Motivos por los Cuales Tim Cook podría ser el Nuevo Steve Ballmer

¿Qué le sucede a una empresa cuando un CEO visionario se va? Es muy común que la innovación muera y la empresa navega por años debido al momentum y la posición de su marca. Rara vez recobra su antigua gloria.

Microsoft entró al siglo XXI como el proveedor de software dominante para cualquiera que interactuara con un dispositivo computacional. 16 años después es otra compañía de software más.

Después de dirigir Microsoft por 25 años, Bill Gates cedió las riendas como CEO a Steve Ballmer en Enero del 2000. Ballmer dirigiría Microsoft por los siguientes 14 años. Si piensas que el trabajo de un CEO es incrementar ventas, entonces Ballmer hizo un tremendo trabajo. Él triplico las ventas de Microsoft y duplicó las ganancias. El lanzamiento del Xbox y Kinect, y la adquisición de Skype y Yammer ocurrieron bajo su cargo. Si la mesa directiva de Microsoft estuvo supervisando el incremento de ingreso por trimestre a trimestre o inclusive año por año, Ballmer no podía ser mejor CEO. Pero si el propósito de la empresa es la supervivencia a largo plazo, entonces uno podría fundamentar mejor argumento del porqué Ballmer fue un fracaso como CEO debido a que optimizó ganancias a corto plazo al desperdiciar oportunidades a largo plazo.

Cómo perder el tren – cinco veces

A pesar del desempeño financiero de Microsoft, como CEO de la empresa Ballmer falló en entender y ejecutar cinco de las tendencias tecnológicas más importantes del recién empezado siglo XXI: en búsqueda – perdiendo contra Google; en smartphone – perdiendo contra Apple; en sistemas operativos móviles – perdiendo contra Google y Apple; en medios – perdiendo contra Netflix y Apple; y en la nube – perdiendo contra Amazon. Microsoft cerró el siglo XX siendo el dueño del 95% de los sistemas operativos que utilizaban las computadoras. Quince años y 2 millardos de smartphones enviados en el siglo XXI y el SO móvil de Microsoft abarca solo el 1%.

Ejecución y organización del negocio principal

No era que Microsoft no poseía ingenieros capaces trabajando en búsqueda, medios, móvil y la nube. Tenían muchos proyectos. El problema era que Ballmer organizó la compañía alrededor de la ejecución de sus actuales fortalezas – Windows y Office. Proyectos no directamente relacionados con estas actividades nunca tuvieron atención gerencial seria y/o recursos.

Ballmer y Microsoft fallaron porque el CEO era un ejecutor de clase mundial de un modelo de negocio existente tratando de gestionar en un mundo de cambios en incremento y disrupción. Microsoft ejecutó su modelo de negocio del siglo XXI extremadamente bien, pero falló en los nuevos y más importantes modelos. ¿El resultado? Grandiosas ganancias a corto plazo pero prospectos limitados para el futuro.

En 2014, Ballmer se retiró, y Satya Nadella tomo el cargo. Nadella organizó a Microsoft alrededor de lo móvil y la nube, terminó el negocio de teléfonos, entre otras cosas. Por ahora parece que está moviendo a Microsoft a entrar de nuevo a la relevancia tecnológica.

¿Qué es lo que falta? Los CEOs visionarios no son solo grandes ejecutores de un modelo de negocio probado y exitoso, también son innovadores de talla mundial. Ellos están centrados en el producto y en el modelo de negocio y ponen al cliente primero.

Los mejores son agiles y saben cómo pivotear. Los mejores entre ellos moldean los mercados. Ellos continúan siendo emprendedores.

La razón por la que Tim Cook es el nuevo Steve Ballmer

Hablando de Apple; una de las fortalezas de visionarios exitosos y CEOs carismáticos es que pueden construir una personal ejecutivo del más alto nivel. El problema en una empresa impulsada por un CEO visionario, es que solo hay un visionario. Este tipo de CEO se rodea con ejecutores extremadamente competentes, pero no innovadores disruptivos. Mientras Steve Jobs dirigía Apple, él impulsó la visión pero colocó fuertes ejecutivos operando en cada ramo – hardware, software, diseño de productos, cadena de suministros, manufactura – quienes traducían su visión e impaciencia en planes, procesos y procedimientos.

