deja de procrastinar

Debes de Dejar de Perder el Tiempo

Habilidades en organización y la gestión del tiempo son esenciales para tu éxito. La gestión del tiempo es una elección, cómo decides utilizar tu tiempo depende de ti.

Desperdiciamos el tiempo al realizar actividades poco productivas. Desperdiciar el tiempo puede que funcione por unos cuantos minutos, pero se puede ir sumando cuando se deberían de estar haciendo las cosas.

Puedes incrementar tu productividad y moverte más cerca hacia tus metas solo al administrar qué estás haciendo y cuándo lo estás haciendo. El solo acto de darte un momento para pensar sobre el tiempo que tienes antes de que lo uses hará que mejores en la gestión de tu tiempo personal e incrementará tu productividad.

¿Por qué desperdiciamos el tiempo?

¿Por qué, entonces, la gente decide desperdiciar el tiempo? Esto es literalmente permitir que el tiempo se te vaya, en vez de aprovecharlo. Desperdiciar el tiempo es un ciclo vicioso. Lo que empieza como un pequeño descanso termina siendo un sinfin de horas deserdiciadas.

Alimenta tu falta de acción e interrumpe tu flujo de trabajo.

Cuando te encuentres en una de estas situaciones, detente por un segundo y piensa en lo que no estás logrando. Mientras más aplaces las cosas, más tiempo te tomará cumplir con la tarea. A veces una tarea parece tan desalentadora que no quieres empezarla y hasta te inventas otras tareas que hacer.

¿Quieres dejar de desperdiciar el tiempo?

Mientras más productivo seas, más motivado estarás para realizar las cosas y administrarás mejor tu tiempo. Sin embargo, no confundas el ser productivo con estar ocupado. Te dejo 3 consejos para dejar de desperdiciar el tiempo y cumplir con tus tareas.

1. Inicia por lo más difícil

Trabaja sobre la cosa más difícil en tu lista, o la cosa que roba más espacio en tu cabeza, y terminala de una vez. Se necesita de disciplina para terminar primero las tareas más difíciles, pero es un hábito que incrementará tus niveles de desempeño y productividad.

A veces tienes que ignorar cómo te sientes, y sólo empezar. Nadie quiere empezar una tarea difícil, pero la gente exitosa lo hace.

2. Haz una lista de tareas

También es útil realizar una lista de tareas temprano en la mañana ya que así estarás alerta lo que el resta del día. Yo recomiendo enlistar elementos o tareas en orden de urgencia o importancia, Hacer una lista es una forma muy efectiva de utilizar tus habilidades organizacionales.

¿Qué deberías completar hoy? ¿Qué cosas puedes posponer? Y más específicamente, ¿qué necesita hacerse antes de cierta hora hoy?

Empieza por eso último, y ve hacia abajo en tu lista hasta que llegues a las tareas no urgentes. Ahora ya te habrás librado de la rana más fea, y tu lista ya no parece tan difícil como antes.

3. Toma pequeños descansos

Asegúrate de dejar algo de tiempo para descansos mentales. Hablo de bloques de 10 a 15 minutos. Programar un bloque de tiempo para relajarse no es lo mismo que entretenerte en internet. Los descansos mentales son valiosos y de hecho aumentan tu productividad.

Escoge algo que distraiga tu mente de lo que estás trabajando por un momento. Una forma puede ser alejarte de las pantallas de tu PC, lap o celular; o cerrar los ojos por un momento. Si esto no es tu estilo, recarga energías al socializar por unos minutos.

¡Deja de desperdiciar el tiempo!

Cuando desperdicias tiempo, estás desperdiciando tus oportunidades de hacer más y ser más. La gente exitosa aprovecha al máximo cada hora de cada día, usando cada momento a su ventaja. Aprende a identificar lo que te distrae de lograr tus tareas cada día.

Recuerda esto:

La efectiva administración del tiempo es un hábito que puede ser aprendido.

Y empieza con la decisión de invertir tu tiempo en lo que es importante.

Cómo Encontrar Tiempo para Educarte en los Negocios

Una cosa que cada dueño de negocio puede decirte es que siempre están aprendiendo algo nuevo. Hablando desde mi experiencia, buscar por educación en negocios es constantes. Siempre hay una mejor forma de hacer las cosas o algo nuevo que aprender.

El problema surge cuando la gente cree que no pueden hallar el tiempo para aprender. Por ejemplo, su negocio ha despegado, y sienten que no pueden ubicar el tiempo para tomar una clase o leer un libro. Esto comienza una espiral hacia abajo donde primero el negocio empieza a estancarse y luego posiblemente queda rezagado.

A continuación, formas para ayudarte a encontrar ese tiempo para seguir educándote.

Gasta algo de dinero

Si quieres mejorar tu negocio en a partir del desarrollo de un área donde encuentras áreas de oportunidad debes de estar dispuesto a gastar dinero.

Ya que tú sabes cómo funciona tu negocio, debes de saber también analizar donde y cuando debes de hacer inversiones significativas para el mismo; y en este caso hablo de educación. Una vez que pagues por algo de calidad y del tema que crees que puede ser aplicado para crecer tu negocio, te fuerzas a ti mismo a realmente comprometerte a tomar esta educación en serio.

