Las Dos Reglas de los Opuestos que Debes Seguir

Hay muchos dichos que memorizamos que no tienen ningún sentido. Aun así los usamos por hábito y rutina, sin darnos cuenta lo ridículo que suena.

Por ejemplo, “No puedes tener el paste y comerlo todo.” Bueno entonces cual es el punto de tener un pastel.

El punto que quiero establecer es que la construcción del éxito requiere mucha deprogramación de muchas creencias comunes y suposiciones que hemos aceptado como verdades, aun cuando muchas de las veces es exactamente lo opuesto.

Sigue leyendo para aprender dos reglas de opuestos para seguir en tu camino hacia el éxito.

Regla #1: Pon todos los huevos en una canasta

La mayoría de la gente te dirá lo contrario. ¿Por qué? Porque si pones todos los huevos en una sola canasta y algo ocurre – como que se te caiga – perderás todo. Pero, yo tengo una solución para eso, ¡cuida muy bien tu canasta!

Ya sabemos que nadie ha llegado al siguiente nivel sin tomar riesgos, ¿verdad? Pero la manera en la que hemos pensado en nuestros huevos y canastas está basada en el miedo. Tenemos un miedo de perder que debemos superar.

Esta verdad ya está establecida – si quieres ser rico, tienes que ser grandioso en algo. Y para ser grandioso en algo, tienes que enfocarte en ese algo. ¡Por todos los cielos, ahí es donde pones todos tus huevos!

La gente exitosa está enfocada. La gente no exitosa dispersa sus energías. Es difícil hacer que un negocio prospere y más tratar de dispersar tu energía y enfoque en otras zonas.

Regla #2: Oportunidades pueden ser obstáculos

Siempre he escuchado que la gente dice, “Constantemente me encuentro con grandes oportunidades”.

Las oportunidades pueden ser obstáculos si estas toman tu enfoque lejos de lo que está frente a ti ahora mismo. Pierdes tiempo cuando te entretienes en estas ideas, tal vez hagas algo de investigación y conozcas más. Lo siguiente, vas de nuevo a dispersar tu enfoque y energía.

Si tienes algo que está creciendo, fija la mirada en esto y sigue adelante.

Un negocio. Una canasta.

Escoge UNA oportunidad y enfócate

Así que tendrás que escoger, pero la siguiente pregunta es, “¿cómo escojo?” Mira, tú simplemente tienes que escoger una. No importa porque el problema es el hábito. Es el hábito que tienes que romper. Escoge una oportunidad para enfocarte. Lo peor viene a lo peor, inclusive si eres mediocre haciéndolo, tu siempre podrás dejar esa opción ir cuando se acabe y empezar otra oportunidad que funcione. Eventualmente, funcionará sin ti, y entonces sí podrás diversificar y agregar más a tu plato.

Escoge una y vuélvete el mejor. ¿Entendido? No estoy diciendo que no puedes hacer otras actividades como compra y venta de bienes raíces. Estoy diciendo que tengas cuidado. Cada minuto que trabajes para un proyecto alterno es un minuto de tiempo y energía que estás perdiendo que pudo haber usado en tu única canasta.

Recuerda, hay muchas oportunidades dentro de tu negocio. Asegúrate de estar haciendo bien una cosa.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Bradley Johnson Productions

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.