Cuando los fundadores visionarios se van, los ejecutivos claves quienes reportaban a ellos creen que ha llegado su turno en dirigir la empresa. En Microsoft, Bill Gates ungió a Steve Ballmer, y en Apple Steve Jobs hizo claro que Tim Cook tendría que ser su sucesor.

Una vez al cargo, una de las primeras cosas que hacen estos CEOS es deshacerse del caos y la turbulencia de una organización. Ellos valoran la estabilidad, los procesos y la ejecución constante.

Tim Cook ha dirigido Apple por cinco años. El paralelo entre Gates y Ballmer y Jobs y Cook es inquietante. Apple bajo Cook ha duplicado sus ingresos al mismo tiempo triplicando la cantidad de efectivo que posee. El iPhone sigue con sus mejoras anuales. Pero en cinco años la realmente única cosa nueva es el Apple Watch. Con 115,000 empleados Apple apenas y puede lograr sus actualizaciones anuales para sus laptops y computadoras de escritorio.

Pero el mundo está a punto de desbaratar a Apple de la misma forma que Ballmer enfrentó esto durante su estadía como CEO de Microsoft. Apple domino el diseño de producto para poner al iPhone como el ganador. Pero Google y Amazon están apostando por la nueva ola de productos computacionales con servicios dirigidos por IA. Piensa en Alexa de Amazon, Home and Assistant de Google dirigidos por reconocimiento de voz que es impulsada por Inteligencia Artificial conversacional.

Y no es que Apple no tenga cosas emocionantes en esa área pero el problema es que Tim Cook carece de la pasión por los productos y todavía no articula una visión personal sobre a donde Apple irá.

Solo el tiempo lo dirá….

Lo que queda claro es que un grave error que han cometido y pueden cometer los innovadores de nuestra era es dejar el puesto de CEO a ejecutivos que carecen la visión o pasión por la empresa, y solo se dedican a ejecutar procesos de una forma excelente pero debido a que solamente es su trabajo y responsabilidad.

¿Ustedes que creen? ¿Será Tim Cook el Ballmer del futuro para Apple o podrá corregir el rumbo?

Artículo extraído, traducido y acortado de Steve Blank

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook.

Crédito por la imagen: Business Insider

Anuncios

Un comentario sobre “Motivos por los Cuales Tim Cook podría ser el Nuevo Steve Ballmer

  1. Exposición interesante y si bien es cierto que las empresas que innovan y logran un gran impacto en el mercado y en los consumidores es debido a las ideas revolucionarias que implementan sus creadores; también es cierto, que estas empresas cuando logran el convertirse en monstruos corporativos de talla mundial y que pasada la buenaventura del innovador fundador la iniciativa empresarial muestra un aspecto de estancamiento en unas áreas productivas y de dinamismo excesivo en otras áreas es debido a que la innovación requiere paralelamente a su función el implementar un proceso administrativo aliado al pensamiento del innovador fundador.

    Cuando dicha alianza no suscita desde el inicio, es probable que la iniciativa empresarial que un día fue novedosa y asombrosa termine por decaer en un ciclo de pérdida y de empuje mercadotécnico, y es en éste punto que los nuevos emprendedores debemos de considerar siempre las situaciones actuales que imperan en los mercados que participaremos, para que no nos suceda lo mismo.

    Realmente, crear algo novedoso, venderlo con éxito, asirse de un capital financiero portentoso generado por la comercialización efectiva, para terminar decayendo como un proyecto cualquiera es algo típico en el ambiente empresarial privado que únicamente denota el oportunismo de unas personas que a pesar de encontrarse en un estado de lipidia logran ascender en la sociedad gracias al beneficio económico proveniente de un producto exitoso… ¿Será que esa misma suerte correremos todos aquellos emprendedores que tienen la posibilidad de obtener el éxito deseado, aunque la empresa fundada no llegue a convertirse en un monstruo corporativo internacional? _ La verdad, da miedo terminar como ellos y eso invita a hacer las cosas de manera diferente, sin imitar a nadie, ahora que estamos a tiempo aún para prever. Mejor es insistir en ser original y atender siempre los principios básicos y expansivos que rigen a la Ciencias Económicas y a la Ciencia Mercadotécnica, para que en el futuro nadie nos tilde de oportunistas empresariales… ¡Cosa seria la de ser emprendedor, EH!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s