Delega a otras personas

Una de las formas más fáciles de encontrar tiempo para educarte es remover algunas cosas de tu “plato” al delegárselo a otras personas.

Muchos de nosotros somos muy controladores con nuestros negocios. Lo cual esta está bien, hasta cierto punto. Si nuestra actitud de controlar cada aspecto del negocio está interrumpiendo en nuestra educación empresarial y por lo tanto fomentando nuestros esfuerzos, entonces tenemos un problema.

La mejor solución para esto es empezar a entregarles responsabilidades a otras personas.

Si tienes miedo en invertir dinero para contratar gente, te diré que no lo lamentarás. Claro puedes experimentar una fuerte indecisión por el riesgo que conlleva, pero cada vez que tomas un riesgo calculado para mejorar tu negocio, funciona.

Además, literalmente no puedes permitirte hacer todo por tu cuenta. Como dueño de negocio, tu tiempo es lo más valioso que tienes. Por esto, estás mejor usando tu tiempo encontrando nuevas maneras de ganar más dinero. Una de las forma de hacer esto es asegurándote que siempre estas fomentando tu educación.

Toma un paso a la vez

Personalmente creo que una de las más grandes dificultades que enfrenta la gente, en lo que concierne a una educación empresarial, es que sienten que tienen mucho que aprender de golpe. Antes de que lo sepan, las personas gastan grandes cantidades de dinero en clases y cursos que ni siquiera han tenido tiempo de revisar con cautela.

La mejor solución que yo he encontrado es aclarar cuál es el siguiente paso lógico para tu negocio y centrar tu educación en eso.

Como puedes inferir de lo anterior, en vez de hacer todo al mismo tiempo, es mejor decidir tomar las cosas un paso a la vez. La clave es preguntarte que hace más sentido para tu negocio ahora mismo y partir de ahí. Esto ayuda a evitar el sentimiento abrumador, te mantiene alerta y realizas las cosas.

Bloquea un fin de semana

Hay veces que yo he tenido que tomarme un fin de semana para tomar un curso y terminarlo. Y no tienes que intentar buscar conferencias, simposios o algo parecido cada fin de semana para progresar con tu educación. Lo bueno de esta era es la educación que proviene digitalmente.

El punto es que agendes cierto tiempo de tu agenda para seguir con tu educación empresarial y realizar acciones a partir de la misma. A veces solo bloqueando un gran pedazo de tu tiempo es la única manera de seguir adelante.

Es importante que estés constantemente mejorando tus habilidades a través de educación empresarial. Las cosas siempre están cambiando y lo que una vez funcionaba para ti puede que ya no seas así hoy. Usa estos consejos para ayudarte a encontrar algo de tiempo para enfocarte en tu educación y mejorar tu negocio.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: The Business Education Insider

aprovecha tu tiempo

Aprovecha tu tiempo redirigiendo tus pensamientos

aprovecha tu tiempoSomos títeres del tiempo. Vivimos dentro del tiempo. Calendarizamos acorde al tiempo. Todo lo que experimentamos, sentimos, pensamos – todo sucede en el tiempo. Sin embargo, la forma en que experimentamos al tiempo mismo es más que una ilusión.

Lo más frecuente que experimentemos pensamientos conscientes, el tiempo pasará más lento. Mientras pensemos menos, el tiempo pasará más rápido. Esto se puede ver cuando nos enfocamos en una actividad física que requiere de menos pensar y mayor movimiento. El tiempo depende de nosotros y nuestros pensamientos, esto es algo del que podemos aprovecharnos.

¿Alguna vez has deseado que un momento dure por siempre? O ¿Qué el tiempo pase más rápido para que cualquier cosa que estés haciendo termine? La mayoría del tiempo nuestras mentes parecen estar en automático. Pensamos, pero la forma en cómo lo hacemos normalmente parece estar fuera de control. Lo que podemos hacer, sin embargo, es aprender a controlar nuestros pensamientos, controlar lo que pensamos y que tan seguido pensamos en eso. Suena fácil, ¿no?

Pero, ¿cuántas veces te has encontrado preocupándote, estresándote y estar al borde del pánico por una situación? Todas estas cosas que sientes en un nivel emocional son resultado de tus pensamientos y tu percepción. Aunque esta última es difícil de cambiar, los pensamientos no tanto.

Y de esto se trata, re direccionar los pensamientos. Puede que no detengas todos los pensamientos de estrés o preocupación pero si podrás redirigirlos. Los pensamientos son como ríos. En vez de tratar de bloquearlos, debes de cambiar esa línea de pensamiento por algo que tú puedas controlar.

Es por esta razón en que las personas empiezan hobbies o se enfocan en su trabajo cuando necesitan aclarar sus mentes. Hacer ejercicio normalmente funciona mejor. Pero también el practicar un deporte, los videojuegos, películas, libros, cualquier cosa mientras que te permita enfocarte en el presente y no en el pasado o futuro.

