7 Cosas que Ocurren Inmediatamente Cuando tu Verdadero Liderazgo Sale a Relucir

“No hay malos equipos, solo malos líderes.” – Jocko Willink

¿Cómo es el ambiente a tu alrededor?

¿Es obvio para ti y los demás lo que representan?

¿Tu punto de referencia para el éxito es claro y todos lo entienden?

¿Reflejas tú, como líder, tu visión y estándar de tal grado que leerlos es innecesario?

¿Eres consistentes en las buenas y en las malas?

¿Eres un maestro de lo básico y las cosas técnicas, o has perdido el toque?

¿Cuándo te enfrentas al fracaso, enfrentas al futuro o te dejas atrapar por el pasado?

No hay equipos malos

…solo malos líderes.

El liderazgo es lo que determinar qué tan exitoso son los que te rodean. Y si hay éxito mínimo, existe un mínimo liderazgo.

Hay muy pocos líderes de verdad:

  • Quienes genuinamente representan algo y claramente reflejan estos estándares.
  • Quienes están dispuesto a poner todo en juego por aquello en lo que creen.
  • Quienes crean cambios y lideran.

El liderazgo no nace, se hace. Si no estás emocionado acerca de tus circunstancias y éxito actuales, tienes el poder ahorita mismo para hacer transformaciones radicales.

Hasta que lo hagas, nada cambiará.

Esto es lo que pasa cuando tomas control total de tu vida y la situación:

  1. Inyecta un estándar de desempeño ganador antes de empezar a ganar

No importa cuáles son tus circunstancias actuales. Los ganadores actúan como ganadores antes de empezar a ganar.

Tu mentalidad es en lo que creces. La creación mental siempre precede a la creación física. Quien eres en tu cabeza es quien, eventualmente, te conviertes.

¿Quién eres en tu cabeza ahora mismo?

La primera cosa que ocurre cuando creces como líder es que tú y todos a tu alrededor empiezan a mirar hacia el éxito. Empiezas a anhelarlo, y creyendo que es posible. Tu comportamiento cambia.

Todo empieza contigo.

  1. La constancia entre el caos y el éxito

La mayoría de la gente no puede manejar el fracaso o el éxito. Se encuentran en una montaña rusa de emociones que dependen enteramente de las circunstancias externas. Cuando las cosas no van bien, se ven abrumado o deprimidos. Cuando las cosas van bien, se confían y son flojos.

Sin embargo, cuando eres un líder, tu mentalidad y comportamiento se mantiene constante sin importar del éxito o fracaso.

Estás marchando al son de tu propio tambor. Todo lo que está afuera de ti es ruido. Estás obligado a ir hacia adelante por una visión y valores intrínsecos. Tu consistencia refleja tu convicción a tu causa.

  1. Un punto claro de referencia es establecido para mantenerte consistente

Cuando decides liderar, provees un claro estándar de excelencia. Tu estándar de excelencia se vuelve tu punto de referencia, manteniéndote honesto y consistente en todas las circunstancias.

Asegura que no tendrás muchos malos días en fila. O ser descarrilado por los enemigos. O volverte demasiado seguro cuando triunfas.

Tu punto de referencia es en lo que realmente crees. Es la razón.

¿Cuál es tu punto de referencia?

  1. Métricas de desempeño claras son establecidas para mantenerte responsable

¿Cómo luce el éxito para ti? ¿Cuál es tu trabajo actual? ¿Qué necesitas para hacerlo?

¿Cómo determinas si estás fallando o triunfando?

Debe de haber métricas para medirte. Sin embargo, simplemente saber que deberías estar haciendo no es suficiente. La responsabilidad clara necesita ser puesta en su lugar.

Esa responsabilidad, si es posible, deberías ser entregada a una persona, no solo una hoja. Cuando se te requiere reportar tu progreso tu desempeño mejorará.

  1. Como el líder, reflejas el estándar de excelencia y reconoces que tú eres el máximo cuello de botella

Cuando no te muestras como un líder, todo se cae en pedazos.

Tú eres el ejemplo de lo que el desempeño óptimo es. Te vuelves el estándar de excelencia que otros deben emular. Tú reflejas tu misión y valores.

Una cosa es certera, tu desempeño será copiado por aquellos que te siguen – ya sea bueno o malo. Por lo tanto, tú eres el máximo cuello de botella. Tu fracaso para llegar al siguiente nivel impide que todos dependan de ti. No puedes llevar a la gente más allá de dónde tú estás actualmente, personalmente y profesionalmente.

A quien sigues determina donde llegaras en tu vida. Si tu líder no se está moviendo hacia adelante, tú no te estas moviendo hacia adelante, porque tus resultados son un reflejo de los resultados de tu líder.

Por consiguiente, como el líder, deberías estar determinado a volverte lo mejor posible. Mientras mejor te vuelvas se hará más claro lo que puedes hacer por otros.

La esencia del verdadero liderazgo es la propiedad pura. Ya no estás haciéndolo por ti, pero para poder llevar a aquellos a quienes lideras mucho más lejos.

  1. Un cambio radical y permanente en el ambiente y cultura

La mayoría de la gente trabaja desde el exterior. Ellos se enfocan en el ambiente externo, y por lo tanto, tienden a sacar a la gente de los barrios con la esperanza de mejorar sus vidas.

Pero, como un verdadero líder, tu trabajas de adentro hacia afuera. Te enfocas en la persona, y por lo tanto, sacas el barrio fuera de la gente y los empoderas para que ellos mismos salgan de los barrios – para que puedan mejorar sus vidas.

Mucha gente se enfoca en el comportamiento. El verdadero liderazgo se enfoca en la naturaleza humana. Como líder, conoces que el ambiente y los comportamientos de una persona son un reflejo del mismo. Si cambias a la persona, ellos cambiarán su entorno para hacer coincidir sus nuevos valores e identidad.

Cuando estableces y ejemplifiques un nuevo estándar de excelencia, tu entorno inmediatamente cambiar para coincidir con tu realidad interna.

  1. Un enfoque en valores, principios, y filosofías sobre comportamientos específicos

La mayoría de las culturas se enfocan en comportamientos específicos y aplicaciones prácticas. Sin embargo, las organizaciones más innovadoras no son guiadas por comportamientos, sino por valores y principios.

Cuando estás haciendo lo que nunca se ha hecho, no hay mapa o libro de instrucciones. Por lo tanto, eres guiado por ideales, y tu comportamiento se ajusta a satisfacer el único contexto en el que te encuentras. Y esa es la diferencia.

Conclusión

El momento en que decidas volverte un líder, experimentaras estos cambios casi inmediatamente en tu vida. Eres un imán, y tu ambiente directamente responde a tu mundo interno. ¿Estás listo para volverte un líder?

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Dreamstime

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s