4 Lecciones que nos deja el Descenso de la Impresión 3-D

“Atraviesa a la impresión 3-D con un tenedor, se acabó. O al menos todos se están preguntando porque se está derrumbando”. – John Brandon

Tan reciente como Mayo del 2015, la impresión 3-D parecía ser una salvador de todo. Fue hace unas semanas atrás que la revista Newsweek finalmente rompió el hielo. Para ser más sincero: quebró el hielo, lo aplastó contra el piso, y los esparció por el salón con una manguera. MakerBot recientemente recortó su fuerza de trabajo y el precio de las acciones de su compañía madre Stratasys se hundieron. Es como si alguien habría chupado todo el momentum fuera de la industria y retirado el enchufe.

¿Qué ocurrió? Como lo menciona las notas del artículo de Newsweek, puedes imprimir muchas cabezas de Yoda hasta que te empieces a preguntas por qué comprase la impresora. Una impreso 3-D no trasformará mágicamente cualquier cosa frente a tus ojos, e inclusive tiene problemas con partes de autos ligeramente complicadas. Es divertido por un rato, pero eventualmente te das cuenta que tienes que hacer algo práctico después de pagar $1,000 dolares por el producto.

Y esta situación que vive actualmente la industria de la impresión 3-D nos deja con cuatro lecciones que a continuación les comparto:

  1. Asegúrate de probarlo por ti mismo

Una de las principales razones de porque la impresión 3-D era más sobre la emoción o hype era debido al hecho que muchas de las personas escribiendo sobre el ramo nunca había impreso realmente nada. Irónicamente, es debido a que es tan complejo. Hay opiniones y comentarios de experiencias que el procedimiento puede tardar días en ser aprendido; debido a dificultades técnicas o situaciones con la red Wi-Fi, etc. Si quieres sumarte a esta industria, ser consumidor, proveedor o creador debes de darte cuenta que esta industria ya no va a fondo de velocidad.

  1. Hazte las preguntas difíciles

La impresión 3-D no está totalmente muerta, pero siempre había estado bajo sospecha. Incluso en sus inicios, la gente preguntaba acerca el costo de materiales, las aplicaciones prácticas para los pequeños negocios, y el por qué alguien quisiera imprimir su comida. Algunas de las respuestas fueron aceptables. Pero si estaba prestando atención sobre lo que la gente decía sobre el tema en 2014, sabrás que todo siempre era especulativo. La predicción oficial de Gartner era que las 34,010 impresoras vendidas en 2012 de alguna manera se volverían 2.1 millones de unidades vendidas para 2018. Eso no pasará. Es difícil vender un producto que casi ya no existe.

  1. Habla con gente externa

Esto es difícil, ya que cuando buscas información sobre una tendencia, tiendes a acercarte a gente que están dentro. Analistas, diseñadores, empresas de impresión 3-D, y creadores tenían cosas maravillosas que decir de la industria en el 2014. Pero como lo ha demostrado el tiempo y la opinión de la gente externa al inicio del hype por la impresión 3-D, muchas empresas de manufactura no iban a dejar de lado sus máquinas que les han costado millones de dolares por una impresora prototipo 3-D para hacer materiales para sus productos. No solo eran las máquinas sino también la fuerza laboral especializada. Era una industria floreciente y todavía lo es. Es la única manera de verla.

  1. Haz las cuentas

Toda gran lección acerca de cualquier nueva tendencia es que necesitas sacar cuentas. La impresión 3-D uso el modelo de la hoja de afeitar para construir una industria. Dicho modelo es una táctica de negocio que consiste en vender bienes dependientes por diferentes precios, uno es vendido bajo descuento, mientras que el otro bien dependiente es vendido a un precio elevado. Pregunta a cualquiera que haya decidido comprar una impresora 3-D y terminado dejarla guardad acerca la única cosa que arruinó la experiencia y es muy probable que escuches sobre los costos. Tienes que agregar los costos de un nuevo producto y los materiales y compararlo con tu proceso actual. ¿Es hacer un enchufe más barato que comprar uno de Walmart? Eso puede ser difícil, pero tal vez haciendo las cuentas revele algo.

Antes de que brinques al vagón del hype por una nueva tendencia, es mejor tomarse el tiempo para prestar atención detalladamente donde piensas sentarte, las llantas y los obstáculos en el camino.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter.

Crédito por la imagen: Mac Jac 3D

Anuncios

Un comentario sobre “4 Lecciones que nos deja el Descenso de la Impresión 3-D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s