Trabajar en Múltiples Startups: Receta para el Fracaso

He de admitirlo, yo fui víctima de la trampa del emprendimiento de tratar de trabajar en diversos proyectos para startups al mismo tiempo. Entre 2013 – 2015 me había involucrado en 4 proyectos. Creía que era una medalla de honor, que podía manejar tantas prioridades al mismo tiempo.

Aprendí con el tiempo, que es solo una horrible estrategia que funciona para prácticamente nadie,

Es costumbre, al escuchar experiencias de emprendedores que aspiran al éxito, notar que muchos emprendedores se preguntan cuál es la mejor idea a elegir entre la gran cantidad de ideas que ellos mismos tienen.

La idea en cuestión va así:

“Si reparto mi riesgo entre varias startups, esperaré a ver cuál pega, y entonces me enfocaré en esa hasta que se vuelva un éxito. Funciono para otros. Debería funcionar para mí,”

La implicación no es que estés optimizando para el éxito tanto como estás tratando de protegerte contra el fracaso.

Las startups no funcionan como cobertura frente al fracaso

La razón por la cual el método “cobertura contra el fracaso” no funciona es debido a que en vez de encontrar una buena apuesta, estás disminuyendo las oportunidades de que tus apuestas funcionen.

Eso es porque el éxito con una startup no es lo mismo que recibir un puñado de cartas que pueden ser inservibles o un blackjack. A diferencia de juego de las apuestas, el éxito de una startup está infinitamente atado a la cantidad de esfuerzo y enfoque que como emprendedor ponemos hacia su éxito.

Disponer de medio esfuerzo en una startup y la otra mitad en otra es similar a decir “Quisiera garantizar ambas de estas fracasarán al quitar la única cosa que puedo hacer para que sean un éxito – mi enfoque y energía.”

El costo de crear algo de la nada

Para entender porque reducir tu enfoque en cualquier cosa es tal problema, primero debes apreciar porqué crear una startup es diferente a cualquier otro uso de tu tiempo, incluyendo tu trabajo actual.

La propia naturaleza de una startup es que estás creando algo de nada. La cantidad de esfuerzo para crear es exponencialmente superior a la cantidad de esfuerzo para administrar. Trabajar en un empleo corporativo tiene sus propios desafíos, pero no estás inventando tu trabajo en la marcha.

Una clara analogía sería la siguiente: crear una startup es como construir una casa de un montón de árboles sin planos y una sierra de mano. Estás inventando el resultado desde cero y trabajando furiosamente para no solo ver si funciona, pero proveer del refugio que necesitas.

Relativamente, trabajar en un empleo regular es como remodelar los interiores de una casa ya existente – toda la estructura está ahí, solo la estás mejorando con sus debidos desafíos. Pero al final del día, estás haciéndolo adentro de una casa que alguien ya construyó.

En este contexto imagínate diciendo “Voy a animarme y construir dos casas al mismo tiempo y ver cual sale mejor.” Mientras haces esto incrementas las posibilidades de que nunca acabes con ninguna de las dos y tú estarás pasando frio sin hogar.

Eso no suena tan genial.

El éxito requiere energía

Las startups no triunfan por capricho del azar. Leerás historias en las cuales una empresa “trato una estrategia” y boom lo lograron.

Ningún fundador te dirá que construyeron una empresa con la mitad de sus esfuerzos. Tal vez tuvieron que trabajar en algo más para pagar los gastos pero nunca te dirán que ocurrió de manera mágica mientras repartía sus apuestas.

Asume que por cada startup exitosa hay 1000 que fracasaron. Y entre esos 1000 fracasos tienes a docenas de equipos que pusieron todo su corazón y alma en la empresa y simplemente no funcionó.

La parte difícil es tomar una decisión difícil

Decidir si quieres trabajar en esa app móvil que podría convertirse en la siguiente Instagram o ese negocio de servicios que podría darte una mayor remuneración económica que tu trabajo es una decisión difícil – Lo entiendo.

Pero el hecho es que tienes que tomar una decisión si quieres triunfar. Cubriendo tu apuesta a través de múltiples startups es planear que ninguna tendrá éxito.

Espero escojas una sola cosa y la hagas despegar.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: SiOWfa16

Anuncios

2 comentarios sobre “Trabajar en Múltiples Startups: Receta para el Fracaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s