Entradas de CrisRmz

Emprendedor. Siempre dispuesto a aprender cada día más y poder ayudar a otros en su camino.
cómo iniciar un negocio

5 Cosas que Necesitas Para Iniciar un Negocio

Ser dueño de tu propio negocio puede parecer el epítome del sueño de cada empleado. Puedes ser tu propio jefe, regirte por tu propio horario, y no darle respuestas a nadie más que a ti mismo – no es de extrañar que tantas personas idealicen ser dueños de un pequeño negocio.

Sin embargo, aunque trabajar para ti mismo puede parecer ideal, la mayoría de la gente no está preparada para lidiar con la responsabilidad que conlleva iniciar un negocio.

Continue reading →
como hacer crecer mi negocio

4 Maneras de Mantener y Crecer tu Negocio

He notado que existe una diferencia en mentalidad entre la gente que se da por vencido y aquellos que sobreviven a los tiempos difíciles.

Por lo que he visto al hablar con los dueños de pequeñas empresas, la mayoría de los negocios fracasan por 2 simples razones:

Continue reading →
deja de procrastinar

Debes de Dejar de Perder el Tiempo

Habilidades en organización y la gestión del tiempo son esenciales para tu éxito. La gestión del tiempo es una elección, cómo decides utilizar tu tiempo depende de ti.

Desperdiciamos el tiempo al realizar actividades poco productivas. Desperdiciar el tiempo puede que funcione por unos cuantos minutos, pero se puede ir sumando cuando se deberían de estar haciendo las cosas.

Puedes incrementar tu productividad y moverte más cerca hacia tus metas solo al administrar qué estás haciendo y cuándo lo estás haciendo. El solo acto de darte un momento para pensar sobre el tiempo que tienes antes de que lo uses hará que mejores en la gestión de tu tiempo personal e incrementará tu productividad.

¿Por qué desperdiciamos el tiempo?

¿Por qué, entonces, la gente decide desperdiciar el tiempo? Esto es literalmente permitir que el tiempo se te vaya, en vez de aprovecharlo. Desperdiciar el tiempo es un ciclo vicioso. Lo que empieza como un pequeño descanso termina siendo un sinfin de horas deserdiciadas.

Alimenta tu falta de acción e interrumpe tu flujo de trabajo.

Cuando te encuentres en una de estas situaciones, detente por un segundo y piensa en lo que no estás logrando. Mientras más aplaces las cosas, más tiempo te tomará cumplir con la tarea. A veces una tarea parece tan desalentadora que no quieres empezarla y hasta te inventas otras tareas que hacer.

¿Quieres dejar de desperdiciar el tiempo?

Mientras más productivo seas, más motivado estarás para realizar las cosas y administrarás mejor tu tiempo. Sin embargo, no confundas el ser productivo con estar ocupado. Te dejo 3 consejos para dejar de desperdiciar el tiempo y cumplir con tus tareas.

1. Inicia por lo más difícil

Trabaja sobre la cosa más difícil en tu lista, o la cosa que roba más espacio en tu cabeza, y terminala de una vez. Se necesita de disciplina para terminar primero las tareas más difíciles, pero es un hábito que incrementará tus niveles de desempeño y productividad.

A veces tienes que ignorar cómo te sientes, y sólo empezar. Nadie quiere empezar una tarea difícil, pero la gente exitosa lo hace.

2. Haz una lista de tareas

También es útil realizar una lista de tareas temprano en la mañana ya que así estarás alerta lo que el resta del día. Yo recomiendo enlistar elementos o tareas en orden de urgencia o importancia, Hacer una lista es una forma muy efectiva de utilizar tus habilidades organizacionales.

¿Qué deberías completar hoy? ¿Qué cosas puedes posponer? Y más específicamente, ¿qué necesita hacerse antes de cierta hora hoy?

Empieza por eso último, y ve hacia abajo en tu lista hasta que llegues a las tareas no urgentes. Ahora ya te habrás librado de la rana más fea, y tu lista ya no parece tan difícil como antes.

