Cómo Detener el Sentirte Desmotivado y Encontrar tu Porqué

Una pregunta frecuente entre aquellos que persiguen sus sueños es: ¿cómo paso de no estar motivado a estarlo?

La respuesta siempre recae en dos palabras: ¿Por qué?

Mucha gente está desmotivadas porque no tienen un porqué que resuene con ellos. No tienen una RAZÓN para estar motivados. En otras palabras, la falta de motivación es una clase de inercia.

La ley del impulso establece que un cuerpo en movimiento tenderá a mantenerse en movimiento y un movimiento en reposo tenderá a seguir en reposo a menos que se le ejerza una fuerza exterior. Esto significa que tienes que ponerte en movimiento en la dirección que quieres. Además, es por esto que necesitas tú por qué. Necesitas tu razón para por qué quieres hacer lo que piensas hacer.

Esto puede relacionarse con la riqueza, la salud, las relaciones, cambiar de trabajos, acerca de todo, pero al final todo se trata de tener un por qué.

Jim Rohn una vez dijo, “Mientras más grande el por qué, más fácil el cómo”, esto significa que si tenemos una razón o propósito lo suficientemente fuerte, el cómo llegará. Lo lograrás, aunque no tenga sentido enseguida.

Científicos han estudiado esto. Parecer ser que tenemos la habilidad extrema y única de empujarnos en tiempos de necesidad. Es el por qué, o nuestra razón, que detona esta habilidad.

Los milagros ocurren cuando tienes un por qué grande.

Déjame darte otra pista acerca de tu por qué. Primero, tú por qué debe tener dos lados. Primero eres tú. Tu por qué debe servirte. Segundo, tu por qué debe ser más grande que tú. Ya sea por tu comunidad, tu país, o las personas en tu negocio.

Si tienes esos dos por qué, uno para ti y otro para ayudar a otros, estarás motivado.

Sin un por qué, estarás desmotivado. Es tan simple como eso.

¿Cuál es tú por qué? ¿Por qué quieres hacer lo que quieres hacer? Deja un comentario, me encantaría saber de ti.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Careers in Depth

Aprende a Expresar tus Sentimientos al Liberarlos

¿Tienes sentimientos continuos que solo te irritan, enojan o decepcionan?

Cuando hablo a mis alumnos, tengo la sensación de que mucha gente se siente decepcionado de algunas partes de sus vidas.

Cuando se poseen estos sentimientos inadecuados, quiero que tomes los siguientes tres pasos:

  1. Haz contacto con tus sentimientos: Mientras más escondas tus sentimientos, más se acumulan bajo la superficie. Se adentran en las células de tu cuerpo, y se quedan ahí como veneno hasta que te des cuenta que estén ahí y buscas una manera de expresar los sentimientos. Si no tienes a quien expresárselos, toma un pedazo de papel y escríbelos. Te prometo que esto es un gran paso porque es una buena manera de retomar un camino mejor después de experimentar tropiezos.
  2. Acepta que eres humano/a: No eres débil por tener dichos sentimientos. Los sentimientos son eso. Nosotros los hacemos positivos o negativos. Lo más importante es reconocer que tú eres el único etiquetando esos sentimientos.
  3. Haz cosas para sentirte bien contigo mismo: Cuando no puedas hacer tanto como quisieras, la peor cosa que puedes hacer a tu felicidad y estado mental es forzarte a sentirte mal sobre ti mismo. Aprovecha tu tiempo haciendo actividades que te gustan a pesar de las labores diarias o trabajo, eso te ayudará.

La cosa más importante que puedes aprender es como estar en contacto y expresar tus sentimientos. No es tan difícil. Solo tienes que ubicarlos.

Es por esto que es esencial empezar por ver lo que hay dentro de ti porque lo está dentro siempre saldrá a la superficie. Cuando estás enojado, la gente puede detectarlo. No tienes que decir que estás enojado. Ellos ya lo saben.

No estoy diciendo que sea bueno o malo, pero no es algo bueno si se alimenta de ti y nunca sale a la superficie. Confía en mi… he seguido mi propio consejo, y hago este reconocimiento de mis emociones en base constante.

Comparte tu experiencia en los comentarios.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Love YourSelf To Health

5 Poderosas Maneras de Drenar Energía Negativa

¿Alguna vez te has sentido exhausto y completamente agotado después de hablar con alguien?