Podemos re direccionar nuestros pensamientos para hacerle trampa al sistema haciéndole pensar que nuestros problemas se han disipado. Algunas veces los problemas no se pueden solucionar de inmediato. Este constante bombardeo de preocupaciones hace que el tiempo pase lento, y nos agobie la espera hasta que dichos problemas se resuelvan.

Si aprendes a re direccionar tus pensamientos en vez de morar en ellos, podrás sobreponer esas respuestas emocionales poco placenteras y estar un poco más contento. Ese tipo de cosas que nos hacen infelices tienden a debilitar nuestro ánimo durante el día. Ya sea un problema familiar, que odias tu trabajo, una enfermedad, sin importar el caso, si no puedes hacer nada es mejor que no te mortifiques sobre ello. Inclusive si tienes problemas que pueden ser resueltos, no deberías permitir que estos pensamientos te destrocen emocionalmente. El hecho es que los seres humanos funcionamos mejor cuando estamos felices.

Somos más atentos e intuitivos, estamos más dispuestos a trabajar y ponerle las horas necesarias para hacer las cosas. Si tenemos problemas encima, hay que darnos un pequeño espacio para respirar y dejar esa preocupación lejos de nuestra mente; esto no permitirá ser más productivos. Esto hará que aprovechemos el tiempo, haremos acciones conscientes y no distraídas por preocupaciones.

Cristopher Ramírez es Editor en Jefe de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Ingeniero en Tecnologías de Información convertido en emprendedor e inversionista de tiempo completo. Síganlo en Twitter.

sobrecarga de información

Sobrecarga de información ¿qué hacer con tanta?

sobrecarga de informaciónAmo las películas y leer libros. Podría pasar toda mi vida leyendo, viendo tele, cine y hablando de ello con otras personas y de hecho planeo hacerlo. Sin embargo, hay un problema en esto: cada día se produce mucho más contenido del que uno podría consumir en toda su vida.

Seguramente ya conoce esas estadísticas de que “cada minuto se suben a YouTube quién sabe cuantos años de video” y demás datos impactantes. Ahora bien, ese problema de: “tanto que consumir y tan poco tiempo” no es exclusivo de las personas como yo.

Piénsalo, al día cuantas opciones no tienes para leer o ver (empezando por este blog tan solo) en Twitter, Facebook, sitios de noticias, YouTube, Spotify, etc.

El problema se agranda cuando alguien te dice que vivimos en la Era de la Información y te hace creer que lo más adecuado para sobrevivir aquí es estar hiperconectado y sobre informado. Nada más falso en mi opinión.

En primer lugar, estar efectivamente hiperconectado facilita la distracción. Piensa en los correos electrónicos redundantes y basura, los tuits poco relevantes y los post de Facebook que son autentica basura. ¿Cuánto tiempo se pasa repasando esa información y decidiendo si es o no relevante?

Lo que me ha servido a mi para disminuir la hiperconectividad sin afectar la calidad de la información que consumo es dedicar un par de horas (ahora mismo sería una buena idea) a:

  • Limpiando mis redes sociales de amigos (trato de mantenerlos entre 150 y 200 y ya son muchos) y tuiteros poco relevantes o repetitivos.
  • Escoger solo dos o tres feeds de noticias.
  • Dejar la lectura de los blogs para un solo día a la semana.
  • Desactivar las notificaciones del mail y revisarlo dos o tres veces al día solamente (nunca a la primera hora en la mañana).

En segundo lugar, lo importante en la era de la información no es consumirla sino saber manejarla y discriminarla. Esto es un poco más difícil. Primero decide que información es importante para ti. ¿Amas la música? Enfócate en contenido de música. ¿Trabajas en el mundo de la alimentación? Checa solamente información sobre cocina. No te sientas mal si no te echas todos los días El Mañanero o Primero Noticias, la mayoría de la información que se da allí es irrelevante o tan lejana que rara vez afectara tu felicidad o tu trabajo. Como recomendación te puedo decir que en tus feed de noticias te limites a leer los encabezados, créeme, con eso basta, a mí me ha servido.

En tercer lugar, no tengas miedo en declarar tu ignorancia sobre algún tema de la vida moderna o el mundo actual, ¡nadie es experto en todo!. Sherlock Holmes, por ejemplo, no sabia que la tierra giraba alrededor del sol pues él decía que no era relevante para su trabajo. Si ignoraba algo (como por ejemplo lo que era un vampiro) simplemente lo consultaba en algún lado.

Lo importante en la era de la información es saber manejarla, por ello las computadoras son tan importantes, no dejarse aplastar por ella. Lo mejor que puedes hacer para conducirte mejor en este mundo moderno es permitirte ampliar tu criterio. La educación y el entendimiento de este mundo son primordiales. En otra ocasión te daré algunos tips más sobre eso.

Esteban Sánchez es un experto en negocios y emprendimiento, además de ser un apasionado del cine y las industrias del entretenimiento. Fundador y miembro activo de organizaciones que promueven el cine como arte y el espíritu emprendedor. Síganlo en Twitter.

Crédito por la imagen: Naldz Graphics