me cuesta concentrarme

Me cuesta mucho concentrarme, ¿Qué hago?

emprendedor multitaskingComo emprendedores siempre tenemos mil asuntos en la mente, por lo que mantenerse atentos y enfocados puede ser extremadamente  difícil; especialmente, con un  intenso flujo  de información, pendientes y preocupaciones (sin olvidarnos de los correos electrónicos y las llamadas telefónicas) que exigen nuestra atención y que ni en nuestros sueños nos dejan en paz.

Si te sentiste identificado permíteme felicitarte porque creo que vas por buen camino. Aunque tal vez esto  no es algo muy bueno porque,  probablemente (al igual que yo), estás descuidando  involuntariamente otros aspectos importantes de tu vida y prestando  poca atención a las cosas que desde  tu perspectiva empresarial pueden no ser tan importantes pero, que  no dejan de ser importantes en tu vida personal u otros ámbitos en los que dejamos de ser productivos.

Investigando sobre tan  común  problemática, encontré que en medio de tanto ruido y ocupación, la comprensión del funcionamiento de nuestros cerebros y las limitaciones que tienen, además  de  trabajar alrededor de estos conceptos, puede mejorar la concentración y aumentar nuestra productividad.

Resulta que nuestros  cerebros están suavemente sintonizados a la distracción, por lo que el entorno actual (dónde los cambios están a la vuelta de la esquina y todo es digital) hace que sea especialmente difícil concentrarnos con algo específico.

David Rock autor de “Your Brain at Work” (Lo pueden buscar en formato electrónico, yo solo leí la prueba en google) comenta que: “Las distracciones son señales de que algo ha cambiado y son  una alerta,  el cerebro dice, ‘orientar su atención aquí ahora. Esto podría ser peligroso”. Lo cual proyecta que el cerebro es automático y prácticamente imparable.

Si bien  ser multitask es una característica importante de los emprendedores, muchas veces se vuelve en nuestra contra pues el estar pendiente de “todo”  puede alterarnos un poco  además de que exige demasiado a nuestro cerebro e inclusive nos puede llevar a cometer errores garrafales por cosas que podrían parecer obvias.

Es por eso que antes de que sea demasiado tarde les comparto tres prácticas que encontré sobre como tener una mente más concentrada y productiva:

1. Hacer el trabajo creativo primero:

Por lo general, hacemos el trabajo sin sentido primero  de ahí vamos  hasta las tareas más duras. Las cuales drenan nuestra energía y reducen nuestra concentración.

Es por eso que tenemos que invertir el orden en que hacemos las cosas. Cumplir las tareas que requieren  inteligencia y creatividad a primera hora la mañana, y luego seguir adelante con el trabajo más fácil, como borrar mensajes de correo electrónico o programar reuniones, etc…

2. Meditar y considerar las opciones a favor y en contra antes de tomar una decisión sobre invertir nuestro tiempo

De acuerdo a  diversos estudios, las personas  solamente se concentran (realmente se concentran) un promedio de seis horas a la semana. “¿Quieres tomar a la  ligera el uso de esas horas”.

La mayoría de la gente se concentra mejor en la mañana o tarde en la noche, y los estudios de David Rock muestran que el 90 por ciento de la gente genera sus mejores ideas  fuera de la oficina. Averigua donde y cuando te concentras mejor y asigna las tareas más difíciles para esos momentos.

3. Entrena tu mente contra las distracciones

Cuando el multitask es la norma para los emprendedores, el cerebro se adapta rápidamente. Pierde la capacidad de concentración y  la distracción se convierte en un hábito. “Hemos entrenado a nuestros cerebros para estar fuera de concentración”, dice David Rock en su libro.

Practica apagando todas las distracciones y compromete tu atención a una sola tarea. Comienza con algo pequeño, unos cinco minutos al día, y trabaja en mejorar tu  tiempo. Si encuentras que tu mente empieza a vagar, simplemente vuelve a la tarea en cuestión pero comprométete con este ejercicio.

Gonzalo Sánchez, mejor conocido como “Zalo” es Director Administrativo en OverSky Productions y colaborador de The Enterpriser. Licenciado en Administración de Empresas, Fotógrafo y Músico de closet. Síganlo en Twitter @zalo_snchz

emprendedor paso adelante

Clave del éxito: Siempre estar un paso adelante de ti mismo

emprendedor paso adelanteLa gente exitosa no es exitosa porque pudieron deshacerse de todos sus defectos. En vez, la gente exitosa aprendió a conocerse tan bien que sienten cuando realizaran una decisión perjudicial antes de que la hagan. Y es así como pueden ganarle a la decisión y no cometer esos errores.

Mantenerse enfocado en el camino no debería de ser una lucha constante con el propio yo. Es difícil hacer buenas decisiones cuando se nos agarra desprevenido, pero si podemos predecir posibles desviaciones de nuestro camino, podemos evitar algunas de ellas, y mantenernos en el camino más fácilmente.

La vida no tiene que ser tan difícil si planeas previamente. Es el no planear e “ir con la corriente” que nos aleja de la corriente. Si quieres que las cosas se hagan, si quieres ser exitoso y feliz contigo mismo, entonces debes estar un paso adelante de ti mismo.

No te pongas en situaciones no deseadas

¿Cómo evitar hacer malas decisiones en tu vida? La forma más fácil de hacerlo es evitar en sí las malas decisiones. Por ejemplo, sabes que tienes mucho trabajo para mañana y necesitas estar despierto temprano, entonces no creas que puedas ir a tomarte un trago nada más. Algunos tienen el poder para tomar una cerveza o un trago e irse, pero si no eres de esos, simplemente no vayas.

Si sabes que necesitas estar al 100% y que el trabajo no se va hacer solo, evita amigos que son demasiado parranderos. Si son amigos muy cercanos quienes te están invitando, entonces ellos entenderán.

Aprende a decir no a situaciones que pueden llevarte a tomar malas decisiones y verás cómo esto ayudará en tu vida.

Construye un ambiente para maximizar la eficiencia y la productividad

Rodearte de la gente correcta es extremadamente importante, así como personalizar tu ambiente para minimizar malas decisiones y maximizar las buenas. La gente a veces tiende a ser floja; y normalmente trabajan en un ambiente cercano y cerrado y no buscan alternativas más sencillas solamente porque no son fáciles de alcanzar o conseguir.

Por ejemplo, si necesitas terminar algo, pero te distraes fácilmente con el Internet, entonces o apagar tu conexión inalámbrica/alámbrica (lo que uses) o descarga una de esas aplicaciones que te permite bloquear ciertos sitios por un periodo de tiempo.

Establecer un ambiente que remueva distracciones y malos hábitos eventualmente te ayudará a tomar mejores decisiones.

No te castigues por salirte del camino

Algo importante a recordar es que eres humano. La vida es un proceso de aprendizaje. Siempre debes de buscar la manera de regresar al camino y retomar las cosas donde las dejaste. Mientras más rápido regreses al plan, más tiempo te mantendrás en el camino. Eventualmente, cambiarás tus hábitos y ya no sentirás la urgencia de tomar las malas decisiones que antes tomabas.

Esto es una manera de cambiar. Aprende de ti y aprende a como estar un paso delante de tus decisiones impulsivas. Engáñate para tomar buenas decisiones antes que empieces hacerlo naturalmente. Para ser exitosos, necesitas ser persistente no impecable. La perfección es algo a perseguir, pero no a obtener.

Cristopher Ramírez es Editor en Jefe de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Ingeniero en Tecnologías de Información convertido en emprendedor e inversionista de tiempo completo. Síganlo en Twitter.