¿Un viaje al centro comercial te ha parecido no solo un desafío físico, pero también mentalmente drenado?

Si ha sido así, entonces puede que hayas sido víctima de la energía negativa de alguien más.

De la misma manera en que la risa es contagiosa… desafortunadamente, la energía negativa también, especialmente si tus defensas están bajas debido al estrés o la enfermedad. Incluso nosotros quienes tratamos de ser una persona positiva todo el tiempo podemos sentirnos mal unos días. Y esto puede ser dañino ya que nuestros ánimos y emociones tienen el poder de afectar a otros.

La buena noticia es, que hay muchas maneras de protegerte, aquí 5 pasos para implementarlas de una vez:

Paso 1: Identifica tu nivel de sensibilidad

Algunos rasgos de gente muy susceptible incluyen sentirse drenados o abrumados en presencia de multitudes, sentir estrés o dolor de otras personas y tomarlo como propio, y sentir que necesitas estar solo para recargar tus energías.

Si naciste con estaba habilidad intuitiva para sentir y percibir a otros, asegúrate de seguir los siguientes pasos al pie de la letra para sacar ventaja de esta habilidad.

Paso 2: Identifica la fuente de negatividad y toma acción

¿Cómo mantenerse positivo si pasas por un mal momento? Primero, identifica si el sentimiento negativo es causado por algo específico que tú puedes controlar. Si lo es, entonces trata de confrontarlo tan pronto como sea posible. Recuerda que TÚ eres responsable de detener esta energía de esparcirse a otras áreas de tu vida.

Si no puedes identificar la fuente, entonces es probable que sea la energía de alguien más que estas absorbiendo. Trata de distanciarte de cualquier persona que no te haga sentir bien.

Paso 3: Conecta con tu respiración

Si sientes una vibra negativa, trata de buscar un lugar donde puedes estar por tu cuenta por unos cuantos minutos. Cierra tus ojos y trata de conectarte con tu respiración.

Visualiza amor y energía positiva llegando a ti en cada respiración e imagina liberar el miedo cada vez que exhales. Hacer esto por algunos minutos puede hacerte sentir revitalizado.

Paso 4: Rodéate de gente con mentalidad positiva

Pasar el tiempo con personas que te levantan el ánimo y siempre ven lo bueno en cada situación te ayudará a deslindarte de cualquier emoción negativa. Cada vez que te rodees de amor y paz, te protege en contra de cualquier energía negativa que podría dañarte.

Recuerda que expresar cariño y compasión también significa amar y mostrar compasión a ti mismo.

Paso 5: Mejora tus habilidades

Practicar yoga y meditación, y tener tu propio espacio personal donde puedes recargar energía son esenciales para mantener tu bienestar. Puedes crear tu “santuario” y estar de buen humor en base continua.

Así de simple.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: EDF Energy

Cómo Parar tus Malos Hábitos

El condicionamiento es un tema difícil, ¿verdad? Sabemos que podemos ser mejores y hacerlo mejor. Tenemos mucho más que ofrecer, no solo a nosotros sino a todos. Pero tenemos estos malos hábitos que se meten en nuestro camino.

Hay malos hábitos obvios:

  • Vicios y dietas que son malas para tu salud
  • No dormir lo suficiente
  • Dormir demasiado
  • Falta de ejercicio

Luego hay otros malos hábitos que pueden ser maliciosos, como no honrar tu palabra.

Puede haber muchos más.

Desarrollando buenos y malos hábitos con el tiempo

Como lo menciono, en el momento en que nacemos somos una persona espiritual que acepta el condicionamiento de una personalidad. Nuestra mente es un espacio vació. Es un cerebro que se asemeja a un gabinete de archivos esperando a ser llenado. Si no lo fuera, no tuviéramos un cerebro adaptado a aprender.

Muchas cosas que aprendemos no se resumen en bueno o malo. Es la forma en la que aprendemos. O son útiles o no dependiendo de lo que queramos hacer.

Como robots. Si el robot no honra su palabra, ¿qué podemos hacer? Necesitamos reprogramarlo. Pero, ¿cómo?

