5 Libros que te Ayudarán a Convertirte en un Emprendedor

Al tener la duda sobre emprender es necesario que desarrolles la capacidad y la confianza requerida para lograrlo, de hecho iniciar un negocio hace que obtengas habilidades y conocimientos. En México el 56% de la población emprende motivado por una oportunidad de mejora en su ingreso o calidad de vida.

Según el INEGI, el 49.9% de los hombres y el 41.2% de las mujeres en la Ciudad de México han emprendido con éxito, así que mientras tengas las ganas de crecer y estés comprometido con tus ideas, siempre tendrás la oportunidad de que tu negocio despegue.

Si tienes la decisión de emprender, Billpocket, empresa Mexicana que facilita a todos los comercios herramientas para cobrar con tarjetas, te recomienda 5 libros que pueden ayudarte a no perder el enfoque y el verdadero sentido por el cual decidiste hacerlo.

1.- El método Lean Startup, de Eric Ries

Este título busca eliminar lo que considera prácticas ineficientes y se centra en el diseño de un producto validado por el público objetivo el método es válido para pequeñas y grandes empresas. No proporciona una fórmula matemática infalible, sino una filosofía empresarial innovadora que ayuda a los emprendedores a incrementar las probabilidades de generar y crear una startup con éxito.

2.- El libro negro del emprendedor: No digas que no te lo advirtieron, de Fernando Trías de Bes

El autor invita a una reflexión previa al emprendimiento, donde se deben tener en cuenta aspectos como el carácter del emprendedor, situación familiar, posibles socios, la idea de negocio y la gestión del crecimiento.

Analiza los factores clave del fracaso y define algunas de las características con las que deben de contar los emprendedores, como motivación y talento para poder ver algo especial en una idea y reaccionar ante los imprevistos, manteniendo un espíritu luchador.

3.- Generación de modelos de negocio, de Álex Osterwalder e Yves Pigneur

Este libro enseña, de manera práctica, a entender, diseñar y aplicar nuevos modelos de negocio. Ambos profesores colaboraron con 470 expertos estrategas en todo el mundo, la traducción al español contó con la participación de 18 expertos del panorama hispanoamericano.

No es un libro convencional, es una guía práctica sobre la innovación empresarial, útil para los visionarios de la eficacia y mejora continua, diseñado para ser claro, sencillo y esquemático con un lenguajes visual para el lector asimile mejor el contenido.

4.- Manual Thinking, de Luki Huber

Libro especializado en el trabajo y emprendimiento en equipo, el cual apuesta todo por la creatividad en conjunto. Lo mejor del libro es que viene acompañado de herramientas, como mapas y etiquetas, que ayudan al emprendedor a organizar mejor sus ideas, perspectivas, y decisiones.

5.- El pequeño libro para pensar en grande, Richard Newton

Este texto sugiere y analiza el verdadero enfoque que debe de tener un emprendedor, exponiendo nueve hábitos fáciles de usar, sumamente práctico para plantearte metas y cumplir objetivos enfocados en una buena actitud.

Esta lectura es ideal para todos aquellos que tienen la curiosidad e intención por emprender, pero no se atreven a realizar los sacrificios necesarios para llevar adelante sus ideas y proyectos. El autor plantea que si quieres progresar, debes ser una persona ambiciosa, superar los límites y pensar en grande.

Estos son algunos de los libros con los que puedes impulsar tu proyecto de emprendimiento, de la mano de expertos en diferentes temas. El emprender es un reto, pero en el momento que lo decidas hacer y trabajes por ello, cumplirás con éxito tu objetivo.

La Energía para la Transformación

Una de las preguntas más recurrentes, cuando me reúno con empresas y les platico sobre el desarrollo acelerado y cómo empezar a hacer algo así para su empresa, es qué es lo que hace falta para dar inicio a una transformación de este tamaño. ¿Qué motiva a una empresa a dedicarle a esta enorme cantidad de trabajo?

He observado tres fuerzas distintas detrás de esta clase de cambio:

  1. Crisis

A veces, una crisis fuerza el cambio. Una historia interesante a analizar compartida por Eric Ries, autor de Lean Startup y The Startup Way, viene del gobierno federal de Estados Unidos. La caída muy pública de HealthCare.gov, el sitio web del gobierno diseñada a implementar la Ley de Asistencia Asequible, fue una crisis de la más alta jerarquía. Un gran logro político casi se desvaneció porque el proceso de creación del sitio fue tan malamente gestionado que no funciono el día que fue revelado.

Ultimadamente, la crisis fue el catalizador para un verdadero cambio en numerosas agencias a través del gobierno federal, empezando con una gran lección sobre lo que puede pasar si dependes de métodos de gestión tradicionales como el que el gobierno utilizo para construir el sitio original.

  1. Estrategia

Otras veces, una nueva estrategia organizacional claramente necesita una nueva manera de trabajar. En empresas como Intuit, el cambio fue impulsado desde la cima al reconocer que los nuevos imperativos estratégicos requerían una revisión dramática. Esto solo puede funcionar cuando la mayoría de los líderes principales en la empresa están convencidos de este nuevo enfoque y están determinado a verlo cumplido. Además no es la clase de decisión que puede tomarse a la ligera, por el cual se vuelve crítico, después de las primeras etapas, demostrar como los nuevos métodos funcionan y sentar las bases para la completa movilización a través de la empresa.

  1. Hipercrecimiento

El éxito puede ser su propia forma de crisis. Cuando una startup alcanzar su ajuste de producto/mercado, puede ser forzada a crecer extremadamente rápido.

