5 Tácticas Psicológicas que harán tu Oferta Irresistible

Ciertas tácticas psicológicas que causan a los humanos reaccionar de manera positiva y comprar algún producto han sido probadas exitosamente y verificadas con los años.

Se ha mostrado que presentar la información de maneras estratégicas puede incrementar las ganancias.

Si puedes anticipar el comportamiento de un cliente antes de que visiten tu sitio, podrás realmente conectar con ellos y hacer tu oferta irresistible.

  1. Vende “ahorro de tiempo” en vez de “ahorro de dinero”

Probablemente has escuchado como los precios juegan un rol significativo. La psicología de un precio que terminan en “7”, por ejemplo, significan que es un gran valor, y los precios terminando en “9” venden más porque tendemos a redondear.

Mientras las ventas pueden incrementar a partir de estrategias de precios para ciertos productos, la psicología de precio no siempre resuena con los clientes.

En este caso, lo que vende es el tiempo.

Todos queremos más de este, aprovecharlo al máximo, o minimizar el desperdicio del mismo. Cuando ofrecer un producto como una experiencia, un cliente estará mucho más propenso a gastar un poco más de dinero.

Así que si vender por precio no te da más ventas, intenta vender ahorro en tiempo. Cuando quieres crear una conexión personal con tu producto o servicio, llevando a los clientes a pensar acerca del tiempo puede de manera increíble incrementar una percepción positiva.

  1. Haz que la gente se sienta parte de un grupo

La necesidad por conexión social es algo universal. Formar vínculos con otros influencia nuestro concepto de nosotros mismos, y el ser parte de una comunidad es una herramienta poderosa para sentirse conectado. Todos queremos sentirnos cercanos a otros y tener nuestra propia “tribu” quien nos entienda.

De acuerdo a Jason O’Shaughnessy en su libro, Competitive Marketing: A Strategic Approach, como nos relacionamos y conectamos con otros afecta nuestras decisiones de compra. Hay dos maneras primarias en que nos sentimos parte de un grupo:

  1. Cultura

La cultura es su definición más simple es una experiencia en común que influencia como gastas tu tiempo y dinero. Es importante recordar que no siempre es marcada por edad, ubicación, o etnicidad.

La cultura es una decisión donde podemos optar por ella o no.

  1. Grupos de referencia

Todos actuamos de acuerdo con los grupos con los que normalmente interactuamos como nuestra familia, amigos, y compañeros de trabajo. Para O’Shaughnessy hay dos tipos de grupos de referencia:

Grupos normativos son como establecemos normas y comportamientos. Esto incluye cosas como cómo nos vestimos y el lenguaje que usamos.

Grupos comparativos nos hacen sentir que somos parte o no de algo. Usamos grupos comparativos para evaluar nuestras cualidades personales y decisiones de compra.

  1. Utiliza la técnica de “un pie en la puerta”

Es una reconocida técnica de cumplimiento que muestra que amamos obedecer con grandes peticiones una vez que aceptamos una petición mucho más pequeña. En términos mercadológicos, si pides un favor y recibes un sí del cliente, abres la puerta para un más grande y más costoso “Sí”.

Se consiente de no ofrecer, la petición más grande demasiado rápido. Esto puede resultar contraproducente, ya que estudios demuestran que hacer una segunda petición sin un lapso de tiempo de espera lleva a la negación del cliente.

  1. Domina la técnica del señuelo

Mercadotecnia de señuelo, es cuando resaltas la oferta que quieres que el cliente compre al ofrecer otras opciones que se vean inferiores a la hora de compararlas.

Esto sirve porque las decisiones de los clientes se comprometen por las opciones disponibles. Los clientes sienten que están obteniendo el mejor trato cuando tienen que racionalizar en contra de opciones a comparar. Esta técnica es empleada en todos lados.

  1. Intencionalmente genera emociones positivas

Ofrecer el mismo producto o servicio en una luz positiva es una herramienta poderosa. En un estudio realizado en 2009, resulto que uno tiene más confianza en las decisiones de compra si no se perciben ningún inconveniente.

De la misma manera, si tienes que pensar mucho acerca de cómo algo pueda beneficiarte, hay mucho ruido cognitivo al tomar la decisión de comprar. Esencialmente, el camino de menos resistencia nos hace felices.