Primero que nada, el robot es muy bueno en entender el proceso; pero el problema es lo drástico del cambio de la programación. Puedes cuestionarlo y pedirle un cambio radical y probablemente te diga “sí. Pero al día siguiente hará lo que está programado hacer.

Lo que hay que hacer es hacer un cambio ligero.

Como este robot, a las personas les gusta las cosas fáciles. En vez de pedirle a la gente desecha un mal hábito de golpe, es reducirlo a una vez por el momento.

Luego tras lograrlo, ir repitiendo y repitiendo el proceso poco a poco; termina siendo una cuestión de memoria.

Cómo cambiar malos hábitos uno a la vez

Debes reemplazar un hábito con otro. Tienes que tomar una cosa a la vez. Luego aprendes algo nuevo y luego otra cosa.

Convierte esta transformación en una meta de largo plazo. Un paso a la vez, un día a la vez.

Ahora, ¿qué pasa si no cumples con este nuevo habito? Tomas un respiro profundo y te dices a ti mismo: “gracias por intentarlo, no completaste lo que dijiste que ibas a hacer, ¿estoy dispuesto a intentarlo mañana?”

Está bien. Es un hábito. Te tomarás un tiempo en descubrir como detener los malos hábitos. No te culpes demasiado. Es difícil.

Pero usa tu creatividad, para descubrir nuevos regalos o caminos, nuevas formas de ser. Responsabilidad es lo que buscamos.

Encárgate de tu transformación una a la vez, un paso a la vez, y observa qué tan fácil puede ser cambiar los malos hábitos.

Desafíate a usar este simple proceso con un hábito difícil que has querido cambiar. Hazme saber lo que has aprendido y compártelo.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Loyal Determined

Cómo ser Productivo – de acuerdo a Aristóteles

Hay una gran cantidad de personas que se esfuerza mucho en su trabajo. Leen una gran cantidad de libros para incrementar sus conocimientos y tratan de emular a la gente exitosa lo mejor posible. No se intimidan del trabajo duro.

Pero a pesar de todo esto, solo tienen un éxito limitado, solo raspan la superficie y se preguntan por qué otros son mucho más exitosos.

Esta es una pregunta cuya respuesta se encuentra en sus manos.

Es un tema muy interesante, algo que vemos todos los días. Así que para entender por qué el éxito recae en tus propias manos, he decidido dar un vistazo a la historia y ver si esta declaración es verdad.

Aristóteles dio una de las discusiones más convincentes y provocadoras sobre las preguntas anteriores. Aristóteles escribió dos tratados éticos: La ética nicomáquea y la ética eudemia. Estas empiezan con una discusión sobre la eudaimonia (“felicidad”), y sigue como una examinación de la naturaleza de aretê (“virtud”, “excelencia”) y los rasgos de carácter que los seres humanos necesitan para vivir la vida de la mejor manera. Él finalmente termina con una discusión de teleein (“mejora”, “perfección”) de aquellas virtudes para ser exitoso.

Él teoriza que todo ultimadamente se reduce a nuestra conducta en vida la cual guía a la ética que seguimos. Esto lo condujo a formular un grupo de reglas llamadas Ética Aristotélica.

Discutamos los tres conceptos básicos de dichas éticas las cuales Aristóteles creía nos ayudaría a tener una mejor y más significativa vida.

Eudaimonia

En griego “eudaimonia” literalmente significa “tener buenos demonios”. Esto puede ser traducido para que signifique “floreciente”, la cual es la palabra más cercana que transmite la “buena vida” a ser llevada.

De acuerdo a Aristóteles, todos los humanos buscamos florecer. Es el fin deseado y apropiado para todas nuestras acciones. El florecimiento, sin embargo, es una función subjetiva y personal. Para entender dicho concepto necesitamos entender su significado y por lo tanto su impacto en nuestras vidas.

