Empieza Antes de que Estés Listo

Sé que a veces empiezo cosas y caigo sobre mi cara.

Lo que agradezco de esto es que he aprendido a empezar proyectos que no me siento listo para iniciar. Estoy agradecido que he aprendido a tomar las cosas que me dan miedo en pedazos. Estoy emocionado por el desafío de algo totalmente desconocido.

Me gusta empezar rápido y fracasar todavía más rápido para que pueda aprender de mis errores. Si pudieras estar dentro de mi negocio, sabrías que tan rápido se cambia de curso cuando no se obtienen resultados Sabrías que tan rápido las decisiones riesgosas se realizan cada día. Y sabrías que tan incómodo se siente, pero es lo que hace a mi vida y mi negocio un vehículo increíble para mi crecimiento personal.

Así que aquí lo que se:

Empieza antes de que sientas que estás suficientemente preparado. Toma el primer paso a pesar del tamaño o dificultad del proyecto. Empieza inclusive si sientes que todavía no eres lo suficientemente bueno.

Nuestras mentes no son de utilidad en lo que concierne a empezar lo que nuestros corazones saben que es nuestro camino. La mente inventará excusas, dudas y sin fin de razones por las cuales no puedes y no deberías hacer algo.

Empieza porque es la única manera. Y ahora que nuestra resistencia de hacer el trabajo de nuestra alma es nuestra señal de que estamos en el camino correcto.

Si no hay resistencia al trabajo, estás comúnmente bordeando alrededor de la periferia de tu trabajo. La resistencia es la amiga que llega cuando le damos al clavo. Evitar la morosidad y a la creación de excusas son simplemente parte del territorio.

Resistencia, morosidad y evitación han estado conmigo por años, pero ahora se están volviendo mis amigos. Ellos me señalan que esto en mi camino y que me estoy acercando a cualquiera que sea mi siguiente nivel. No son los dragones que me detendrán de llegar ahí, pero simplemente señales que me indican que estoy cerca…, y mi trabajo es continuar.

¿Así que qué estás esperando?

Empieza. Y alégrate de que puedes vivir tu mejor vida.

Es tu turno.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, conferencista y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Actualmente trabaja como mentor de negocios y capacitador de futuros emprendedores. Vive para ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter, Facebook, e Instagram. También puedes apoyar sus obras en Patreon.

Crédito por la imagen: Pst.ZinoGenesis

4 Atributos Clave de Equipos que Reciben Fondos

Todas las startups enfrentan los mismos problemas cuando son lanzadas: cada una busca crear el mejor producto y lograr compatibilidad con el mercado, pero no todas las startups son creadas iguales. Sin duda, enfocarte en el desarrollo de producto y la entrada al mercado es importante, pero demasiado énfasis en estas áreas tiende a eclipsar otros asuntos.

He conocido decenas de equipos fundadores a través de los años. Algunos estaban listos para capital de riesgo mientras que otros necesitaban filtrarse un poco más.

Hay una expresión: “Escoge la herramienta correcta para el equipo.”

Cuando esa idea se revierte, se vuelve una guía más útil para las startups: “Escoge el equipo correcto para la herramienta.”

Con esta mentalidad, se vuelve más fácil ver más allá de la importancia del producto y enfocarse en la necesidad critica de un equipo elaborado de individuos quienes tienen la fuerza, experiencia, y resiliencia para cargar con un negocio a través de los mares del emprendimiento.

Esta consciencia en la creación de un equipo empieza en la cima y se escurre por cada faceta de la startup.

Si tu equipo fundador fracasa en hacer una impresión fuerte al inicio, tu producto caerá.

En construir un equipo de ensueño

  1. Experiencia en el campo

Mientras que algunos emprendedores ocasionalmente cambian industrias y encuentran éxito, los capitalistas de riesgo están más inclinados en financiar a un equipo quien haya trabajado en una industria específica por años. Esto es obviamente una consideración práctica.

Los fundadores con experiencia en el campo están más conscientes de las necesidades de sus clientes, oportunidad de mercado, y el terreno competitivo, lo cual los hace más confiables frente a inversionistas.

  1. Registro ganador

Los capitalistas de riesgo buscan por emprendedores y equipos quienes demuestren la habilidad para desarrollar y lanzar nuevos productos y quienes hayan tenido éxito.

