La Trampa de la Complejidad

Cuando empiezas una empresa, todo es “simple”. El equipo es pequeño y la comunicación es fácil. El diseño del producto cabe en un par de pantallas. Los servicios son mínimos. No has atravesado ninguna línea roja.

Mientras escalas el negocio, el plan se topa con la realidad. Las ventas crecen, el equipo crece, las expectativas crece – y la complejidad entra. Cuando estás en una empresa más grande, el costo de complejidad y el valor de la simplicidad se vuelven claros. La simplicidad es una ventaja clave que permite al equipo comunicarse mejor, iterar más rápido, y dejar atrás a la competencia.

Pero todavía no estás ahí. Es pronto, y minimizar la complejidad está muy abajo en tu lista de prioridades. En vez, optimizas para ser más preciso al introducir complejidad en cada parte de tu negocio. El intercambio entre complejidad y precisión tiene sentido: mientras añades más reglas a una función, se vuelve más compleja y más precisa. Esto parece un intercambio astuto porque no quieres perjudicar a tu empresa de ninguna manera.

Es ahí cuando caes en la trampa de la complejidad.

A continuación un par de ejemplos de esta trampa y su efecto en empresas en etapas tempranas.

  1. Métricas

El cálculo de las métricas principales de una empresa como el costo de adquisición de los clientes puede ser tan simple o tan complejo como quieres. Hay un tiempo para ser precisos, pero no es adecuado si significa sacrificar la simplicidad.

El costo de complejidad en rastrear las métricas de la empresa es real. La desventaja es que no todos en la organización realmente entiende como una métrica es calculada, así que la recrean mal, llevando a diferentes resultados. Y esto es mucho peor que un resultado que es marginalmente imperfecto.

  1. Acuerdos entre empresas

Cuando trabajes en una nueva alianza, el deseo por precisión a cambio de simplicidad puede deslizarse hacia adentro como maniobras de cada lado para definir exactamente lo que quieren. Inventar nuevos términos que te hagan ver inteligente, y sobre optimizar las definiciones de contrato pueden parecer los movimientos correctos.

Sin embargo, especialmente si estás trabajando en acuerdos con grandes compañías, la complejidad es tu enemigo. Mientras que los principales negociadores puedan entender los nuevos términos y definiciones, las grandes empresas requieren firmas explicitas e implícitas. Tu contacto en la gran compañía podría perfectamente entender el matiz de cada elemento, ¿pero su jefe? ¿O el jefe de su jefe?

La complejidad hace difícil la comunicación, y en lo que respecta a tratos o acuerdos para formar alianzas se vuelve más difícil para la gente lograr cerrar el trato.

Caer bajo la trampa de la complejidad complica de más el negocio mientras tratas de escalar. Pequeñas complejidades se acumulan con el crecimiento, y llevan a una deuda técnica, organizacional y de producto que la empresa deberá pagar con el tiempo.

El proceso natural de escalar una empresa introducirá suficiente complejidad, así que asegurar minimizar dicha complejidad en etapas tempranas puede dar dividendos durante el camino. Lo que buscas es confinar la complejidad en las áreas principales en las que estás innovando, y removerla de otras áreas.

El rol difícil del fundador es determinar cuando la precisión puede ser sacrificada en el nombre de la simplicidad, y cuando no. Pero cuando estés en duda, toma la ruta que minimice la complejidad.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Wikimedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s