¿Cómo Tener Auto Confianza Frente al Miedo?

¿Tienes algún deseo o sueño pero el miedo te está deteniendo? Tal vez sea el miedo al fracaso, o lo que las demás personas puedan pensar de ti, o miedo a los cambios y desafíos que enfrentarás.

La verdad es que, todos tenemos una voz de miedo en nuestras mentes que sale cuando empezamos a tomar acciones hacia un nuevo camino o proyecto. Inclusive la gente muy exitosa tiene miedo.

Pero uno de los rasgos más poderosos que cualquier persona exitosa posee es la habilidad de moverse con confianza hacia la dirección de sus sueños a pesar del miedo. Sienten miedo, pero permiten que el deseo de lograr su sueño sea más grande que los desafíos, y el miedo que los acompaña.

Cuando te encuentres buscando crear una vida que ames, la clave no es eliminar el miedo – es dejar que sea tu motivador y guía, no tu ancla.

La buena noticia es que puedes modificar tus pensamientos y hábitos para que te sientas con más confianza frente al miedo. Puedes canalizar tu miedo en acción.

Puedes hacer estos cambios a través de un pensamiento más valiente. Ahora veamos las formas en que puedes utilizar este pensamiento valiente para desarrollar autoconfianza.

Reconoce el poder dentro de ti

Tú eres un ser espiritual teniendo una experiencia física en un cuerpo humano. La parte de ti que es por excelencia tú, está compuesta por tu espíritu. De esta manera, hay un poder más grande que tu cuerpo y mente, y más grande que cualquier circunstancia, situación o condición que enfrentes.

El núcleo de tu ser nunca puede ser dañado o destruido, y esto es reconfortante al enfrentarte al miedo.

Saber que hay un poder dentro de ti puede ayudarte a practicar remodelar o reconfigurar tus pensamientos.

Ser capaz de hacer una pausar, y notar los pensamientos que estás teniendo – y luego detenerlos si no te están ayudando.

Cuando reprogramas tus pensamientos, te rehúsas a darle autoridad al miedo. La parte de ti que nota tus pensamientos es neutral, y esta parte decide cuanto poder darle a tus miedos.

Recuerda, nunca estamos negando el miedo, simplemente negamos su poder sobre nosotros. Y cuando aceptamos que el miedo no tiene poder sobre nosotros excepto el poder que nosotros le demos, nuestra autoconfianza puede fluir naturalmente.

Enfócate en lo que has amado

Cuando construimos nuestros sueños, es fácil ser atrapado por lo que nosotros pensamos deberíamos estar haciendo.

Pero cuando damos un paso atrás y nos preguntamos sinceramente, “¿Qué es lo que amaría estar haciendo o tener?” estamos pensando más abiertamente, y estamos motivados a perseguir eso.

Con esto en mente, los miedos entre nosotros y lo que amamos de repente no parecen tan grande o intimidantes – porque estamos emocionados de perseguir lo que nos apasiona. Y cuando perseguimos lo que nos apasiona, naturalmente tenemos más confianza.

Aquí lo increíble de esto – tu cerebro no sabe exactamente la diferencia entre miedo y emoción porque experimenta una dosis similar en ambos casos. Así que cuando notas que te estas inclinando hacia el lado del miedo, trata de sobreponer una sensación de emoción sobre ella.

Ten alguien que crea también

Tener alguien que crea en ti es una de las mejores formas de incrementar tu autoconfianza.

Esta persona es alguien que apoyar tu sueño – alguien que te apoya y te ayuda a practicar tener hábitos más positivos.

Un buen compañero te ayudará cuando te sientas con miedo. Una persona que puede recordarte el poder que tienes.

Porque la realidad es que a veces aunque seamos conscientes de nuestros pensamientos no es fácil siempre poder hacer el cambio y son en estas ocasiones en que tener un apoyo externo ayuda mucho.

Enfrentar nuestros miedos incrementa nuestra auto confianza

Perseguir un sueño no se trata solo de alcanzar la meta, sino obtener la confianza en el proceso. Cuando tomamos riesgos, especialmente si producen los resultados que deseamos, naturalmente ganamos autoconfianza en nosotros mismos y nuestras habilidades, lo que nos hace más valientes.

Crecemos nuestra confianza cuando escogemos la fe sobre el miedo y tomamos acciones para perseguir nuestra pasión.

