzas con otra empresa, pregúntate lo siguiente.

1. ¿Tu empresa ha encontrado su ‘product market fit’?

Steve Blank define este término como la prueba que has encontrado un grupo de clientes y un mercado que reacciones positivamente a tu producto: solucionas un problema y te pagan por éste.

Si no has encontrado este punto, no deberías estar buscando alianzas. Descubrir quién es tu cliente y cuál es tu propuesta de valor debe de haberse hecho antes de buscar combinar fuerzas con otras empresas. Si te saltas lo anterior, será fácil para que tu propia empresa sea olvidada y que la alianza se rompa rápidamente.

Averiguar cómo mantener tu propuesta de valor mientras se es socio con otra compañía, ya es lo suficientemente difícil. Tratar de construir una alianza estratégica mientras no cuentas con lo anterior es una receta para el desastre.

2. ¿Disfrutas trabajar con la otra compañía?

Muchas alianzas se basan en la oferta de productos, y no lo suficientemente en lo cultural. Cuando las empresas buscan comprar otras empresas, te sorprenderías de lo que la cultura organizacional influye en la decisión. Y esto es porque si las compañías no pueden llevarse bien, será casi imposible hacer que la alianza sea una situación ganar-ganar.

Así que antes de asociarte, asegúrate que tu equipo se lleve bien con la otra empresa. ¿Pueden pasar el tiempo en algún lugar fuera de la oficina? ¿Son el tipo de personas con los que podrías trabajar al día al día? ¿Tienen los mismos valores que tú tienes? Estas preguntas y sus respuestas son fundamentales que las conozcas antes de hacer cualquier alianza.

3. ¿Sabes por qué estás formando esta alianza?

Encontrar la razón para asociarse es algo que a veces pasa por alto. Una joven empresa puede pensar: “Asociémonos y ya vemos qué sucede”. 

Desafortunadamente, muchas veces esto puede desembocar en un caos total. La empresa más grande, quien normalmente sabe lo que necesita, ganará siempre. Desde el inicio, empezarán a formar estrategias que fuercen al otro socio a salirse de camino. Un socio controlará la alianza. Pronto, la otra empresa empezará a trabajar para su socio, y el equipo de trabajo perderá toda motivación.

Para evitar una situación como esta, asegúrate de definir porqué una alianza hace sentido en ese preciso momento. Ten todo por escrito así como un plan. Si no puedes llegar a una conclusión razonable de porque te aliarás con otra empresa, es mejor que no lo hagas.

¿Qué les parecen estos 3 consejos? ¿Alguna vez han tenido en mente unirse o aliarse con otra empresa?

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor y motivador. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter.

Crédito por la imagen: Peter Simoons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s