En el esquema de Aristóteles, hay cuatro aspectos de la naturaleza humana, y por lo tanto hay 4 tipos de florecimiento que son de importancia para nosotros como seres humanos:

  • Florecimiento físico: Como seres humanos necesitamos comida, ejercicio y descanso para mantenernos funcionando apropiadamente. Falta de alguna de estas cosas lleva a la enfermedad y subsecuentemente a la infelicidad.
  • Florecimiento emocional: Como seres humanos, tenemos una rica plétora de emociones los cuales tenemos que expresas en algún momento Tenemos nuestras urgencias, deseos, reacciones y necesidades las cuales necesita ser cumplidas por algún medio para mantenernos emocionalmente satisfechos.
  • Florecimiento social: Los seres humanos viven en grupos y funcionan como grupos. La aceptación social y la necesidad de recibir apoyo social y cooperación por parte del grupo es muy importante para cada humano con el fin de construir una respetable medida de autoestiman y confianza. Nuestras necesidades emocionales y deseos varían y cambian dependiendo del círculo social en el que vivimos y en el que buscamos ser aceptados.
  • Florecimiento racional: Probablemente el factor diferenciador más grande que nos separa de los seres humanos es nuestra racionalidad. Como humanos, somos creativos, buscadores de conocimiento y lógicos. Esperamos que nuestra racionalidad sea reconocida y apreciada en el mundo que vivimos. Aristóteles de hecho nos dice que una gran parte de nuestra vida humana consiste en “probar” nuestra racionalidad superior y nuestra habilidad de razonamiento en el mundo. No puedes florecer completamente si no estás floreciendo en los cuatros aspectos. Este principio juega en nuestra vida diaria cuando vemos personas quienes están tan emocionalmente inestables que no pueden desempeñarse bien en la vida…. O quienes están tan enfermos que no pueden disfrutar la vida… o aquellos que son socialmente inadaptados que no pueden encajar en la clase de sociedad que desarrollaría su inteligencia. La lista es interminable.

Aretê

La virtud puede ser definida como un rasgo humanos el cual nos ayuda a florecer en un área particular de la vida.

Una vez que entendemos la importancia del “florecimiento” en la vida, el siguiente paso es entender y coordinar tus “virtudes”. De acuerdo a Aristóteles, cualquier virtud necesita ser optimizada, para ser útil como una “virtud”, de otra manera puede ser degradarse en una “vicio”.

Por ejemplo, tomemos la virtud de “generoso”. Un exceso en “generosidad” puede ser un vicio llamado “extravagante” o “derrochador” y puede llevar a inestabilidad financiera y disminución de reputación. Por otro lado, deficiencia en “generosidad” lleva al vicio de la “tacañería” y esto puede llevar a una salud enfermiza y soledad ya que el círculo social sería inexistente para dicha persona.

Así que Aristóteles resaltaba que cada virtud necesita ser mantenida en el medio, para derivar máximo beneficio de esta y por lo tanto florecer de ella.

Teleein

Una vez que hayamos optimizado nuestras virtudes y usarlas para florecer nuestras vidas, el siguiente y último paso es mantener mejorando nuestras virtudes. Mientras más mejoras, más productivo te vuelves.

Podemos mejorar nuestras virtudes al:

  • Entrenamiento: Necesitamos constantemente entrenarnos para que las virtudes puedan ser mejoradas. Entrenamiento constante ayuda a desarrollar la virtud y hacer parte de nuestro carácter para que nunca la olvidemos. Por ejemplo, podemos entrenarnos para ejercitarnos cada día, practicar un deporte o tomar en actividades físicas. Esto puede ayudar en remover nuestro vicio de “flojera” y hacernos más “laborioso”. De la misma manera, otros entrenamientos pueden ser usados para inculcarnos un sentimiento de empatía, valentía, liderazgo, etc. Entrenar y practica juega un importante rol en fortalecer las virtudes.
  • Hábito: El hábito normalmente sigue después de un rigoroso entrenamiento y práctica. Una vez que la virtud se vuelve en un “buen habito”, ahora son parte de nuestra forma de vida y el cómo hacemos las cosas. Esto no solo nos hace más efectivos, pero también hace nuestras vidas más significativas. Gradualmente llegamos a una etapa, donde empezamos a esparcir nuestros buenos hábitos con otros. Esto no solo nos ayuda a reforzar las virtudes, pero también nos da la oportunidad de adquirir conocimiento y encontrar paz dentro de nosotros.

Conclusión

El resultado final es este:

Tenemos el conocimiento, tenemos las virtudes – también sabemos cómo usar nuestras virtudes para nuestro máximo beneficio. Esto causa que florezcamos y alcancemos nuestro máximo potencial en la vida.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Pinterest