deja de procrastinar

Debes de Dejar de Perder el Tiempo

Habilidades en organización y la gestión del tiempo son esenciales para tu éxito. La gestión del tiempo es una elección, cómo decides utilizar tu tiempo depende de ti.

Desperdiciamos el tiempo al realizar actividades poco productivas. Desperdiciar el tiempo puede que funcione por unos cuantos minutos, pero se puede ir sumando cuando se deberían de estar haciendo las cosas.

Puedes incrementar tu productividad y moverte más cerca hacia tus metas solo al administrar qué estás haciendo y cuándo lo estás haciendo. El solo acto de darte un momento para pensar sobre el tiempo que tienes antes de que lo uses hará que mejores en la gestión de tu tiempo personal e incrementará tu productividad.

¿Por qué desperdiciamos el tiempo?

¿Por qué, entonces, la gente decide desperdiciar el tiempo? Esto es literalmente permitir que el tiempo se te vaya, en vez de aprovecharlo. Desperdiciar el tiempo es un ciclo vicioso. Lo que empieza como un pequeño descanso termina siendo un sinfin de horas deserdiciadas.

Alimenta tu falta de acción e interrumpe tu flujo de trabajo.

Cuando te encuentres en una de estas situaciones, detente por un segundo y piensa en lo que no estás logrando. Mientras más aplaces las cosas, más tiempo te tomará cumplir con la tarea. A veces una tarea parece tan desalentadora que no quieres empezarla y hasta te inventas otras tareas que hacer.

¿Quieres dejar de desperdiciar el tiempo?

Mientras más productivo seas, más motivado estarás para realizar las cosas y administrarás mejor tu tiempo. Sin embargo, no confundas el ser productivo con estar ocupado. Te dejo 3 consejos para dejar de desperdiciar el tiempo y cumplir con tus tareas.

1. Inicia por lo más difícil

Trabaja sobre la cosa más difícil en tu lista, o la cosa que roba más espacio en tu cabeza, y terminala de una vez. Se necesita de disciplina para terminar primero las tareas más difíciles, pero es un hábito que incrementará tus niveles de desempeño y productividad.

A veces tienes que ignorar cómo te sientes, y sólo empezar. Nadie quiere empezar una tarea difícil, pero la gente exitosa lo hace.

2. Haz una lista de tareas

También es útil realizar una lista de tareas temprano en la mañana ya que así estarás alerta lo que el resta del día. Yo recomiendo enlistar elementos o tareas en orden de urgencia o importancia, Hacer una lista es una forma muy efectiva de utilizar tus habilidades organizacionales.

¿Qué deberías completar hoy? ¿Qué cosas puedes posponer? Y más específicamente, ¿qué necesita hacerse antes de cierta hora hoy?

Empieza por eso último, y ve hacia abajo en tu lista hasta que llegues a las tareas no urgentes. Ahora ya te habrás librado de la rana más fea, y tu lista ya no parece tan difícil como antes.

3. Toma pequeños descansos

Asegúrate de dejar algo de tiempo para descansos mentales. Hablo de bloques de 10 a 15 minutos. Programar un bloque de tiempo para relajarse no es lo mismo que entretenerte en internet. Los descansos mentales son valiosos y de hecho aumentan tu productividad.

Escoge algo que distraiga tu mente de lo que estás trabajando por un momento. Una forma puede ser alejarte de las pantallas de tu PC, lap o celular; o cerrar los ojos por un momento. Si esto no es tu estilo, recarga energías al socializar por unos minutos.

¡Deja de desperdiciar el tiempo!

Cuando desperdicias tiempo, estás desperdiciando tus oportunidades de hacer más y ser más. La gente exitosa aprovecha al máximo cada hora de cada día, usando cada momento a su ventaja. Aprende a identificar lo que te distrae de lograr tus tareas cada día.

Recuerda esto:

La efectiva administración del tiempo es un hábito que puede ser aprendido.

Y empieza con la decisión de invertir tu tiempo en lo que es importante.

50 Trucos Para Hacer Todo Mejor, Más Rápido y Más Fácil (Parte 3)

Todos sabemos que cumplir tareas y objetivos es clave para alcanzar el éxito. Aunque es más difícil hacerlo que decirlo. Por este motivo esta serie de artículos con trucos para hacer todo mejor, más rápido y más fácil. Si no has leído la primera parte ni la segunda parte, solo da clic en los enlaces.