Para llegar a este momento, recuerda que nadie es perfecto y que esa parte de ser un emprendedor es ser capaz de tomar riesgos y cometer errores. Sucesivamente, los capitalistas de riesgo aprecian la evidencia que muestre como el enfoque de un fundador y su resiliencia haya dado frutos.

  1. Diverso pero con habilidades complementarias

Un equipo de ingenieros puede desarrollar un increíble producto, pero cuando llega el momento del proceso de ventas u otra área del negocio, no están calificados para el desafío.

Un componente vital para un equipo fundador es la diversidad de habilidades entre sus miembros. El fracaso de las empresas rara vez proviene de la inhabilidad de crear un producto. De hecho, proviene de alguna desconexión entre el mercado o el cliente.

Con esto en mente, el balance correcto de habilidades funcionales que ayuda a crear un producto, conectar con las necesidades del mercado, e impulsa crecimiento al siguiente nivel ayudará a los equipos fundadores a resaltar de los competidores.

  1. Crítica constructiva

Gente que es altamente defensiva y no puede tomar de buena manera la crítica constructiva usualmente batallan en roles de liderazgo. Cuando los capitalistas de riesgo toman decisiones, ellos buscan emprendedores quienes deseen aprender de los errores y ser guiados para mejorar en su estilo de negocio y gestión.

Si un equipo considera ya retroalimentaciones o guía y luego toma decisiones más inteligentes que los hace mover hacia adelante, se encuentran en una posición sólida para recibir fondos.

Los capitalistas de riesgo ven cada oportunidad con una mentalidad de mentor, y no invierten sin asegurarse. Mientras que es natural querer mantener tu suelo y defender tu producto, ser muy rígido puede ser contraproducente.

Los capitalistas de riesgo han visto una gran de startup ir y venir. Saben lo que diferencia un negocio exitoso del fracaso. Aunque no existan garantías cuando se inicia una nueva empresa, hay áreas en la construcción del equipo de trabajo que te ayudarán a ser más capaz de obtener fondos.

Con la experiencia correcta, voluntad para salir adelante, y estar abierto a recibir guía, tu equipo fundador puede volverse rápidamente en una oportunidad para que un capitalista de riesgo no lo piense dos veces e invierta en ti.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, conferencista y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Actualmente trabaja como mentor de negocios y capacitador de futuros emprendedores. Vive para ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter, Facebook, e Instagram. También puedes apoyar sus obras en Patreon.

Crédito por la imagen: Business Advice

¿Cómo Tener Auto Confianza Frente al Miedo?

¿Tienes algún deseo o sueño pero el miedo te está deteniendo? Tal vez sea el miedo al fracaso, o lo que las demás personas puedan pensar de ti, o miedo a los cambios y desafíos que enfrentarás.

La verdad es que, todos tenemos una voz de miedo en nuestras mentes que sale cuando empezamos a tomar acciones hacia un nuevo camino o proyecto. Inclusive la gente muy exitosa tiene miedo.

Pero uno de los rasgos más poderosos que cualquier persona exitosa posee es la habilidad de moverse con confianza hacia la dirección de sus sueños a pesar del miedo. Sienten miedo, pero permiten que el deseo de lograr su sueño sea más grande que los desafíos, y el miedo que los acompaña.

Cuando te encuentres buscando crear una vida que ames, la clave no es eliminar el miedo – es dejar que sea tu motivador y guía, no tu ancla.

La buena noticia es que puedes modificar tus pensamientos y hábitos para que te sientas con más confianza frente al miedo. Puedes canalizar tu miedo en acción.

Puedes hacer estos cambios a través de un pensamiento más valiente. Ahora veamos las formas en que puedes utilizar este pensamiento valiente para desarrollar autoconfianza.

Reconoce el poder dentro de ti

Tú eres un ser espiritual teniendo una experiencia física en un cuerpo humano. La parte de ti que es por excelencia tú, está compuesta por tu espíritu. De esta manera, hay un poder más grande que tu cuerpo y mente, y más grande que cualquier circunstancia, situación o condición que enfrentes.

El núcleo de tu ser nunca puede ser dañado o destruido, y esto es reconfortante al enfrentarte al miedo.

