De las señales de humo a los satélites y nuevas tecnologías: geolocalización, un boom en México

Parece una necesidad de nuestra vida moderna, pero la localización ha formado parte de la evolución de la humanidad. Esa necesidad de inventar sistemas para guiarnos, regresar a casa o ubicarnos en el firmamento, desde miles de años antes de Cristo, desde los indios americanos hasta los antiguos chinos, ya utilizaban las señales de humo para localizar un hogar, una comunidad y comunicar mensajes.

Unos miles de años después, los navegantes de altamar aplicaban las matemáticas para determinar coordenadas midiendo el ángulo del sol o las estrellas, mientras que las personas comenzaron a criar cierto tipo de palomas que podían encontrar su hogar desde distancias  muy largas, y que se utilizaban para servicios de mensajería y navegación. Luego vino la brújula magnética que apuntaba a los polos terrestres y que permitió determinar longitud y latitud, como lo desvela esta evolución ilustrada de la localización, elaborada por Seetio.

Le llegada de los satélites espaciales

“Es una historia fascinante, el cómo por siglos el ser humano ha impulsado la tecnología que le permita ubicarse y localizar un punto en la tierra para guiarse, encontrar a otros, moverse y viajar. En esta travesía, la llegada de las señales de radio, posteriormente del sistema GPS satelital en el siglo XX, y a partir del 2014 el Advanced Mobile Location (AML) desarrollado por British Telecom, hoy estándar mundial de geolocalización con una exactitud de 10 metros de radio. AML tiene dos versiones en los sistemas operativos dominantes (+99.5%) Android de Google y iOS de Apple, llamados ELS (Emergency Location Services) de Google, y HELO (Hybridized Emergency Location) de Apple. ELS y HELO marcaron un paradigma total en los servicios de geolocalización”, explica el Ing. Abelardo A. Tous-Mulkay, P.E.I., Director General de Carbyne para Latinoamérica y el Caribe, líder mundial en soluciones para la gestión inteligente de llamadas de emergencia en tiempo real.

Y es que, finalmente, el GPS satelital fue incorporado a los automóviles en los años noventa; posteriormente a los celulares a partir del nuevo milenio, y a los smartphones en la era de Internet; y a partir de 2017 se incorporó ELS al sistema operativo Android de Google y HELO al sistema operativo iOS de Apple para que la geolocalización fuera tan sencilla y exacta como escribir una reseña de algún comercio ubicado en un mapa digital georeferenciado y postear en redes sociales para que todos lo ubiquen, como Foursquare.

El boom de la geolocalización en México

Actualmente, uno de los usos más importantes de la geolocalización vive un boom en México a través de los servicios de emergencia. Cada año, en el país se realizan unas 150 millones de geolocalizaciones dinámicas ELS en tiempo real, un número mayor que las registradas en países como Alemania, Reino Unido, Suecia, Holanda y Dinamarca juntos, lo que posiciona a México el líder global en el uso de esta tecnología, incorporada en el servicio del 9-1-1 en 27 estados del país a través de la plataforma Carbyne SaaS (Software as a Service, por sus siglas en inglés).

El uso de la geolocalización en estos casos es clave porque se traduce en salvar más vidas humanas. Un ejemplo reciente es el de 592 migrantes venezolanos, ecuatorianos, salvadoreños, guatemaltecos, hondureños y mexicanos que desde diciembre de 2020 han sido rescatados en la zona fronteriza de Arizona y Sonora. A través de llamadas de auxilio, el Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i) del Estado de Sonora ha identificado la geolocalización precisa para realizar el rescate en cada caso.

Algunos “mitos” sobre la geolocalización

No obstante este auge, aún existen algunos mitos sobre el uso de los datos personales de los usuarios en aplicaciones de geolocalización. En el caso de Carbyne SaaS y el 9-1-1, las opciones de videollamada, el chat silencioso de Carbyne son permitidas, siempre, con el previo consentimiento del usuario, lo cual no vulnera su ciberseguridad. 

“En su historia reciente, la geolocalización se posiciona como un aliado para los servicios de emergencia de México, donde a través del 9-1-1 beneficia a los ciudadanos que lo necesiten ante un accidente o situación de alarma, concluye Abelardo A. Tous-Mulkay de Carbyne.

Sobre Carbyne

Fundada en 2014, Carbyne está dirigida por un equipo de empresarios y expertos tecnológicos. La compañía tiene oficinas en Tel Aviv, México y Europa, con sede en la ciudad de Nueva York. Para obtener más información, visite carbyne9-1-1.com.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.