Ahora continuaremos con otros 10 hacks:

  1. No rompas la cadena: Usa un calendario para rastrear tus metas diarias. Cada día que hagas algo, como escribir un artículo o trabajar en ti, márcalos con una gran “X” roja. Cada día la cadena se hará más larga. ¡No rompas la cadena! Eso es, no dejes que ningún día no marcado con la “X” interrumpa tu cadena de días exitosos.
  2. Revisa: Programa tiempo contigo mismo cada semana para observar lo que has hecho esa semana y lo que quieres hacer la siguiente semana. Pregúntate si hay nuevos proyectos que deberías estar empezando, y si en lo que estás trabajando te está moviendo más cerca de tus metas de vida.
  3. Roles: Cada persona ocupa diversos roles en sus vidas. Por ejemplo, yo soy un escritor, un estudiante, un emprendedor, un hermano, un hijo, y etc. Entender tus diferentes roles y aprender a mantenerlos distintos cuando sea necesario puede ayudarte a mantener un sentido de balance entre ellos. Haz metas alrededor de varios roles que ocupas, y asegúrate que tus metas encajen con tus metas en otros roles.
  4. Fluye: El estado de flujo ocurre cuando eres absorbido en lo que sea que estás haciendo y no tienes idea del paso del tiempo y el trabajo solo ocurre automáticamente. Es difícil desencadenarlo conscientemente, pero puedes crear las condiciones para que esto ocurra al permitirte un bloque de tiempo ininterrumpido, minimizando las distracciones, y calmándote.
  5. Hazlo ahora: Pelea contra la procrastinación al adoptar el “¡hazlo ahora!” como tu mantra. Limítate a 60 segundos al momento de tomar una decisión, decide lo que harás en cada aspecto de tu vida tan pronto se te cruce en el camino, aprende a tomar decisiones intrépidas aun cuando no estés 100% seguro. Sigue moviéndote hacia adelante.
  6. Registro de tiempo: Los abogados tienden a rastrear todo lo que hacen en el día y cuánto tiempo tardan en hacerlo para que puedan cobrar a sus clientes. Debes poder explicar tus actividades a ti mismo, así que mantén un rastreo de cuánto tiempo realmente gastas en las cosas que importan para ti.
  7. Procrastinación estructurada: Una estrategia de reconocimiento y usar tu propia tendencia en procrastinar para hacer que las cosas se hagan. Elementos en el top de la lista son evitadas al hacer tareas menos difíciles y menos importantes que están más debajo de la lista – haciendo al indeciso altamente productivo. El truco es asegurarte que los elementos en el top son aparentemente urgentes – con fechas de entregas y aparentemente largas consecuencias. Pero, por supuesto, estas realmente no son tan urgentes. La procrastinación estructurada requiere una habilidad magistral de autoengaño, lo cual afortunadamente los grandes procrastinadores son excelentes en eso.
  8. Misión personal: Escribe una misión personal, y úsala como guía para fijar metas. Pregúntate si cada meta o actividad te mueve más cerca de alcanzar tu misión. Si no es así, elimínala. Periódicamente revísala.
  9. Planeación hacia atrás: Una estrategia de planeación que trabaja desde la meta hacia tu siguiente acción. Empieza con la meta final en mente. ¿Qué tienes que hacer para completarla? Ok, ahora, ¿qué tienes que tener en orden para lograr lo que tienes que tener en su lugar para completar tu meta final? Y, ¿qué tienes que tener en su lugar para logra aquello? Y así sucesivamente, de regreso en algo que ya tienes en orden y/o puedes poner en orden inmediatamente. Esa es tu siguiente acción.
  10. Desconéctate: Crea una zona personal privada usando audífonos. La gente tiende a titubear más cuando alguien está usando audífonos. Nota: de hecho escuchar música a través de tus audífonos es opcional – nadie sabe solo tú.

¿Qué te parecen estos nuevos 10 hacks? Deja un comentario con tu opinión.

Cristopher Ramírez es emprendedor, escritor, motivador, filósofo y estratega. Ha tenido la oportunidad de desarrollar y estar involucrado en la creación de varias empresas. Es autor de Imperio Emprendedor – Mentalidad para la Era Startup, libro centrado en dar el empujón a los emprendedores a un nivel emocional. Y busca ayudar a otros a encontrar su camino hacia la grandeza. Pueden seguirlo en Twitter y en Facebook.

Crédito por la imagen: Blacktip