Saber que hay un poder dentro de ti puede ayudarte a practicar remodelar o reconfigurar tus pensamientos.

Ser capaz de hacer una pausar, y notar los pensamientos que estás teniendo – y luego detenerlos si no te están ayudando.

Cuando reprogramas tus pensamientos, te rehúsas a darle autoridad al miedo. La parte de ti que nota tus pensamientos es neutral, y esta parte decide cuanto poder darle a tus miedos.

Recuerda, nunca estamos negando el miedo, simplemente negamos su poder sobre nosotros. Y cuando aceptamos que el miedo no tiene poder sobre nosotros excepto el poder que nosotros le demos, nuestra autoconfianza puede fluir naturalmente.

Enfócate en lo que has amado

Cuando construimos nuestros sueños, es fácil ser atrapado por lo que nosotros pensamos deberíamos estar haciendo.

Pero cuando damos un paso atrás y nos preguntamos sinceramente, “¿Qué es lo que amaría estar haciendo o tener?” estamos pensando más abiertamente, y estamos motivados a perseguir eso.

Con esto en mente, los miedos entre nosotros y lo que amamos de repente no parecen tan grande o intimidantes – porque estamos emocionados de perseguir lo que nos apasiona. Y cuando perseguimos lo que nos apasiona, naturalmente tenemos más confianza.

Aquí lo increíble de esto – tu cerebro no sabe exactamente la diferencia entre miedo y emoción porque experimenta una dosis similar en ambos casos. Así que cuando notas que te estas inclinando hacia el lado del miedo, trata de sobreponer una sensación de emoción sobre ella.

Ten alguien que crea también

Tener alguien que crea en ti es una de las mejores formas de incrementar tu autoconfianza.

Esta persona es alguien que apoyar tu sueño – alguien que te apoya y te ayuda a practicar tener hábitos más positivos.

Un buen compañero te ayudará cuando te sientas con miedo. Una persona que puede recordarte el poder que tienes.

Porque la realidad es que a veces aunque seamos conscientes de nuestros pensamientos no es fácil siempre poder hacer el cambio y son en estas ocasiones en que tener un apoyo externo ayuda mucho.

Enfrentar nuestros miedos incrementa nuestra auto confianza

Perseguir un sueño no se trata solo de alcanzar la meta, sino obtener la confianza en el proceso. Cuando tomamos riesgos, especialmente si producen los resultados que deseamos, naturalmente ganamos autoconfianza en nosotros mismos y nuestras habilidades, lo que nos hace más valientes.

Crecemos nuestra confianza cuando escogemos la fe sobre el miedo y tomamos acciones para perseguir nuestra pasión.

Recuerda, la meta no es simplemente ignorar o eliminar el miedo completamente. Es estar lo suficientemente motivados para que el miedo no nos impida avanzar.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Youtube

El Fracaso de Startups: Sucede. Hablemos al Respecto

“El éxito puede ser logrado solamente a través de la falla repetida y la introspección. De hecho, el éxito representa el 1% de tu trabajo, lo cual resulta del 99% que es llamado fracaso.”

Es hora de hablar acerca de algo que a nadie le gusta hablar. Es tiempo de hablar acerca del fracaso.

El fracaso es uno de los componentes más fundamentales de la experiencia de una startup – y es una de las menos discutidas. Existe esta extraña cosa que ocurre cuando la gente habla sobre el fracaso: las voces se silencian, la gente empieza a mirar a su alrededor, con miedo de que alguien pueda oír.

Hablar sobre fracaso es el tabú #1 en la comunidad emprendedora – pero no nos está haciendo ningún favor. Porque aquí el punto: las startups fracasan todo el tiempo. Y no solo fracasan – fracasar en este proceso es una parte esencial de que tan bueno te vuelves. Deberíamos hablar de todas las maneras que hemos fracasado más que de otra cosa.

El emprendedor y autor, Jonathan Siegel escribió un libro entero sobre este tema: The San Francisco Fallacy. Él pasó mucho tiempo pensando acerca del fracaso de las startups:

¿Qué porcentaje de startups fallan?

La primera cosa que los fundadores debe de reconocer: el fracaso de startups ocurre – más de lo que la comunidad quiere admitir.

