Los Siete Errores Culturales que las Empresas Cometen

Cada fundador sabe que la cultura es crucial para el éxito de una empresa. Pero existen siete errores comunes que las empresas realizan cuando crear su propia cultura, y Fred Wilson las enlista de la siguiente manera:

  1. Crees que la cultura “aparece” de la nada

Dirigir una empresa significa que tu tasa de gasto está siempre presente en tu cabeza, y como resultado, todo se deja atrás para lograr el MVP. La cultura se puede arreglar después, ¿verdad? La verdad es que la cultura es otra forma de decir “cómo trabajamos aquí,” y para el momento que te adentras en tu MVP, estará profundamente atrincherado.

En vez de esperar para definir tu cultura, conscientemente forma tu cultura mientras construyes tu MVP. No necesitas irte a un retiro de la compañía costoso, o escribir todo un ensayo. Puede ser tan simple como escribir cinco palabras que describan tu cultura y cada mes, como equipo, discutir si todavía son apropiadas.

  1. Solo contratas a tus amigos

Contratar para una nueva empresa requiere un alto nivel de confianza: necesitas que tu equipo trabaje duro y tome las decisiones correctas, y el equipo tiene que creen en ti y tu visión. Así que es natural buscar personas de tu red de contactos existente. Esto puede ser útil al principio pero puede llevar a problemas rápidamente.

Para evitarlos establecer las reglas de compromiso desde el principio, incluyendo que ocurren en el peor de los casos (despedir a un amigo). También deberías pensar en cómo vas a integrar a las personas en la cultura existente; tu metas es prevenir que se formen grupos o que la gente se sienta excluida del “círculo central”.

  1. Tú piensas que contratar a más personal significa éxito

Celebrar es tan importante porque el éxito en una startup puede ser tan raro en los primeros meses. Es confortante ser capaz de señalar algo que es una clara muestra de que las cosas están funcionando. Pero celebrar el tamaño del equipo es algo que podría ser contraproducente. Si la empresa trae a bordo demasiado gente, demasiado rápido, puede terminar despidiendo a un porcentaje relativamente grande de la empresa. Protege la moral del equipo al rastrear medidas más precisas de éxito, y encuentra formas para celebrar victorias pequeñas regularmente.

  1. Gastas mucho dinero en beneficios para competir con otras startups

“Sobornar” empleados es una práctica común en ambientes de emprendimiento de alto impacto – ¿cómo se lo podría llamar a ofrecer comidas gourmets, clases de meditación, y servicios de lavandería más que intentos de mantener contentos a los empleados? Y estos regalos no son baratos: si no ve el caso de Dropbox que tuve que cancelar su transporte gratuito y limitar sus comidas gratuitas al disminuir sus fondos de capital de riesgo.

Si realmente quieres que tu equipo logré dar lo mejor de sí, sin importar de tu presupuesto de compensación, otórgales trabajo significativo. Muéstrales como su trabajo es directamente impactando la organización, y como la organización esta haciendo una diferencia en el mundo. En otras palabras, dales un propósito.

  1. Sobrecargas a tus empleados de trabajo

Estar en una startup es un compromiso; largas horas y metas impensables son parte del trato. Pero si te esfuerzas demasiado, te quebrarás. Para prevenir el agotamiento, mantén registros con tu equipo para ayudarlos a gestionar su carga de trabajo y niveles de estrés. Y no dejes de fuera al fundador: 30% de estos reportan síntomas de depresión, a lo opuesto del 7% de la población en general.

De nuevo, no estoy diciendo que no estarás largas noches y fines de semana en la oficina, pero no lo vuelvas una norma cultural.

  1. No despides a cretinos porque son inteligentes

Contratar al mejor talento es altamente competitivo, pero ignora la regla “no idiotas” bajo tu propio riesgo. A pesar de su conjunto de habilidades superiores, su personalidad destruirá tu cultura de equipo, sin mencionar su productividad.

Para evitar caer en esto, es prestar mucha atención durante el proceso de entrevistas, escuchar por respuestas egoístas e insultos a ex compañeros de trabajo. Pero si uno se te escapa del radar, habla con este y hazle entender cómo esperas que se comporte. Si no se ajustan, es hora de que tome un camino distinto.

  1. Crees que las reglas no se aplican a ti

Romper los límites es una gran forma de obtener nuevos clientes y atraer atención… hasta que no lo es. Y hablo de regulaciones estatales, nacionales y otra cuestión que entre en territorio legal y moral gris. Antes de querer rodearte de abogados, siéntate con los fundadores y determina los valores de la empresa. ¿Qué es lo más importante para tu equipo? ¿Cuándo tendrás que debatir una acción antes de proseguir? Revisa cada cuatrimestre para que cuando el dinero esté en la línea y las fechas límites se acerquen, estés seguro de tus valores.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Entrepreneur

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s