3. Toma pequeños descansos

Asegúrate de dejar algo de tiempo para descansos mentales. Hablo de bloques de 10 a 15 minutos. Programar un bloque de tiempo para relajarse no es lo mismo que entretenerte en internet. Los descansos mentales son valiosos y de hecho aumentan tu productividad.

Escoge algo que distraiga tu mente de lo que estás trabajando por un momento. Una forma puede ser alejarte de las pantallas de tu PC, lap o celular; o cerrar los ojos por un momento. Si esto no es tu estilo, recarga energías al socializar por unos minutos.

¡Deja de desperdiciar el tiempo!

Cuando desperdicias tiempo, estás desperdiciando tus oportunidades de hacer más y ser más. La gente exitosa aprovecha al máximo cada hora de cada día, usando cada momento a su ventaja. Aprende a identificar lo que te distrae de lograr tus tareas cada día.

Recuerda esto:

La efectiva administración del tiempo es un hábito que puede ser aprendido.

Y empieza con la decisión de invertir tu tiempo en lo que es importante.

cómo balancear trabajo y vida

¿Vida Balanceada? 3 Estrategias para Lograrlo

¿Es posible alcanzar el más alto nivel de éxito y mientras mantenerse feliz, saludable y más? Is it possible to reach the highest levels of success while maintaining happy personal relationships, great health, and so on?

Estoy aquí para decirte que sí es posible – pero requiere de un montón de esfuerzo. Las buenas noticias es que hay unas cuantas estrategias clave que todos pueden usar para crear esa vida balanceada.

Estrategia #1: Identifica cómo trabajas mejor

Una persona consistente es buena con un calendario regular de actividades. Una persona esporádica le va mejor con trabajar por grandes períodos de tiempo. También es posible combinar los dos estilos. Tienes que aprender a indentificar cómo trabajas mejor y ser estricto con ese habito.

Si lo haces, serás más productivo y eficiente, lo cual significa que tendrás más tiempo para otras prioridades.

Estrategia #2: El método de las grandes rocas

Una “gran roca” es una prioridad, como la familia, una relación romántica, amistades, proyectos personales, tu salud, etc. No se irán a ningún lado, ni deberían. Estas son tus máximas prioridades, no son negociables. Pero, solo porque tus grandes rocas son igual de importantes no significan que requieren del mismo tiempo. Lo que importa es que dediques tiempo de calidad a cada una.

Tal vez decidas usar una hora de cada noche con tus hijos. Tal vez dediques una noche de cita por semana. Tal vez te ejercites por 30 minutos cada día. La meta es asegurarte de atender todas tus “grandes rocas” y estar completamente presente.

Sabiendo que has usado tiempo de calidad con todas tus prioridades, aunque no sea el tiempo que tu hubieras deseado, te ayudará con tu sentido de balance.

Estrategia #3: Fijar límites y mantener la flexibilidad

Límites…

Tener fuertes límites significa ser claro sobre cuando estás disponible y cuando no. Esto aplica para comunicarte con otros y hacerte responsable. Definir y mantenerte a raya con tus límites te ayuda a enfocarte mejor en la tarea, experiencia, o interacción, haciendo que el tiempo que utilices sea de calidad.

Flexibilidad…

Esto es la vida real, y cosas pasan, así que es importante ser capaz de ir con la corriente. Si tienes niños pequeños o padres muy grandes, tendrás que ingeniartelas para satisfacer sus necesidades. Si eres un empleado, tal vez tengas que cumplir un horario o trabajar tiempo extra.

Es totalmente posible ser flexible y mantener un balance. Solo recuerda tener tus prioridades claras y fijar límites cuando puedas. Al final, el balance se trata de hacer lo que necesitas cuando necesitas hacerlo y también saber cómo trabajas mejor, dedicar tiempo de calidad a tus prioridades, y fijar límites flexibles.