Recuerda, la meta no es simplemente ignorar o eliminar el miedo completamente. Es estar lo suficientemente motivados para que el miedo no nos impida avanzar.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Youtube

Construyendo el Equipo Estrella para tu Startup

Las startups fracasan a un ritmo alarmante. Muy rara vez, es por una mala idea. De hecho, muchas de las ideas son brillantes y están muy conectadas al problema que buscan resolver. Las startups fracasan debido a la mala ejecución, lo cual es el resultado de un mal equipo reunido.

Un buen equipo para una startup es importante para el éxito de cualquier proyecto. Sin embargo, en el caso de equipo para una startup, el equipo puede ser la diferencia entre éxito o fracaso de la empresa misma. Es increíblemente importante conseguir las primeras contrataciones bien porque la sangre de tu organización depende de pocas pero cruciales personas.

Construir un equipo para tu startup requiere una mezcla de personas con diferentes habilidades y experiencias, fortalezas y debilidades. Lo que importa es como está armado el equipo para complementarse unos a otros. Es más fácil decírtelo que hacerlo porque somos propensos a contratar errores en los primeros intentos.

Aquí cinco personas que necesitas para un buen equipo:

  1. El generalista

Las startups son lugares donde verás gente tomando diferentes roles, simplemente porque las restricciones de recurso no permiten el lujo de usar son un grupo de habilidades. A pesar de que las empresas puedan costear especialistas para trabajos específicos en una etapa más avanzada, las startups comúnmente sobreviven gracias a los generalistas.

Un generalista es una persona que no tiene miedo de probar nuevas aguas y está dispuesta a aprender. Es tan bueno en tomar la responsabilidad que se vuelve la persona a llamar al momento de hacer nuevas contrataciones en la empresa.

  1. El visionario

Los fundadores de una startup son personas quienes se juntan desde diversos fondos para trabajar hacia una pasión en común. Estas personas se abstuvieron de otras oportunidades, y están comprometidas a hacerlo a cambio de la emoción de crear algo. Estas personas son visionarias. Un impulso mayor para este equipo principal es pasión y visión.

El visionario se mantiene fe a su visión al mismo tiempo que permanece flexible con las formas en que puede lograrlo. El visionario es crucial porque el carácter distintivo de la empresa toma forma de esta visión.

  1. El perseguidor

Es la persona en el equipo que hace que las cosas se hagan. Puede ser desde buscar una solución o crear su propia solución para resolver un problema, pero lo resuelve. Es de ritmo rápido, rigorista con las fechas límites y muy impaciente. Es probable que sea el más popular en el equipo, pero es quien ve los proyectos más allá de la meta.

Éste es un activo en el equipo, porque, de muchas formas, fija los precedentes para lograr las cosas y las expectativas dentro de la empresa.

  1. El hacedor

Es la persona que no solo dirige al equipo de hacer lo correcto pero de hecho se ensucia las manos. En una startup típica, un líder es una persona quien dinámicamente busca donde está la brecha, y se lanza para ayudar. Esta es una de las razones por las que buenos equipos también comparten una rara camaradería debido a que se reúnen a través de acciones y no solo trabajo.

Contratando más allá del equipo principal

Contratar el siguiente nivel de empleados en tu startup significa que tienes algo de éxito con tus productos e ideas y estás buscando manos y cerebros frescos para infundirle nueva vida a tu startup.

Sin embargo, contratar para una startup más allá del equipo principal es un desafío.

En primera, es difícil encontrar el nivel de pasión que los fundadores poseen. En la mayoría de los casos, el siguiente nivel de contrataciones tiende a ver a tu empresa como un trabajo más.

Aquí 2 cosas que te ayudarán en esta etapa:

Esfuérzate por encontrar el ajuste adecuado

Para una startup, encontrar el ajuste adecuado no es solo acerca de habilidades. Es acerca de actitud, creencias y confianza. Una de las mejores formas para contratar es permitirle a la gente trabajar en tu ambiente por un corto periodo de tiempo. Este tiempo ayuda al potencial empleado entender como su día laboral lucirá. Cuando no funciona, ayuda el comunicarse firmemente.

Cuidado con la mala actitud

A veces, las startups pueden encontrarse con la mano torcida al tener que mantener una persona con mala actitud debido a que posee experiencia única que es importante para la empresa. Por mucha tentación que haya, una mala contratación y se crea el peligro de diluir la cultura organizacional que con mucha pasión has construido. Francamente, no toma mucha mala actitud para llevar hacia abajo al equipo, esto por su tamaño. Es crucial reconciliar sus intereses y habilidades con lo que tu empresa necesita más.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: TechMagic