Y en palabras de Marc Andreessen:

“En un gran mercado – un mercado con muchísimos clientes potenciales reales – el mercado empuja producto fuera de la startup… Y siempre puedes sentir el ajuste de producto/mercado cuando está sucediendo. Los clientes están comprando el producto tan rápido como lo produces – o el uso está creciendo tan rápido como añades más servidores. El dinero de los clientes se está apilando en tu cuenta empresarial. Estás contratando staff para ventas y soporte al cliente tan rápido como puedes. Los reporteros llaman porque han escuchado acerca de lo nuevo que tienes y quieren hablar sobre ello. Empiezas a recibir premios de emprendimiento. Los inversionistas están fuera tocando tu puerta.”

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, conferencista y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Actualmente trabaja como mentor de negocios y capacitador de futuros emprendedores. Vive para ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter, Facebook, e Instagram. También puedes apoyar sus obras en Patreon.

Crédito por la imagen: Rob Llewellyn

startups mexico emprendedores

Construir una Startup Tecnológica sin ser un Emprendedor Tecnológico

Platicando con un amigo sobre la importancia de que las empresas tecnológicas que estén a la vanguardia, en la ciudad que residimos, motiven a otras empresas a que le pierdan el miedo a la tecnología. No solo motivar a los jóvenes tecnológicos para desarrollar empresas con alta innovación sino también dejar de lado los modelos tradicionales de negocios e incluir nuevos modelos que haga que las empresa permanezcan abiertos a la implementación y desarrollo de nuevas tecnologías a pesar de que su giro no sea este.

Y no les mentiré – no contar con conocimiento técnico hace que el lanzar una empresa tecnológica o tech startup sea significativamente más difícil. Pero, no creo que sea una sorpresa para todos. Además esto no indica que sea imposible. Como lo dice Eric Ries, autor de The Lean Startup:

“El éxito de una startup no es consecuencia de buenos genes o estar en el lugar correcto en el momento correcto. El éxito de una startup puede ser logrado al seguir el proceso correcto, lo que significa que puede ser aprendido, lo que significa puede ser enseñado.”

Yo, a esta acertada frase, le agregaría que el éxito de una startup no es consecuencia de saber TODO. Lo quieras o no, el destino de tu empresa caerá en manos de muchos cerebros, no solo el tuyo. Hacer una tech startup en el mundo actual puede ser logrado por cualquier emprendedor inteligente, la clave es saber cómo conectar con la red correcta.

Si eres un emprendedor no tecnológico o no tienes una base sólida de conocimientos en tecnología, y te preocupa el cómo seguirás adelante con una empresa cada vez más técnica, Cache Merrill, fundador y CTO de Zibtek recomienda seguir este plan de acción:

1.- Empieza como Producto Mínimo Viable (MVP)

De manera simple, un MVP es una versión “minimalista” de tu producto. No te preocupes por tener un producto perfecto y terminado antes de probar los efectos de sus beneficios principales en tu mercado. ¿Qué es el mínimo absoluto que necesitas para empezar a validar supuestos y maximizar el aprendizaje acerca de tu mercado?

Me ha tocado ver esto en ciertas ocasiones – emprendedores gastando miles y miles de pesos desarrollando y perfeccionando su producto antes de probar si tendrá algún impacto en su mercado meta. Teniendo tu MVP te previene de gastar tiempo y dinero en resolver el problema incorrecto para los clientes incorrectos con la solución incorrecta.

Así que crea una clara idea de qué problema está intentando resolver, haz el producto en su forma más mínima posible, y empieza a experimentar.

2.- Construye tu plan antes de construir tu equipo

Una vez que hayas definido tu MVP y te sientas seguro de que construyes un producto que vale la pena, debes empezar a delinear el plan de juego de tu empresa. Esto no significa que debas redactar un larguísimo plan de negocio, pero al menos si lo básico.

Considera tu única propuesta de valor. Define estratégicamente tus canales de mercadeo. Planea tu estructura de costo y construye una lista de métricas claves para ser medidas. La lista puede seguir y seguir, pero enfócate en tener la estructura principal en papel, recomendaría utilzar el lean canvas.

El propósito de este paso es crear un delineado básico de lo que estas tratando de lograr y, más importante, descubrir la parte más riesgosa de tu plan. A medida que te contactes con los desarrolladores, y posiblemente un cofundador que sepa más de tecnología, tu fluencia en lenguaje técnico no importara como la habilidad de pintar una visión clara de lo que quieres que ellos cumplan.

3.- Contrata un desarrollador o equipo de desarrolladores para construir tu MVP

Ahora que tu plan ha sido mapeado, te encuentras en la maravillosa situación de poner tu idea allá afuera y empezar a atraer a la gente que cree en lo que estás haciendo.

No tener un background técnico podría poner un freno en tu negocio, así que reitero la idea de buscarte un cofundador más técnico. Encontrar a los desarrolladores o socios correctos puede llegar a ser complicado – no solo ellos necesitan ser eficientes en las habilidades que no posees, sino ellos necesitan compartir tu visión, o al menos la voluntad de escuchar y aprender.

Puedes buscar en línea freelancers o desarrolladores baratos, pero en mi opinión los resultados en calidad no podrían ser lo esperado. Yo más bien empezaría con tu propia red de contactos, ya sea por LinkedIn u otro medio. Busca en tu universidad o lugar de estudios.

Ya teniendo al equipo, puedes enfocarte en aprender y validar al escuchar las necesidades de tus clientes.

Al final, las habilidades más importantes que un emprendedor debe dominar (ya sea tech o non-tech) son organización e inspiración. Mientras que puedas construir el equipo correcto y mantenerlos motivados, estarás al menos en el camino correcto.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor y motivador. Fundador de The Enterpriser. Comprometido a alcanzar sus sueños, así como ayudar a otros a alcanzar los suyos. Síganlo en Twitter @Cris_Rmz