“Si le preguntas a alguien que está empezando cuál es su probabilidad de fracasar probablemente se sentirán ofendidos o piensan que su tasa de éxito es extremadamente alta mientras que no acepten el fracaso como opción y trabajen horas y horas,” Siegel observa. “Pero en realidad tienen un 80% de tasa de fracaso.”

Pero este 80% de startups, no sabemos sus historias. Nadie las cuenta.

“La mayoría de las historias de startups van algo así: ‘Hicimos esta increíble cosa y funcionó e hicimos tanto dinero’,” Siegel dice. “Pero esa no es la realidad…”

Esta alergia a hablar sobre el fracaso no solo es capricho de la comunidad emprendedora. Tiene verdaderas ramificaciones dentro de la comunidad – y en los estados emocionales y psicológicos de los fundadores quienes han sido condicionados a creer que el fracaso es inaceptable.

Al ser confrontados con el fracaso, los fundadores pareciera que lo escondieran bajo la alfombra y se olvidan de que alguna vez paso. El deseo de desafiar la tendencia es lo que llevo a Siegel a escribir su libro.

Motivo del por qué tu primera startup es como tu primera relación

Otra cosa que la gente tiene que reconocer acerca del fracaso de las startups: no solo ocurre – es inevitable, construido en el ADN de lo que significa tratar construir un negocio desde cero.

“El problema con iniciar una empresa es que no es algo que se hace comúnmente,” Siegel observa. “La mayoría de la gente nunca lo hace.” La razón por la que la mayoría de la gente nunca empieza una empresa: es muy pero muy difícil. Y con algo que es difícil y poco común  – el fracaso y los errores son parte del trato.

En este sentido, Jonathan Siegel dice, empezar tu primera empresa es como empezar tu primera relación. “Recuerdo la primero novia que tuve y pensar, ‘esto es genial. Ella es increíble, somos geniales juntos’ – ¿cómo podría echarlo a perder? Y luego bam lo eché a perder,” Siegel dice. “Con el tiempo aprendí nuevas maneras de echar a perder – y cómo no hacerlo.”

“Cada vez que tenía un fracaso aprendía algo. Cada fracaso que tienes te da otra percepción.”

Los negocios son básicamente de la misma manera, Siegel dice. “Hay muchas maneras de echarlo a perder. Problemas financieros, problemas de equipo, riñas entre socios, competidores, dinámicas del mercado, legislación. Y hasta que empieces a emprender es difícil saber a qué problema tienes que echarles un ojo.”

El éxito y el fracaso no son opuestos – son fuerzas complementarias. Nuestros fracasos informan de nuestros éxitos futuros – y nuestros éxitos nos permiten entender nuestros fracasos anteriores de mejor manera.

Cayendo por las falacias – y cómo no hacerlo

A veces, nuestros fracasos son un producto de lo que no sabemos. Pero de igual manera son producto de lo que creemos que sabemos – lo cual resulta ser completamente errado.

Estas son las “falacias” del libro de Siegel. Una falacia es una creencia común, o norma cultural, que tiende a ser engañosa o errónea. El mundo startup es un campo minado de estas creencias.

Una de las falacias más grandes en la que caen los emprendedores hoy en día es la que Siegel llama “la falacia del inversionista.” Es la idea que una salida de mil millones de dolares es el único resultado que vale la pena – y que el capital de inversionistas es algo que se debe tener si quieres triunfar.

Como fundadores, necesitamos volvernos escépticos de las cosas que nos han enseñado como “verdad” acerca de construir una empresa. Necesitamos entender que cuando estamos tomando una decisión porque queremos – y cuando la tomamos porque es la decisión que creemos debemos hacer. Porque cuando nos adentramos a la tiranía del deber – es cuando todo se sale de control, y es cuando el fracaso llega.

Tiempo de cambiar el paradigma

Es tiempo para aquellos de nosotros en la comunidad emprendedora cambiar nuestra relación con el fracaso.

Estamos tan condicionados a pensar que existe una plantilla para el éxito, y que todo lo que cae fuera de esto es un fracaso. Pero la realidad es que el éxito y el fracaso lucen diferente para todos – y seguir la plantilla de alguien más para el éxito puede ser otra manera de encaminarte al fracaso.

Una cosa es segura: en The Enterpriser estamos determinados a continuar ir en contra del startups quo y el tabú del fracaso, y seguir aprendiendo de nuestros errores y el error de otros. Si tienes una historia de fracaso compártela en los comentarios.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Newsmobile

Fracaso y Redención

“Lo que se fue y lo que es pasado ayuda – debería ser dolor pasado”. – William Shakespeare

Los mentores dan abundante avisos a los nuevos fundadores acerca de cómo hacer que las startups triunfen aun así ofrecen pocos modelos sobre lidiar con el fracaso. Así que aquí les comparto un modelo realizado por Steve Blank.

En su experiencia, vivir a través del fracaso tiene 6 etapas:

  • Etapa 1: Shock y sorpresa
  • Etapa 2: Negación
  • Etapa 3: Enojo y culpa
  • Etapa 4: Depresión
  • Etapa 5: Aceptación
  • Etapa 6: Percepción y cambio

Mientras que Steve Blank ha fracaso siendo parte de diversas startups, ninguna de ella había fracaso bajos sus hombros hasta Rocket Science Games, donde su tarjeta de presentación decía CEO. Fue donde vivió las 6 etapas y salió del otro lado como un hombre diferente.

Fracaso

Etapa 1: Shock y sorpresa

La empresa de Blank levantó $35 millones de dolares y luego de 18 meses fueron la portada de la revista Wired. La prensa llamó a Rocket Science una de las empresas más llamativas de Silicon Valley y predijeron que sus juegos serían grandiosos por los storyboards y tráileres que eran espectaculares. 90 días después, se dio cuenta que sus juegos eran terribles, nadie los compraba, sus mejores ingenieros empezaron a irse, y con 120 personas y una fuga de capital, se estaban quedando sin dinero y cerca de chocar con el piso. No creía lo que le estaba sucediendo.

Etapa 2: Negar que haya sido tu culpa

En su mente, Blank hizo todo lo que sus inversionistas le habían pedido hacer. Recaudó mucho dinero y obtuvo exposición a través de la prensa. Contrataron a todos de acuerdo al plan. Eran los demás quienes lo echaron a perder. Blank se repetía a si mismo que había hecho todo bien.

Etapa 3: Enojarse y culpar a otros

La culpa era de su cofundador ya que él estaba a cargo del desarrollo de los juegos, fueron los ingenieros quienes lo decepcionaron, fue el equipo de ventas y mercadeo quienes no le informaron de lo malo que eran los juegos, fue la culpa de los inversionistas al no inyectar más dinero a la empresa, fue culpa de Sega por hacer una plataforma de videojuegos pésima…

Etapa 4: Deprimirse

Cuando la inevitabilidad y magnitud del fracaso llegó, Blank dormía mucho. Había días que se levantaba tarde y se iba a dormir otra vez a las 5 de la tarde. Perdió el interés en cualquier cosa relacionada con su antigua industria. (Hasta este día él dice que no puede jugar videojuegos)

Redención

Etapa 5: Gradualmente aceptar tu rol en el fracaso

Unas pocas semanas después de irse, Blank empezó a pensar acerca de lo que debió hacer, lo que pudo hacer y reflexionaba por qué no lo hizo. Fue difícil para él y no ocurrió de la noche a la mañana. Su esposa fue una gran compañera durante esta etapa. A veces regresaba a las etapas 2 y 3, pero con el tiempo tomó responsabilidad de su rol en el desastre.

Etapa 6: Obtener una nueva perspectiva y cambiar tu comportamiento

Para Blank, esta etapa fue la más difícil. Mientras que detuvo culpar a otros, entender lo que podría cambiar de su comportamiento le tomo meses. Hubiera sido más fácil seguir adelante, pero el buscaba las lecciones para su siguiente triunfo. Observo los patrones de comportamiento, no solo en su anterior empresa pero a través de toda su carrera. Aprendió a trabajar mejor, escuchar mejor, actuar de la manera correcta.

Epilogo

Para su siguiente startup dejo de lado los comportamientos que llevaron a Rocket Science al desastre. Establecieron un equipo de fundadores quienes trabajaban colaborativamente. Cuando sus cofundadores y él lograron escalar la empresa, contrataron a un ejecutivo como CEO y regresaron un millardo de dolares a cada uno de sus dos principales inversionistas.

Ahora cuando escucha la historia de un emprendedor, busca sus historias de fracaso y redención.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Goalcast