Todo esto te ayudará inmensamente para tener una vida balanceada. Y lo mejor de todo, es que puedes empezar ahora mismo.

hombre meditando

Calma tu Mente y Obtén Mejores Resultados

Cuando nos encontramos fuera de balance, significa que nuestra mente ha tomado el control, y está en modo de miedo total. Usualmente, es tan ruidoso que no podemos ni escuchar nuestros instintos. Así que en vez de alinearnos con nuestro instinto – la parte de nosotros que sabe qué es lo mejor – reaccionamos en vez de actuar.

¿Cómo es esto?

  • Decir si al voluntariado por una causa que no resuena en nosotros.
  • Acordar con un trato con el que no nos sentimos agustos.
  • Rechazar una fantástica oportunidad de trabajo por miedo a no ser lo suficiente valiosos.

Solo imaginarme a mí en esas situaciones me da ansiedad. ¿Y a ti?

Entonces, ¿cómo nos detenemos de tomar malas decisiones basadas en el miedo? Debemos de asegurarnos de conocernos realmente.

Ponte atención y proporciónate espacio

Esto es sumamente crítico. Cada vez que la toma de una decisión surja, date un segundo y analízate. Para que esto funcione, es importante entenderte muy bien. ¿Qué emociones te genera? ¿Angustia, llanto? ¿Te entra un deseo de salir corriendo o un nudo en la garganta?

Mientras mejor te conozas, más fácil será identificar si estás en el lugar correcto para tomar una decisión. Si te sientes fuera de ti por cualquier motivo, no tomes decisiones, especialmente muy importantes. En vez de eso, recuerdate el porqué no debes tomar una decisión en ese estado. La forma más poderosa de hacer esto es pensar en una situación similar del pasado que no salió bien. Recuerda las emociones que te invadieron.

¿Qué hacer entonces? Tómate un descanso. A menos que exista una fecha límite o sea una situación de vida o muerte, está bien pedir un tiempo para tomar una decisión.

A veces, nos sentimos presionados por contestar rápidamente. Tal vez alguien nos presiona precisamente para que tomemos una mal decisión. No importa la razón. Lo importante es tomar la decisión correcta.

Regresa al punto de equilibrio

A veces somos lanzados a un espiral por una pregunta u oportunidad inesperada. A veces en medio de una gran crisis. Sin importar el momento, siempre hay una forma para encontrar un lugar equilibrado.

Primero, un poco de neurociencia:

Cuando tus emociones se agrupan, tu respiración se vuelve más rápida, lo cual desata una respuesta conocida como miedo, lo cual puede llevarte a tomar malas decisiones. La buena noticia es que los científicos han probado que respiros profundos y lentos ayudan a tu química cerebral y te permiten estar más relajado.

Lo anterior ayuda mucho, pero quiero compartirte un ejercicio que ayuda a amplificar estos efectos:

  1. Piensa en una palabra o frase corta. No importa cuál mientras que represente el estado en el que quieres estar (relajado, enfocado, etc.).
  2. Cierra tus ojos
  3. Durante la inhalación lenta, presta atención a tu respiración. Imagina llenando lentamente tus pulmones.
  4. En al exhalación, piensa en esa frase.
  5. Repite hasta que te sientas mejor.

Este ejercicio puede ayudarte a entrar en un estado de meditación. El punto es enfocar tu energía y disminuir la velocidad de tu respiración.

Una vez logrado esto, tu mente se callará, y podrás escuchar a tu intuición. Este es el lugar donde debes de estar para tomar la mejor decisión.

Las decisiones no deben ser estresantes

Tomar decisiones importantes puede ser angustiante. Para algunas personas, tomar una pequeña decisión puede serlo también. Además hay como mil cosas pasándonos que cualquier cosa puede arruinar nuestras emciones. Pero, cuando regresamos en un balance, aunque sea por un momento, la decisión correcta se vuelve más clara. Te convencerás de haber tomado la mejor decisión.

Si esta información te resulta útil, compártela. Estar en equilibrio y en un estado mental positivo te ayuda a tomar mejores decisiones, pero tener una mentalidad adecuada puede ayudarte aún más.