Entiende a tus clientes, incrementa tus ventas

Para adentrarte a la mente de tus clientes:

  1. Enfatiza qué tan valioso tu producto o servicio es en términos de tiempo y no solo dinero.
  2. Identifica la cultura y cualquier otros grupos con los que tu producto o servicio resuenen.
  3. Ofrece algo de valor que sea gratis o barato. Tus clientes te lo agradecerán.
  4. Enfatiza la opción de producto o servicio que te gustaría que tus clientes compraran al ofrecer opciones similares pero menos deseables junto a esta.
  5. Marca tu oferta bajo una luz positiva.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Sasa Hub

6 Malos Hábitos que Sabotean tu Éxito

 Nuestras dudas son traidores, y nos hacen perder el bien que a menudo podríamos ganar, por temor a intentar.” – William Shakespeare

Tus pensamientos no solo afectan tu estado emocional, también influyen en tu comportamiento. Cuando piensas positivamente, es más probable que te sientas y desempeñes mejor. En cambio, si piensas negativamente, tu desesperación será reflejada en cómo te sientes y te comportas.

Todos experimentamos pensamientos negativos en cualquier momento u otro. Esto permite que el cinismo se vuelva un hábito, sin embargo, esto puede llegar a limitar tu potencial.

No importa cuánto talento o experiencias poseas, si no puedes tener el control de tu mente, nunca podrás lograr grandes cosas. No puedes alcanzar el siguiente nivel de éxito a menos que creas que eres capaz de lograr más.

Es por esto que psicólogos del deporte trabajan con atletas de élite y aspirante a ser campeones olímpicos para ayudarles a erradicar esa platica interna negativa que interfiere con su desempeño. Pero no solo son los atletas quienes se benefician de cambiar su mentalidad. Aprender a pensar productivamente puede ayudarte en los negocios y en la vida.

Aprender a reconocer los hábitos de pensamiento que te roban de tu fuerza mental es el primer paso para cambiar tu mentalidad. Aquí te dejó 6 malos hábitos que sabotearán tu éxito.

1. Hacer excusas.

Culpar a otros o a circunstancias externas por tu falta de logros daño tu desempeño. Decir cosas como “Este papeleo hace imposible mi trabajo,” o “mis socios me retienen” te dejarán atorado.

Para de hacer excusas: Enfócate en todas las cosas que puedes hacer en vez de lo que no puedes hacer. Cuando prestas atención a lo positivo, pondrás más esfuerzo en tu desempeño.

2. Viendo lo negativo del futuro.

Predicciones negativas fácilmente se vuelven en profecías autocumplidas. Si subes al escenario a dar un importante discurso pensando “Me voy a equivocar,” estarás distraído–y esa distracción puede hacer que olvides tus palabras.

Para de ver lo negativo del futuro: A menos que estés creando planes productivos para tratar con potenciales escenarios negativos, no explores el “¿Qué tal sí…? Predecir resultados desastrosos puedes causar que caigas en una ansiedad que pueda asfixiarte.

3. Buscando la aprobación de los demás.

Tus intentos para ganar aprobación de otros pueden ser contraproducente. Tratar de descifrar cómo un entrevistador está percibiendo tus respuestas, por ejemplo, puede causarte tropezar sobre tus palabras.

Para de buscar la aprobación: Aunque podría ser importante que a veces midas la reacción de las personas a tu alrededor, cada segundo que pasas buscando ser aprobado es un segundo en el que no estás concentrado en la tarea a realizar. Mantén el enfoque en hace lo mejor y reconocer que no puedes controlar la forma en que los otros responden.

4. Dudar de ti mismo.

Tus inseguridades fácilmente pueden asesinar tus sueños. Si caminas hacia una reunión importante pensando, “No creo pueda convencerlos,” tu duda sobre ti mismo saldrá a la luz y serás menos capaz de lograr las cosas.

Para de dudar de ti mismo: Crea una lista de tus habilidades, talentos, y logros. Lee la lista regularmente y cuando estés invadido de duda, recuerda todas las razones de porque eres lo suficientemente bueno.

5. Subestimarte.

Es imposible desempeñarse bien cuando te estás diciendo a ti mismo, “Eres estúpido” o “No puedes hacer nada bien.” Esta plática interna negativa te desalentará y te arrastrará hacia abajo rápidamente.

Para de subestimarte: Habla contigo como lo haría un verdadero amigo. Si no usas palabras duras con otros, no permitas decírtelas a ti mismo.

6. Dudar de tus decisiones pasadas.

El reflexionar en decisiones pasadas puedes ser saludable, pero dudar de las decisiones ya tomadas y pensar en “¿qué hubiera pasado si…?” puede dañar tu desempeño. Cuestionar tus decisiones pasadas te desgasta.

Deja de dudar de tus decisiones pasadas: Práctica el dejar el pasado atrás y centrarte en el aquí y ahora.

Espero que estos 6 malos hábitos no sean comunes para ti, y si has caído en ellos, este artículo pueda ayudarte a superarlos.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor y motivador. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter.