hombre meditando

Calma tu Mente y Obtén Mejores Resultados

Cuando nos encontramos fuera de balance, significa que nuestra mente ha tomado el control, y está en modo de miedo total. Usualmente, es tan ruidoso que no podemos ni escuchar nuestros instintos. Así que en vez de alinearnos con nuestro instinto – la parte de nosotros que sabe qué es lo mejor – reaccionamos en vez de actuar.

¿Cómo es esto?

  • Decir si al voluntariado por una causa que no resuena en nosotros.
  • Acordar con un trato con el que no nos sentimos agustos.
  • Rechazar una fantástica oportunidad de trabajo por miedo a no ser lo suficiente valiosos.

Solo imaginarme a mí en esas situaciones me da ansiedad. ¿Y a ti?

Entonces, ¿cómo nos detenemos de tomar malas decisiones basadas en el miedo? Debemos de asegurarnos de conocernos realmente.

Ponte atención y proporciónate espacio

Esto es sumamente crítico. Cada vez que la toma de una decisión surja, date un segundo y analízate. Para que esto funcione, es importante entenderte muy bien. ¿Qué emociones te genera? ¿Angustia, llanto? ¿Te entra un deseo de salir corriendo o un nudo en la garganta?

Mientras mejor te conozas, más fácil será identificar si estás en el lugar correcto para tomar una decisión. Si te sientes fuera de ti por cualquier motivo, no tomes decisiones, especialmente muy importantes. En vez de eso, recuerdate el porqué no debes tomar una decisión en ese estado. La forma más poderosa de hacer esto es pensar en una situación similar del pasado que no salió bien. Recuerda las emociones que te invadieron.

¿Qué hacer entonces? Tómate un descanso. A menos que exista una fecha límite o sea una situación de vida o muerte, está bien pedir un tiempo para tomar una decisión.

A veces, nos sentimos presionados por contestar rápidamente. Tal vez alguien nos presiona precisamente para que tomemos una mal decisión. No importa la razón. Lo importante es tomar la decisión correcta.

Regresa al punto de equilibrio

A veces somos lanzados a un espiral por una pregunta u oportunidad inesperada. A veces en medio de una gran crisis. Sin importar el momento, siempre hay una forma para encontrar un lugar equilibrado.

Primero, un poco de neurociencia:

Cuando tus emociones se agrupan, tu respiración se vuelve más rápida, lo cual desata una respuesta conocida como miedo, lo cual puede llevarte a tomar malas decisiones. La buena noticia es que los científicos han probado que respiros profundos y lentos ayudan a tu química cerebral y te permiten estar más relajado.

Lo anterior ayuda mucho, pero quiero compartirte un ejercicio que ayuda a amplificar estos efectos:

  1. Piensa en una palabra o frase corta. No importa cuál mientras que represente el estado en el que quieres estar (relajado, enfocado, etc.).
  2. Cierra tus ojos
  3. Durante la inhalación lenta, presta atención a tu respiración. Imagina llenando lentamente tus pulmones.
  4. En al exhalación, piensa en esa frase.
  5. Repite hasta que te sientas mejor.

Este ejercicio puede ayudarte a entrar en un estado de meditación. El punto es enfocar tu energía y disminuir la velocidad de tu respiración.

Una vez logrado esto, tu mente se callará, y podrás escuchar a tu intuición. Este es el lugar donde debes de estar para tomar la mejor decisión.

Las decisiones no deben ser estresantes

Tomar decisiones importantes puede ser angustiante. Para algunas personas, tomar una pequeña decisión puede serlo también. Además hay como mil cosas pasándonos que cualquier cosa puede arruinar nuestras emciones. Pero, cuando regresamos en un balance, aunque sea por un momento, la decisión correcta se vuelve más clara. Te convencerás de haber tomado la mejor decisión.

Si esta información te resulta útil, compártela. Estar en equilibrio y en un estado mental positivo te ayuda a tomar mejores decisiones, pero tener una mentalidad adecuada puede ayudarte aún más.

4 Atributos Clave de Equipos que Reciben Fondos

Todas las startups enfrentan los mismos problemas cuando son lanzadas: cada una busca crear el mejor producto y lograr compatibilidad con el mercado, pero no todas las startups son creadas iguales. Sin duda, enfocarte en el desarrollo de producto y la entrada al mercado es importante, pero demasiado énfasis en estas áreas tiende a eclipsar otros asuntos.

He conocido decenas de equipos fundadores a través de los años. Algunos estaban listos para capital de riesgo mientras que otros necesitaban filtrarse un poco más.

Hay una expresión: “Escoge la herramienta correcta para el equipo.”

Cuando esa idea se revierte, se vuelve una guía más útil para las startups: “Escoge el equipo correcto para la herramienta.”

Con esta mentalidad, se vuelve más fácil ver más allá de la importancia del producto y enfocarse en la necesidad critica de un equipo elaborado de individuos quienes tienen la fuerza, experiencia, y resiliencia para cargar con un negocio a través de los mares del emprendimiento.

Esta consciencia en la creación de un equipo empieza en la cima y se escurre por cada faceta de la startup.

Si tu equipo fundador fracasa en hacer una impresión fuerte al inicio, tu producto caerá.

En construir un equipo de ensueño

  1. Experiencia en el campo

Mientras que algunos emprendedores ocasionalmente cambian industrias y encuentran éxito, los capitalistas de riesgo están más inclinados en financiar a un equipo quien haya trabajado en una industria específica por años. Esto es obviamente una consideración práctica.

Los fundadores con experiencia en el campo están más conscientes de las necesidades de sus clientes, oportunidad de mercado, y el terreno competitivo, lo cual los hace más confiables frente a inversionistas.

  1. Registro ganador

Los capitalistas de riesgo buscan por emprendedores y equipos quienes demuestren la habilidad para desarrollar y lanzar nuevos productos y quienes hayan tenido éxito.

Para llegar a este momento, recuerda que nadie es perfecto y que esa parte de ser un emprendedor es ser capaz de tomar riesgos y cometer errores. Sucesivamente, los capitalistas de riesgo aprecian la evidencia que muestre como el enfoque de un fundador y su resiliencia haya dado frutos.

  1. Diverso pero con habilidades complementarias

Un equipo de ingenieros puede desarrollar un increíble producto, pero cuando llega el momento del proceso de ventas u otra área del negocio, no están calificados para el desafío.

Un componente vital para un equipo fundador es la diversidad de habilidades entre sus miembros. El fracaso de las empresas rara vez proviene de la inhabilidad de crear un producto. De hecho, proviene de alguna desconexión entre el mercado o el cliente.

Con esto en mente, el balance correcto de habilidades funcionales que ayuda a crear un producto, conectar con las necesidades del mercado, e impulsa crecimiento al siguiente nivel ayudará a los equipos fundadores a resaltar de los competidores.

  1. Crítica constructiva

Gente que es altamente defensiva y no puede tomar de buena manera la crítica constructiva usualmente batallan en roles de liderazgo. Cuando los capitalistas de riesgo toman decisiones, ellos buscan emprendedores quienes deseen aprender de los errores y ser guiados para mejorar en su estilo de negocio y gestión.

Si un equipo considera ya retroalimentaciones o guía y luego toma decisiones más inteligentes que los hace mover hacia adelante, se encuentran en una posición sólida para recibir fondos.

Los capitalistas de riesgo ven cada oportunidad con una mentalidad de mentor, y no invierten sin asegurarse. Mientras que es natural querer mantener tu suelo y defender tu producto, ser muy rígido puede ser contraproducente.

Los capitalistas de riesgo han visto una gran de startup ir y venir. Saben lo que diferencia un negocio exitoso del fracaso. Aunque no existan garantías cuando se inicia una nueva empresa, hay áreas en la construcción del equipo de trabajo que te ayudarán a ser más capaz de obtener fondos.

Con la experiencia correcta, voluntad para salir adelante, y estar abierto a recibir guía, tu equipo fundador puede volverse rápidamente en una oportunidad para que un capitalista de riesgo no lo piense dos veces e invierta en ti.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, conferencista y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Actualmente trabaja como mentor de negocios y capacitador de futuros emprendedores. Vive para ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter, Facebook, e Instagram. También puedes apoyar sus obras en Patreon.

Crédito por la imagen: Business Advice

7 Pasos para la Auto-Realización

En un mundo ocupado, es muy fácil sentirse insatisfecho o en necesidad de auto-realización. Tal vez te sientas como si no tuvieras suficiente dinero, o tus relaciones no están donde quisieras que estuvieran. Piensas en tu cabeza cosas como, “Si tuviera esto o aquello, podría ser feliz.”

La verdad es que, la auto-realización no siempre proviene de cosas materiales.

La realización es una mentalidad, y la felicidad se encuentra cuando puedes reflexionar y encontrar alegría.

Aquí 7 pasos que puedes dar para sentirte más realizado y feliz ahora mismo.

  1. Rodéate de positividad

Una gran cantidad de tu felicidad puede ser afectada por tu ambiente.

Si notas que pasas mucho de tu tiempo con personas que tienen un impacto negativo en tu actitud, puede ser momento de diversificarse y conectar con personas quienes te hagan sonreír y te empujen hacia la positividad.

  1. Visualiza el éxito

Date a ti mismo metas que alcanzar, ya sea en tu vida personal o profesional. Lo que sea que quieras cumplir, eres más propenso a triunfar si fijas metas tangibles.

Después de que fijes estas metas, implemente un plan para alcanzarlas paso a paso, y usa tu tiempo para visualizar lo que tomará para ser exitoso. Desarrollar una visión clara de tus metas las hace más realísticas y tangibles.

Una gran herramienta para ayudarte a visualizar tu futuro en tus metas es un tablero de visión.

  1. Celebra tus logros

Cuando alcances el éxito y cumplas tus metas, es increíblemente importante celebrar esas victorias y recompensarte de alguna manera. Date reconocimiento por un trabajo bien hecho.

Esto puede ser al salir con amigos, comprar algo que siempre has deseado, pasar un día consintiéndote o simplemente haciendo algo para celebrar dicho logro.

  1. Hazte cargo

Es a veces muy fácil poner a otros a cargo de nuestra propia felicidad, como a tu pareja o amigos.

La verdad es que tú eres completamente responsable de tu felicidad.

En vez de culpar a otras personas o situaciones por tu falta de felicidad, hazte cargo y encuentra maneras de estar satisfecho sin importar que o quien se atraviese.

Estar a cargo de tu propio destino puede parecer desafiante, pero es extremadamente gratificante.

  1. Ayuda a otros

Una gran forma de sentirse realizado es compartir lo que tienes con otros. Esto puede incluir tiempo, dinero, o habilidades.

Si estás usando estos recursos para ayudar a otros, no solo lo estás ayudando, pero también ganas mayor felicidad.

  1. Cuida de ti mismo

Aunque es genial ayudar a otros, es vital que no descuides tus propias necesidades. Date un descanso cuando lo necesites. Lleva una vida activa y saludable.

Si estás cuidando de ti, serás mucho más capaz de influenciar a otros alrededor de ti y sentirte en bienestar.

  1. Encuentra lo bueno

Aunque pueda parecer que hay pocas cosas que apreciar en tu vida, debes buscar dentro de ti y reconocer las cosas que van bien. Encuentra las situaciones y las personas en tu vida por las que estas agradecido(a), y enfócate en ellas.

Enfocarte en lo positivo no solo te ayudara a sentir una mayor sensación de realización pero también te permitirá identificar las áreas en tu vida donde cambios deben de ocurrir.

La auto-realización no ocurre en un día, toma tiempo y un esfuerzo consciente, pero si sigues estos pasos y tomas acción para cambiar tus hábitos, puedes sentirte realizado con lo simple de la vida.

Encontrar felicidad en ti mismo se reflejara en todo lo que haces, me gustaría saber lo que trae esta sensación en tu vida. Puedes compartirlo en los comentarios.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, conferencista y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Actualmente trabaja como mentor de negocios y capacitador de futuros emprendedores. Vive para ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter, Facebook, e Instagram. También puedes apoyar sus obras en Patreon.

Crédito por la imagen: The Circle

Aprende a Confiar en ti y Tener un Éxito que Perdure

Mucha gente no confía en sí mismos. Es algo que he visto en varios de mis alumnos hasta en mí mismo. Sin embargo, aprendí a ir más allá de esto. Y quiero ayudarte a que también lo superes.

Si confiaras en ti mismo, ¿por qué tendrías miedo? No lo tendrías. Sin embargo, yo diría que el 99% de la gente no confía en ellos mismos. Esto les causa caos en su vida diaria.

La confianza, como todo lo demás, proviene de la repetición. La confianza es un hábito.

Ahora, ¿cómo aprendes a confiar en ti mismo? Al obtener los mismos resultados una y otra vez hasta que digas, “por supuesto que confió en este resultado. Lo espero. Confió que esta situación ocurrirá siempre.”

Empieza con una pequeña victoria. Hablo de metas más pequeñas. Es solo una diminuta victoria. Eso es todo. Cuando la gente aprende a no confiar en ellos mismos, es usualmente porque están lidiando con mucho.

Si realmente quieres cumplir algún objetivo o meta – y llevas meses o años tratando – olvida lo que has estado intentando para alcanzarla, y por ahora, trata un nuevo hábito o solución.

Al principio lo importante es no presionarte sobre estos cambios. Pequeñas victorias importan más que la imagen completa que se avecina. Confía en que eventualmente llegarás.

Cuando ganas, obtienes confianza. Cuando obtienes confianza, ganas tranquilidad. Consigue suficientes pequeñas victorias, y tomarás grandes metas.

Te aseguro que un día te darás cuenta, “wow, he hecho esto por meses, y no fue tan difícil. Ahora estoy listo para…” lo que sea para ti.

Sin importar la meta, todo es lo mismo. Si no confías en ti mismo en un área de tu vida, probablemente no confíes en ti de otras maneras. Una falta de confianza afecta a todos tus frentes. Lo que cambia es el concepto, el tema, el contenido.

Como tus problemas están conectados, las soluciones también. Si confías en ti, muchos de tus problemas que tienes en tu vida se irán.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: El Giraldillo

No Existe tal Cosa como una Mente Millonaria Promedio

En atletismo o cualquier carrera que requiera de una ventaja, he escuchado el mantra, “ve con todo o vete a casa.” Puede sonar duro, pero esta frase revela el secreto de una mente millonaria. Cuando se trata de hacer mucho dinero, no hay terreno medio o espacio para la mediocridad. En vez, tienes que ir con todo – o irte a casa y aceptar que la riqueza no es para ti.

¿Por qué no hay una mente millonaria promedio?

En general, la gente reconoce la verdad en esta frase. Después de todo, si vas a hacer algo, o lo haces lo mejor posible o mejor no lo hagas.

Aunque no tienes que necesariamente ser excelente en tus pasatiempos, para todo lo demás si aplica.

Considera, por un momento, la diferencia entre algo que haces por diversión contra algo que haces por tu vida. Cuando haces que te divierte lo haces y ya, pero ¿qué sucede con tu disciplina cuando uno se refiere a trabajo que realizas para alcanzar tu libertad financiera o vivir una mejor vida? Ser promedio en lo que te divierte está bien, pero no hay tal cosa como un millonario promedio. O eres un millonario o no lo eres.

La mente del millonario guerrero

Es aquí donde la mentalidad del guerrero lega. Para alcanzar la mentalidad millonaria, empieza a entrenarte para pensar como un guerrero. Recuerda, el guerrero siempre escoger ser un maestro. ¡Un guerrero tiene que serlo! No tiene otra opción. Para un verdadero guerrero, la maestría puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

La maestría no es una habilidad es un tema de disciplina, deseo, y compromiso de tomar tu vida al siguiente nivel. La mayoría de la gente no está viviendo ni siquiera cerca de su potencial porque están jugando en las ligas menores. En contraste, los de las ligas mayores, sin importar empleo o industria, están haciendo dinero porque no tienen miedo de ellos mismos. Adicionalmente, no tienen miedo al trabajo, la responsabilidad, o hacer los cambios necesarios. Ellos creen que deben jugar a lo grande para poder ganar.

¿Toma más trabajo jugar en las mayores que en las menores? No necesariamente. Toma más practica eso sí, pero a veces todo lo que toma son pequeños ajustes en tu forma de pensar y en cómo aplicas tus habilidades para hacer grandes cambios.

Cambia tu pensamiento

Si quieres dominar cualquier cosa, tendrás que hacer al menos algo diferente. Tus estándares deben cambiar. En vez de pensar, “esto está bien”, necesitas decir, “puedo hacerlo mucho mejor.” Luego, encuentra más razones para mantenerte mejorándote y crecer tu maestría.

¿Puedes ser un maestro en todo? No, ni nadie debe serlo. En vez, necesitas priorizar. Escoge y enfócate en las cosas que realmente quieres para ti. Lo que sea que escojas, promete si lo dominaras o mejor no. Recuerda, si no estás dispuesto a ver tu potencial y reservártelo, no dominarás mucho.

Siempre obtendrás por lo que estás dispuesto a conformarte. De hecho, la parte más difícil no es volverte un maestro. Es decidir que serás uno en primer lugar – y no retroceder desde ese momento.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook. También puedes apoyar sus creaciones en Patreon.

Crédito por la imagen: Gerson Gil